A tener en cuenta

Josef Ackermann, que en mayo de 2002 sucederá al actual presidente de Deutsche Bank, Rolf E. Breuer, ha asegurado en declaraciones al diario ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ que “casi todos los bancos alemanes son candidatos a una OPA hostil, debido a su escaso valor en bolsa”. Ackermann señala además que Deutsche Bank, la primera entidad bancaria europea, cuyo valor bursátil es sólo entre una octava y novena parte del estadounidense Citigroup, corre por tanto el peligro de ser absorbido.

“Si esta entidad no alcanza unos beneficios del 15 por ciento después de impuestos respecto a su capital social, tal como exigen los inversores internacionales, no estoy seguro de que en dos años aún hablemos en alemán en el banco”, ha ironizado Ackermann, recordando que, aunque no es necesario que todos los sectores de su banco generen beneficios, no es de recibo que la división de créditos sólo rinda entre el 2 y el 4 por ciento frente al capital social. Asimismo, recordó que en el tercer trimestre de este año, casi todos los bancos alemanes registraron resultados miserables y que ninguno ganó dinero en el mercado nacional, salvo Deutsche Bank, y la cantidad que alcanzó éste tampoco fue elevada. Entre las principales entidades alemanas, Commerzbank está considerado como el candidato más posible a una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR