El trabajador responde de las retenciones incorrectas de IRPF

AutorLaura Pérez Benito - Cristina Martín del Peso
Páginas11-11
Novedades Jurisprudenciales Laboral 11
EL TRABAJADOR RESPONDE DE LAS RETENCIONES INCORRECTAS DE IRPF
Sentencia de la Sala de lo Social Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 11 de abril de 2016
(Rec. núm. 591/2016)
Una reciente sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha declarado que
corresponde al trabajador el abono de las cuotas de IRPF ingresadas incorrectamente por parte de la empresa.
No obstante, esta responsabilidad tributaria del trabajador tiene ciertos matices en el ámbito social, lo que hace
necesario examinar los hechos que dan lugar a este pronunciamiento.
En el supuesto enjuiciado, el trabajador despedido en 2006 había firmado con la empresa un pacto de no competencia
que supondría el abono al trabajador de 121.294 euros brutos.
Sin embargo la empresa, al efectuar la correspondiente retención de IRPF, calificó esta cantidad como renta irregular,
teniendo en cuenta que esta calificación lleva aparejado un beneficio fiscal del 40%.
En consecuencia, cuando el trabajador presenta su declaración-autoliquidación en 2010, se inicia un procedimiento
de comprobación por par te de la Inspección de Hacienda. En este procedimiento, la Inspección concluye que las
cantidades percibidas en virtud del pacto de no competencia no tienen carácter de renta irregular, obligando así al
trabajador a regularizar su situación tributaria, a abonar los respectivos intereses de demora, y condenándole al pago
de una sanción. Señala la Inspección que la conducta del trabajador ha supuesto una vulneración de su obligación de
presentar correctamente sus declaraciones tributarias ya que la norma es clara y el trabajador debía conocerla.
Finalmente, el trabajador regulariza su situación e interpone demanda de reclamación de cantidad contra la empresa
ante la Jurisdicción Social.
El trabajador alega en primer lugar que el pacto indemnizatorio establecía que las cantidades abonadas eran netas, y
por consiguiente, la empresa estaba obligada al abono de la cantidad neta. En consecuencia, al no recibir la cantidad
correcta, las consecuencias fiscales soportadas no habían sido convenidas por las partes, estando obligada la empresa
a indemnizarle por los daños y perjuicios sufridos.
La Sala considera que no se aprecia un incumplimiento culpable de la empresa que dé lugar a una indemnización por
daños y perjuicios, dado que en el pacto indemnizatorio de las partes se habían fijado los importes en bruto y no una
cantidad neta concreta como sostiene el trabajador.
A pesar de lo anterior, la Sala entiende que la empresa sí incumplió con su obligación de realizar correctamente las
retenciones de I RPF. De este modo, pese a que el trabajador responde de la regularización tributaria – el abono de
la diferencia entre las cantidades retenidas y las que efectivamente debería haber retenido- la empresa no puede
quedar eximida de toda responsabilidad, estando el trabajador facultado para reclamarle ante la Jurisdicción Social
los intereses de demora y el importe de la sanción tributaria impuesta.
Laura Pérez Benito • Abogada
Cristina Martín del Peso • Estudiante en prácticas

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR