DECRETO 41/2002, de 5 de marzo, del Gobierno Valenciano, por el que se regula el procedimiento de autorización administrativa y funcionamiento de los establecimientos de óptica de la Comunidad Valenciana. [2002/X2354]    

SecciónI - Disposiciones Generales
EmisorConselleria de Sanidad
Rango de LeyDecreto

DECRETO 41/2002, de 5 de marzo, del Gobierno Valenciano, por el que se regula el procedimiento de autorización administrativa y funcionamiento de los establecimientos de óptica de la Comunidad Valenciana. [2002/X2354]

El artículo 38 del Estatuto de la Comunidad Valenciana atribuye a la Generalitat Valenciana el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado en materia de sanidad interior.

Las Leyes 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, y 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento, promueven el efectivo derecho de todos los españoles a la protección de su salud y someten a las Administraciones a la ineludible obligación de vigilar y controlar los establecimientos sanitarios, de forma que quede garantizada dicha protección, individual y colectivamente.

El Decreto 2.177/1978, de 1 de septiembre, de registro, catalogación e inspección de centros, servicios y establecimientos sanitarios, establece en su artículo 2 la obligación de que todos los centros, servicios y establecimientos sanitarios, civiles, públicos y privados de cualquier clase y naturaleza, quedarán sujetos a autorización administrativa previa a su creación, modificación, calificación, acreditación, catalogación y registro.

Asimismo, el Real Decreto 278/1980, de 25 de enero, sobre transferencia de funciones y servicios en materia de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, cultura y sanidad, en su artículo 14.1, apartado g), atribuye a la Generalitat Valenciana la competencia respecto al otorgamiento de la autorización para la creación, construcción, modificación, adaptación o supresión de centros, servicios y establecimientos sanitarios.

La naturaleza sanitaria de los establecimientos de óptica se desprende de su finalidad y de las técnicas y productos que se utilizan en su seno, así como de la formación en ciencias de la salud de los titulados universitarios en Óptica responsables de los mismos.

Resulta pertinente, pues, la adopción de una normativa específica reguladora de la instalación, apertura, funcionamiento y registro de los establecimientos de óptica, que establezca los requisitos y condiciones mínimas de obligado cumplimiento para dichos establecimientos, en orden al logro de aquel objetivo exigido por el interés público, sanitario y social y que fije unas prescripciones que aseguren la adecuada adquisición, almacenamiento, distribución, venta, adaptación y suministro de artículos correctores y compensadores de la visión, así como equipos de protección individual, y el correcto funcionamiento del establecimiento de óptica y su garantía de calidad, mediante unas Prácticas Correctas de Funcionamiento de Ópticas. Estas Prácticas Correctas serán periódicamente actualizadas conforme al estado de los conocimientos científicos y técnicos, añadiéndose, cuando sea necesario, directrices complementarias de aplicación más particular.

Por todo lo cual, a propuesta del conseller de Sanidad, conforme con el Consejo Jurídico Consultivo de la Generalitat Valenciana y previa deliberación del Gobierno Valenciano, en la reunión del día 5 de marzo de 2002, DISPONGO Capítulo I Disposiciones generales

Artículo 1 Objeto y ámbito de aplicación 1

El presente decreto, aplicable a todos los establecimientos de óptica radicados en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana, tiene por objeto determinar los requisitos que estos deben cumplir y establecer el procedimiento de concesión de autorización administrativa sanitaria y de funcionamiento de los mismos.

  1. Las ópticas son establecimientos sanitarios en los que, bajo la dirección técnica de un óptico-optometrista titulado universitario, debidamente colegiado, con titulación oficial del Ministerio de Educación y Ciencia, mediante las instalaciones y con sujeción a los requisitos personales y materiales establecidos en el presente Decreto, pueden desarrollar las actividades que se enuncian en el siguiente apartado.

  2. En dichos establecimientos se pueden efectuar las actividades siguientes:

. Examen y análisis visuales mediante lentes, prismas o entrenamientos visuales y optométricos.

. Mejora del rendimiento visual por medios físicos, tales como las ayudas ópticas (gafas graduadas, gafas protectoras, gafas filtrantes de las radiaciones solares o lumínicas de origen natural o artificial, gafas solares, lentes de contacto y otros medios adecuados), entrenamiento, prácticas de optometría, reeducación, prevención y otras actividades similares.

. Tallado, montaje, adaptación, suministro, venta, verificación o control de los medios adecuados para la prevención, detección, protección, compensación y mejora de la visión.

. Venta, almacenamiento y distribución de productos para limpieza y mantenimiento de las lentes de contacto. . Ayudas en baja visión.

. Adaptación de prótesis oculares, bajo prescripción facultativa.

. Venta al por menor de monturas para lentes oftálmicas.

. Adaptación de ayudas en baja visión.

. Aquellas otras actividades para las que el título de óptico-optometrista capacite legalmente.

Cuando estas actividades se desarrollen en otros establecimientos sanitarios, se entenderán sujetas a la presente normativa y cuantas disposiciones la amparen o desarrollen, debiendo obtener, los titulares, autorización de apertura y funcionamiento como establecimiento de óptica.

Con la salvedad establecida en lo que se refiere a la dispensación de productos sanitarios según la legislación vigente.

Artículo 2 Condición de establecimientos sanitarios de las ópticas Las ópticas tendrán, a todos los efectos, la condición de establecimientos sanitarios, conforme a las previsiones del artículo 29 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad

Para la realización de sus actividades requerirán autorización sanitaria, que se concederá una vez que se haya comprobado que el solicitante reúne las condiciones personales y materiales que permitan garantizar la correcta realización de su actividad.

Capítulo II Requisitos del personal sanitario Artículos 3 a 5
Artículo 3 Condiciones personales del director-técnico, sus adjuntos o sustitutos 1

Los establecimientos de óptica deberán disponer de un director-técnico óptico-optometrista, que debe encontrarse en posesión de la titulación universitaria oficial del Ministerio de Educación y Ciencia.

  1. Cuando las características del establecimiento de óptica así lo requieran por el número de pacientes o el horario de atención al público, deberán contar, además de con el director-técnico, con ópticos-optometristas adjuntos o sustitutos.

  2. Tanto el director-técnico como los demás ópticos-optometristas adjuntos o sustitutos deberán estar debidamente colegiados, en condición de ejercientes, en el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas.

  3. Tanto el director-técnico como los ópticos-optometristas adjuntos o sustitutos tendrán la consideración de personal sanitario y serán responsables de la aplicación de las Prácticas Correctas de Funcionamiento de Ópticas, debiendo definirse en la descripción de funciones.

Artículo 4 Funciones del director-técnico
  1. El director-técnico de los establecimientos de óptica tiene encomendadas las siguientes funciones:

    1. El director-técnico será el responsable de cuantas actividades y servicios se realicen en el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR