Régimen matrimonial de los extranjeros

AutorManuel Faus
Cargo del AutorNotario


La determinación del régimen matrimonial de un extranjero casado tiene enorme trascendencia en orden a los actos dispositivos futuros.

Contenido
  • 1 Indicación general
  • 2 RÉGIMEN MATRIMONIAL
  • 3 Pactos en capítulos otorgados por cónyuges extranjeros
  • 4 Traducción oficial de documentos
  • 5 Recursos adicionales
    • 5.1 En formularios
    • 5.2 En doctrina
  • 6 Legislación básica
  • 7 Legislación citada
  • 8 Doctrina Administrativa citada
Indicación general

En efecto, en materia de extranjeros hay tres temas importantes:

a.- Su identificación

b.- El problema del régimen matrimonial de los casados y

c.- Las especialidades en el caso de venta: retención y Plus valía.

Para los puntos a) y c), respectivamente, puede verse los temas Identificación y capacidad de no residentes. Problema del cambio de documento identificativo: NIF/NIE y Venta de un no residente. Retención y plus valía

Tratemos el punto b): el Régimen económico -matrimonial de los extranjeros:

El problema, cuando unos cónyuges extranjeros compran, es qué ocurre con su régimen económico matrimonial: nos podemos encontrar con que no exista propiamente régimen económico matrimonial, o que estemos ante un caso claro de régimen (comunidad universal, separación, régimen de participación, régimen similar al de gananciales del derecho común, etc.), pero también puede ocurrir que ni los otorgantes ni el profesional conozcan cual es el régimen económico de los cónyuges y, además, hay los supuestos en que hay un elemento transfronterizo, como el matrimonio de cónyuges de distinta nacionalidad.

Ciertamente el régimen se hace constar por manifestación de los otorgantes, pero tiene una singular importancia en el momento de la transmisión o gravamen de la finca, por si fuere preciso el consentimiento del otro cónyuge si no comparece.

Veamos:

RÉGIMEN MATRIMONIAL

Regla general:

La regla general es que el determinar a qué régimen económico matrimonial están sujetos unos cónyuges determinados, sean nacionales o extranjeros, es responsabilidad de los otorgantes, con el debido asesoramiento notarial (según el artículo 159 del Reglamento Notarial: «bastará la declaración del otorgante»); por ello, es suficiente la declaración de los otorgantes en la escritura, sin que deban justificar el régimen alegado (Resolución de la DGRN de 19 de octubre de 2018). [j 1]

Como dice la Resolución de la DGRN de 6 de noviembre de 2019 [j 2] en la escritura deberá constar cuál ha de ser la norma aplicable a las relaciones patrimoniales entre cónyuges, sin confundir la falta de obligación de conocer el Derecho extranjero con el deber de determinar cuál es la legislación extranjera aplicable. En el caso de esta Resolución, en un caso de compra por un nacional francés casado en régimen de separación de bienes pactado, se exige además para poder practicar la inscripción de la compraventa aportar acta o certificado de matrimonio donde conste su celebración y fecha y en la que conste el contrato celebrado.

SUPUESTOS:

A).- Situación según la fecha del matrimonio:

1.- Matrimonios celebrados antes del 29 de enero de 2019: es aplicable la doctrina tradicional, a saber:

1.1. Matrimonios de la misma nacionalidad:

a).- La posibilidad de no tener que señalar en el título el régimen concreto de unos cónyuges adquirentes. No se precisaba, según numerosas Resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado, indicar el concreto régimen económico, bastando decir que adquirían con sujeción a su régimen matrimonial.

El problema se aplaza para más tarde, cuando se pretenda la enajenación: es entonces cuando deberá demostrarse el régimen concreto; pero no habrá tal problema si la venta se realiza con la concurrencia de ambos consortes. Así la Resolución de 23 de Noviembre de 2002, [j 3] y la Resolución de 21 de febrero de 2003 [j 4] insistía en ello; el caso era el siguiente: Un italiano, casado bajo el régimen legal supletorio sueco, adquiere para su comunidad de bienes. El Registrador deniega la inscripción exigiendo que se indique en qué proporción han adquirido ya que el condominio que recoge nuestro derecho es el romano o por cuotas....siendo la comunidad germánica excepcional.... debiéndose probar el Derecho extranjero.... La D.G. advierte que si se adquiere para un régimen de comunidad, se trata de comunidad germánica, sin cuotas, por lo que no pueden establecerse las mismas; y en relación a la prueba del régimen extranjero recuerda que la práctica y la doctrina han llegado a la conclusión de no entender necesario expresar el régimen en la inscripción, difiriendo el problema para el momento de la enajenación posterior y por ello el art. 92 del Reglamento Hipotecario (RH) se limita a exigir que se exprese en la inscripción que el bien se adquiere con sujeción a su régimen matrimonial. En el mismo sentido se pronuncia la Resolución de la DGRN de 14 de octubre de 2003 [j 5] y, más recientemente, la Resolución de 16 de junio de 2014 [j 6] y la Resolución de 3 de mayo de 2016. [j 7]

b).- Naturalmente, como se ha dicho, y recuerda la la Resolución de la DGRN de 28 de octubre de 2015, [j 8] en un caso de venta por extranjero, si en el Registro no constare su régimen, será necesario que en la escritura de venta conste determinado el régimen económico matrimonial de modo que el registrador pueda dar debido cumplimiento a las previsiones establecidas en el art. 18 de la Ley Hipotecaria.

c). Este diferir el tema para más tarde no está exento de problemas, como es de ver en el caso de la Resolución de la DGRN de 5 de marzo de 2018, [j 9] en el que practicada la inscripción a favor de un extranjero casado con sujeción a su régimen económico matrimonial, sin estar acreditado el régimen concreto, se suspende un testimonio de un decreto de adjudicación recaído en procedimiento de ejecución hipotecaria, por no haber sido demandando el cónyuge del titular registral.

d). Algunos casos tratados por la DGRN:

  • Si el régimen legal de un extranjero era el de separación de bienes (o no había propiamente régimen matrimonial), la DGRN indica que deberá indicarse en qué cuotas adquieren los cónyuges: por todas, la Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 4 de febrero de 2004: [j 10] unos cónyuges de nacionalidad británica, compran una finca con arreglo a su régimen matrimonial; el Registrador, que manifiesta conocer el derecho británico, exige que se exprese en qué proporción compran y la DGRN dice:
afirmado por el Registrador que el derecho británico desconoce la idea de régimen económico-matrimonial, por lo que la adquisición es como la de un sistema de separación, y sin que esta afirmación haya sido desvirtuada, el artículo 54 del Reglamento Hipotecario impone que debe fijarse la cuota indivisa correspondiente a cada uno de los adquirentes.

* Adquisición por mitad: supuesto distinto es el de la Resolución de la DGRN de 2 de abril de 2018; [j 14] adquieren unos cónyuges conforme a su régimen matrimonial, y aunque al Registrador le consta que el régimen es el de comunidad, pero no se indica en el título que la adquisición es privativa, debe aplicarse el art. 92 de la LH, es decir, se permite que la inscripción se practique a favor del cónyuge comprador de la cuota respectiva, con sujeción a su régimen matrimonial de comunidad. Es la misma solución dada en la Resolución de la DGRN de 1 de marzo de 2019 [j 15] en que unos cónyuges franceses compran «por mitad y en proindiviso, de conformidad con su régimen económico matrimonial».

1. 2.- Matrimonio entre nacionales distintos

Por ejemplo: español/a con extranjero/a o extranjeros de distintas nacionalidades. Aquí ya no era posible decir que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR