Una valoración de los procesos de fusión en el sector financiero europeo

Page 11

La creación de la UEM podría pues contemplarse como un factor potencialmente relevante para explicar este proceso de concentración, junto con la innovación tecnológica y la desregulación de los mercados financieros internacionales. No obstante, el grueso de la actividad de fusiones y adquisiciones, tanto en número como en valor de las operaciones, ha consistido en transacciones entre entidades de un mismo país, lo que parece evidenciar que los grupos bancarios europeos han preferido consolidar su posición en el mercado nacional con el fin de afrontar un entorno previsiblemente más competitivo antes de embarcarse en una estrategia de expansión en un ámbito geográfico más amplio.

La relativa escasez de operaciones transfronterizas puede reflejar, en cier ta medida, que las dificultades de integración que caracterizan a todo proceso de fusión tienden a acentuarse en las operaciones internacionales por la posible existencia de barreras de diversa índole -diferencias en cultura empresarial o en el marco regulatorio, entre otras- que hagan más difícil la consecución de ganancias de eficiencia, que, junto con las mejoras de posición competitiva y la diversificación de riesgos, constituyen los motivos subyacentes a las operaciones de integración empresarial.

En este artículo se ofrece un panorama de la evolución de las operaciones de fusión y adquisición en el sector financiero dentro de la Unión Europea en el período transcurrido desde la introducción de la moneda única, y se realiza un análisis de sus implicaciones sobre el valor de las acciones de las empresas involucradas y la rentabilidad y la eficiencia de las entidades fusionadas.

1. Evolución reciente de la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector financiero europeo

La evolución de la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector financiero de la Unión Europea ha mostrado un comportamiento marcadamente cíclico y, en líneas generales, similar al observado en otros sectores de actividad. La actividad de integración empresarial en el sector financiero, dominada a lo largo del período analizado por operaciones nacionales, alcanzó un máximo cíclico en 2000, experimentando una reducción sustancial en los años posteriores, aunque se observa una recuperación en 2003 y 2004 que parece confirmarse con la evidencia ya disponible correspondiente a 20052.

Sin embargo, pese a la coincidencia del perfil de evolución en la actividad de consolidación empresarial en el sector financiero con el de otros sectores, es posible identificar algunos rasgos diferenciales en cuanto a las características de las operaciones de integración entre empresas financieras. En primer lugar, el tamaño medio de las operaciones en el sector financiero es sustancialmente mayor que en otras parcelas de la actividad económica. Así, en el período 1999-2004, mientras que el tamaño medio de las transacciones entre empresas financieras se situó por encima de los 300 millones de euros, esta cifra no alcanzó los 100 millones de euros en el caso de operaciones en otros sectores.

Además, la ratio entre los tamaños de las empresas compradoras y compradas es notoriamente superior en las transacciones en el sector financiero. En segundo lugar, el peso, medido en términos de valor, de las fusiones internacionales en el total Page 12 de las operaciones es notablemente menor en el sector financiero que en el resto de sectores. En el período 1999-2004, el volumen monetario de las transacciones internacionales representó aproximadamente el 20% del total de las operaciones entre empresas financieras, alcanzando esta proporción el 45% en el caso de las fusiones en los sectores no financieros.

Sin embargo, en términos de número de operaciones, las fusiones internacionales representaron algo más del 20% del total de operaciones tanto en el sector financiero como en el resto de sectores. Esta evidencia sugiere que en los sectores no financieros las operaciones internacionales tienen un volumen medio sustancialmente superior al de las operaciones nacionales. Además, las diferencias de tamaño entre las entidades fusionadas son más reducidas que en el sector financiero.

Estos rasgos revelan que, en algunos casos, este proceso de integración entre compañías no financieras ha originado empresas con un verdadero carácter paneuropeo, con una distribución equilibrada de sus actividades entre distintos países europeos. Por el contrario, en el sector financiero, la evidencia anterior sugiere que han primado las operaciones de consolidación a nivel nacional, favoreciendo la aparición de grandes instituciones nacionales, con solo una presencia muy secundaria en otros países. De hecho, han sido muy escasas las operaciones internacionales entre empresas financieras de gran dimensión.

En cuanto a la distinción por segmento de actividad, la proporción de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR