STS, 16 de Marzo de 2011

PonenteOSCAR GONZALEZ GONZALEZ
ECLIES:TS:2011:1407
Número de Recurso4244/2006
ProcedimientoRECURSO CASACIÓN
Fecha de Resolución16 de Marzo de 2011
EmisorTribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a dieciséis de Marzo de dos mil once.

En el recurso de casación nº 4244/2006, interpuesto por don Baltasar , don Celestino , doña Margarita y doña Palmira , como herederos de Don Evaristo , representados por el Procurador don Alberto Fernández Rodríguez, y asistidos de letrado, contra la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en fecha 11 de mayo de 2006, recaída en el recurso nº 490/2003 , sobre IRPF; habiendo comparecido como parte recurrida la ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO, dirigida y asistida del Abogado del Estado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

En el proceso contencioso administrativo antes referido, la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional (Sección Segunda) dictó sentencia desestimando el recurso interpuesto por don Baltasar , don Celestino , doña Margarita y doña Palmira , como herederos de Don Evaristo , contra la Resolución del TEAC, de fecha 7 de febrero de 2003, que desestimó el recurso de alzada interpuesto contra otra del TEAR de Navarra, de fecha 29 de diciembre de 1999, por IRPF, ejercicio 1992, y cuantía de 770.021 euros (128.120.735 pesetas).

Dicha sentencia parte de los siguientes antecedentes:

"La adecuada resolución del recurso exige partir de los datos que, a renglón seguido, se relacionan y que resultan del expediente remitido a la Sala.

En fecha 20 de octubre de 1998 los servicios de Inspección de la Delegación Especial de Navarra de la AEAT incoaron a D. Evaristo Acta de disconformidad, modelo A02, núm. NUM000 , por el concepto y ejercicio referidos, en la que se hacía constar, básicamente, lo siguiente:

1. El 25 de junio de 1991 se constituyó la entidad PATRIMONIAL TRUST SL, entidad en régimen de transparencia fiscal, con un capital social de 500.000 ptas (500 participaciones), suscribiendo D. Evaristo 90 participaciones (representa el 18% del capital social), su esposa Dña. Juana 90 participaciones (representa el 18% del capital social) y los cuatro hijos de ambos el resto de las participaciones 320 (representa el 64% por partes iguales).

2. El 27 de septiembre de 1991 la citada entidad amplia capital. La ampliación de capital se realiza mediante aportación no dineraria representada por 492.100 participaciones sociales de 1.000 ptas de valor nominal cada una. D. Evaristo previa renuncia de los demás socios a su derecho de suscripción preferente, suscribe la totalidad de las acciones mediante la aportación de 49.210 acciones de la entidad EL CORTE INGLÉS SA de 10.000 ptas de valor nominal.

3. El 5 de febrero de 1992 la entidad PATRIMONIAL TRUST SL realizó otra ampliación de capital social de 100.000 participaciones sociales de 1.000 ptas de valor nominal, renunciando D. Evaristo y su esposa Dña. Juana al derecho de suscripción preferente, suscribiendo cada uno de sus cuatro hijos 25.000 participaciones. Para que los hijos hayan podido suscribir las 100.000 participaciones sociales nuevas, han recibido 492.280 derechos de suscripción mediante la transmisión a título gratuito de dichos derechos de suscripción por parte de D. Evaristo y de su esposa Dña. Juana , derechos de suscripción que han aceptado los hijos ya que han suscrito la totalidad de las participaciones sociales nuevas.

4. Procede incrementar la base imponible declarada en 146.797.569 ptas (882.271,16 euros) en concepto de incrementos de patrimonio regulares derivados de transmisiones a título lucrativo, artículos 44 y 47 de la Ley 18/1991 de IRPF .

5. El acta es previa, en base a lo establecido en el artículo 50.3.c del RD 939/1986 .

La deuda tributaria propuesta ascendía a 128.120.735 ptas (770.021,13 euros) de las que 82.206.638 ptas (494.071,84 euros) corresponden a la cuota y 45.914.097 ptas (275.949,28 euros) a los intereses de demora.

Una vez emitido el preceptivo informe ampliatorio, el Inspector Regional de la Delegación Especial de Navarra de la AEAT dicta, en fecha 23 de noviembre de 1998, el correspondiente acuerdo de liquidación tributaria confirmando la propuesta contenida en el acta. Dicho acuerdo se notifica al interesado en fecha 1 de diciembre de 1998.

Contra dicho acto de liquidación el interesado interpuso reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Regional de Madrid, que la remitió al Tribunal Regional de Navarra, y que fue registrada con el núm. NUM001 . Previa puesta de manifiesto del expediente, los herederos del reclamante presentaron escrito de alegaciones en fecha 21 de abril de 1999.

En fecha 18 de noviembre de 1998 se acordó el inicio del expediente sancionador por infracción tributaria grave, mediante el procedimiento abreviado, realizando el instructor la preceptiva propuesta de resolución relativa a la imposición de sanción del 50% de las cantidades dejadas de ingresar por importe de 41.103.319 ptas (247.035,92 euros), comunicando al interesado su derecho a presentar alegaciones, previa puesta de manifiesto del expediente, y dictando el Inspector Jefe el correspondiente acuerdo de imposición de sanción por el referido importe, que fue notificado el día 8 de marzo de 1999. Contra dicho acuerdo se interpuso por los herederos de D. Evaristo reclamación económico administrativa ante el Tribunal Regional de Navarra, que fue registrada con el núm. NUM002 .

El Tribunal Regional de Navarra, en resolución de fecha 29 de diciembre de 1999, acordó estimar en parte la reclamación anulando el acuerdo que impone la sanción por importe de 41.103.319 ptas (247.035,92 euros) de acuerdo con el artículo 89.3 de la Ley General Tributaria y confirmar la liquidación del IRPF del ejercicio 1992 .

Contra dicha resolución los herederos de D. Evaristo interpusieron recurso de alzada ante el Tribunal Económico Administrativo Central que, en resolución de fecha 7 de febrero de 2.003, ahora combatida, acuerda desestimar el recurso y confirmar la liquidación impugnada".

SEGUNDO

Notificada esta sentencia a las partes, por los recurrentes se presentó escrito preparando recurso de casación, el cual fue tenido por preparado en providencia de la Sala de instancia de fecha 14 de junio de 2006, al tiempo que ordenó remitir las actuaciones al Tribunal Supremo, previo emplazamiento de los litigantes.

TERCERO

Emplazadas las partes, los recurrentes (don Baltasar , don Celestino , doña Margarita y doña Palmira ) comparecieron en tiempo y forma ante este Tribunal Supremo, y formularon en fecha 21 de julio de 2006, el escrito de interposición del recurso de casación, en el cual expusieron los siguientes motivos de casación:

1) Al amparo de lo preceptuado en el nº 1, letra d) del art. 88 de la Ley Jurisdiccional , por infracción de los arts. 44 y 47 de la Ley 18/1991 del IRPF .

Terminando por suplicar dicte sentencia por la que, estimando el recurso de casación y los motivos expuestos, se case y anule la sentencia de instancia y resuelva conforme a derecho, es decir, anulando la liquidación tributaria y el acuerdo del TEAC que motivó el recurso contencioso administrativo de instancia.

CUARTO

Por providencia de la Sala, de fecha 14 de mayo de 2007, se acordó admitir a trámite el presente recurso de casación, ordenándose por otra de 11 de junio de 2007, entregar copia del escrito de formalización del recurso a la parte comparecida como recurrida (ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO), a fin de que en el plazo de treinta días pudiera oponerse al mismo, lo que hizo mediante escrito de fecha 26 de julio de 2007, en el que expuso los razonamientos que creyó oportunos y solicitó se dicte sentencia desestimando el recurso de casación, con expresa imposición de costas a la parte recurrente.

QUINTO

Por providencia de fecha 28 de diciembre de 2010, se señaló para la votación y fallo de este recurso de casación el día 9 de marzo de 2011, en que tuvo lugar.

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Oscar Gonzalez Gonzalez, Magistrado de la Sala

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

La sentencia de instancia, en el Fundamento de Derecho tercero, tras recordar que sobre la naturaleza jurídica del acto de renuncia al ejercicio del derecho de suscripción preferente a efectos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se había pronunciado esta Sala, en su sentencia de fecha 22 de octubre de 1998, rec. núm. 7489/1992 , y sobre la incidencia en la imposición de la renta del renunciante las sentencias de la propia Sala de la Audiencia Nacional de 20 de enero de 2003 (rec. 805/2000 ) y 3 de abril de 2003 (rec. 801/2000 ), confirma el criterio de la resolución impugnada y la liquidación tributaria efectuada, sobre la existencia de un incremento de patrimonio por transmisión lucrativa del derecho de suscripción preferente, por suponer una alteración patrimonial con arreglo al art. 44 de la Ley 18/1991, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas , ya que de hecho con la ampliación de capital efectuada por la sociedad Patrimonial Trust, S.L., en fecha 5 de febrero de 1992, los hijos pasan de ostentar el 0Ž6496144292 al 16,9287884 % de las 49.210 acciones de El Corte Inglés, S.A., que fueron aportadas en la ampliación.

Por otra parte, la Sala mantiene la valoración del incremento calculado por la Inspección, en base a lo dispuesto en el art. 47 de la citada Ley , por la diferencia entre el valor teórico contable de las acciones antes y después de la ampliación de capital.

SEGUNDO

La parte recurrente articula un único motivo de casación, sin expresar el apartado en que se ampara, aunque si lo hizo en el escrito de preparación, al invocar el art. 88.1.d) de la Ley Jurisdiccional , por infracción de los artículos 44 y 47 de la Ley 18/1991, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas .

Sin discutir la existencia ni el concepto valor teórico de los derechos de suscripción, argumenta que todas las ampliaciones de capital efectuadas se hicieron con renuncia expresa de todos los socios al derecho de suscripción preferente, como resulta natural en las sociedades no cotizadas en mercado secundario y, más aún, en sociedades en las que los socios pertenecen al mismo grupo familiar, negando que hubiera existido acto cognoscitivo alguno que implicara ánimo donatario.

Además, reitera lo que manifestó ante la Sala de instancia de que la Inspección basó toda su tesis en la existencia de una reserva oculta de 1.742.280.050 ptas. cuyo cálculo suponía gran cantidad de presunciones no demostradas, sin que al contribuyente se le ofreciera el derecho a discutir o proponer valor alternativo. Señala que la reserva oculta es el resultado de valorar las acciones de El Corte Inglés, S.A., a valor teórico, en lugar del valor asignado en la aportación, utilizándose el correspondiente al balance cerrado a "31 de diciembre de 2001" (sic), pero no aprobado en el momento de realizarse la ampliación de capital.

Por otra parte, en cuanto a la valoración del incremento, que se confirma por la sentencia, reproduce lo manifestado ante la Audiencia Nacional, por entender que se ha cometido una infracción de los artículos 44 y 47 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas , en cuanto el matrimonio no experimentó alteración en la composición de su patrimonio y para sostener la tesis de la Administración había que demostrar previamente la existencia de una transmisión oculta de los derechos de suscripción.

Agrega que en la normativa del impuesto existe una regulación especial para la transmisión onerosa de los derechos de suscripción pero no para la transmisión lucrativa de los mismos, por lo que, a efectos de la determinación del valor de enajenación y su correspondiente valor de adquisición, hay que acudir a las normas generalmente admitidas en Derecho, por lo que el valor de enajenación debe ser el valor real o valor del mercado, por la remisión de la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a la correspondiente al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y respecto al valor de adquisición había que acudir al Real Decreto 1643/1990, de 20 de diciembre , por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad, que establecía que el coste de los derechos de suscripción se determinará aplicando alguna formula valorativa de general aplicación y en armonía con el principio de prudencia.

TERCERO

Esta Sala, en su sentencia de 15 de febrero de 2011 , resolviendo caso similar al presente respecto de la esposa de Don Evaristo dijo lo siguiente:

"No podemos compartir el criterio de los recurrentes de inexistencia de donación en este caso, pues como indica la sentencia de instancia, a ello se opone la doctrina jurisprudencial de esta Sala.

En efecto, en las sentencias de 22 de octubre y 7 de noviembre de 1998 (respectivamente , casaciones 7489/92 y 9658/92 ), esta Sala ha subrayado (fundamentos jurídicos 2º y 3º , respectivamente) la dimensión patrimonial de los derechos de suscripción preferente, tal y como se deduce de los artículos 48, apartado 2, letra b), y 158, apartados 1 y 3, del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas aprobado en 1989. Ese carácter los hace susceptibles de disposición y de renuncia, tanto mediando precio como a título gratuito.

En principio, no toda renuncia sin contraprestación constituye una donación, siendo perfectamente posible un desistimiento no traslativo de derechos. Ahora bien, pueden darse casos, como los abordados en las dos sentencias anteriores de esta Sala, en los que, habida cuenta de cómo se desarrollaron los acontecimientos, la dejación no sea meramente abdicativa, sino que incorpore la voluntad de trasladar, por mera liberalidad, tales derechos al patrimonio de los otros socios.

Pues bien, en opinión de la Audiencia Nacional, que esta Sala comparte, tal es lo que ocurrió en el caso analizado. La sentencia recoge los hechos a que refiere el TEAC en la resolución impugnada, señalando que con la ampliación de capital efectuada por la sociedad Patrimonial Trust, S.L., en fecha de 5 de febrero de 1992, (que se había constituido en fecha 25 de junio de 1991 en régimen de transparencia fiscal, con un capital social de 500.000 ptas., 500 participaciones de 1000 ptas. de valor nominal, suscribiendo D. Evaristo , padre de los recurrentes, 90 participaciones, que representaba el 18 % del Capital social, su esposa Dª Juana otras 90 participaciones y, por tanto, otro 18 % del capital social, y los cuatro hijos de ambos el resto de las participaciones, 320, que representaba el 64 % por partes iguales), y por la previa ampliación realizada el 27 de septiembre de 1991 con la aportación no dineraria de 49.210 acciones de El Corte Inglés, los hijos de D. Evaristo y Dª Juana pasan a ostentar del 0Ž06496144292 al 16Ž9287884 % del capital social de la entidad patrimonial Trust, S.L., e indirectamente, a través de dicha entidad, el 16Ž9287884 % de las 49.210 acciones de El Corte Inglés, S.A., agregando que su conclusión se ve reforzada teniendo en cuenta la certificación expedida el 30 de julio de 1992 por el Consejero Delegado del Consejo de Administración de El Corte Inglés, S.A., en relación al acuerdo de 25 de agosto de 1991 por el que se autoriza a D. Evaristo , propietario de 49.210 acciones de la serie B y 586.600 acciones de la serie A de la entidad El Corte Inglés, S.A., para transmitir dichas acciones a favor de la sociedad patrimonial Trust, S.L., sociedad que, participada al 100 % por D. Evaristo y los miembros de su familia, había nacido como manifestaba el solicitante, con la filosofía de transmitir tanto a su mujer como a sus hijos el trabajo y el esfuerzo de toda su vida, teniendo como objeto social la adquisición, tenencia, disfrute y enajenación, por cuenta propia, de las acciones de la sociedad El Corte Inglés, S.A.

En este panorama, no parece extravagante afirmar que, como se dice en la sentencia impugnada, que, dado que la renuncia se ha producido sin remuneración, estamos en presencia de un negocio jurídico gratuito que constituye el hecho imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, cuya ley 29/87, en su articulo 3 .b) sujeta al mismo "la adquisición de bienes y derechos por donación o por cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e intervivos, precisando el art. 12 de su Reglamento de 1991 que, entre otros, tienen tal condición además de la donación: "b. La renuncia de derechos a favor de persona determinada".

La prueba de presunciones se admite en el ámbito tributario (artículo 118, apartado 2, de la Ley General Tributaria de 1963 ), siendo válida, como es sabido, si parte de unos hechos constatados por medios directos (indicios), de los que se obtienen, a través de una proceso mental razonado acorde con las reglas del criterio humano y suficientemente explicitado, las consecuencias o los hechos que constituyen el presupuestos fáctico para la aplicación de una norma (presunciones) [artículo 396, apartado 1, de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento civil (BOE de 8 de enero ) y, entre otras muchas, sentencias del Tribunal Constitucional 174/1985 (FJ 6 º) y 120/1999 (FJ 2º )]. Pues bien, dicha herramienta probatoria autoriza en el caso actual a concluir, partiendo de unas circunstancias demostradas (la ampliación del capital, la renuncia, la suscripción de la totalidad por los hijos y la nueva posición de estos últimos en la compañía tras la operación) y mediante un enlace preciso y directo de acuerdo con las reglas de aquel criterio humano, que hubo un acto de mera liberalidad hacia los hijos, aceptado mediante la suscripción de la ampliación.

[...] Por otra parte se queja la recurrente de la apreciación por la Inspección de una reserva de 1.742.280.050 ptas., por las circunstancias que se señalan en el informe, pero es lo cierto que los datos que se reflejan y que determinan el importe de la enajenación de los derechos de suscripción preferente no han sido desvirtuados en la instancia.

En efecto, el informe aludía a que no obstante la ampliación de capital de 27 de septiembre de 1991, realizada mediante la aportación no dineraria en la patrimonial Trust, S.L., por parte de D. Evaristo de 49.210 acciones de El Corte Inglés, de 10.000 ptas. de valor nominal, previa renuncia de todos los demás socios, por la que pasaba a ostentar el 99Ž916782 % del capital social, su esposa el 0Ž018270402 %, y los hijos indirectamente el 0Ž0649614292 %, el valor de transmisión como consecuencia de dicha aportación de acciones declarado por el matrimonio a efectos del IRPF del ejercicio 1991 fue de 2.234.380.050, existiendo una diferencia entre dicho valor y el declarado en la escritura de ampliación de capital social de Patrimonial Trust, S.L., 492.100.000 ptas., por importe de 1.742.280.050.

A partir de esta situación, la Inspección consideró que el valor teórico de la participación social a fecha del acuerdo de ampliación de 25 de enero de 1992 era de 4534,2585 ptas. importe que resultaba del cociente entre el neto patrimonial de la entidad y las 492.600 participaciones sociales antiguas, cuantificando el contenido económico del derecho de suscripción en el resultado del cociente entre las acciones nuevas y las acciones nuevas más las antiguas multiplicado por la diferencia entre el valor teórico de la participación social y el desembolso de la participación social nueva, 1000 ptas., valor que ascendía a la cantidad de 596Ž3986714.

[...] Respecto al valor de adquisición de los derechos de suscripción transmitidos de forma lucrativa, aunque la ley 18/91 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas nada establecía, si lo hacía en relación con las transmisiones onerosas en el apartado uno b) de su art. 48 , excluyendo el coste de los mismos, a efectos de calcular el incremento patrimonial que fiscalmente se producía.

Conviene recordar que en la Ley 44/1978, de 8 de septiembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas , la enajenación de los derechos de suscripción no tributaba, pero el importe obtenido se restaba del coste de adquisiciones de las acciones.

Como el sistema fuera utilizado para la transmisión de todo o parte del activo social de las empresas bajo apariencia de enajenación de derechos de suscripción surgidas de ampliaciones de capital generadas solo para tal fin, el Real Decreto Ley 1/1989 modificó el sistema de tributación de los derechos de suscripción preferente de valores no cotizados en Bolsa, pasando el importe obtenido de la transmisión a considerarse incremento de patrimonio a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto sobre Sociedades, considerándose como periodo de generación el comprendido entre el momento de adquisición del valor del que procediera el derecho y el de la transmisión de este último.

De esta forma se llega al art. 48.uno b) de la Ley 18/91 , que respecto a las transmisiones onerosas estableció que "El importe obtenido por la transmisión de derechos de suscripción procedentes de estos valores tendrá la consideración de incremento de patrimonio para el transmitente en el periodo impositivo aunque se produzca la citada transmisión".

Siendo todo ello así, nada impide que tratándose de transmisiones lucrativas se apliquen los mismos principios, a estos efectos, que se sientan en relación con las transmisiones onerosas de derechos, lo que nos lleva a que el coste de adquisición en todo caso de los derechos de suscripción a efectos fiscales sea cero".

CUARTO

Por todo lo expuesto, y con base en el principio de unidad de doctrina, procede desestimar el recurso de casación interpuesto, con imposición de costas a la parte recurrente, ante lo que previene el ap. 2 del art. 139.2 de la Ley Jurisdiccional , si bien la Sala limita, de acuerdo con lo que establece el ap. 3 de dicho precepto, los honorarios del Abogado del Estado a la cifra máxima de 6.000 euros.

En atención a todo lo expuesto, en nombre de Su Majestad EL REY,

FALLAMOS

Que declaramos no haber lugar y, por lo tanto, DESESTIMAMOS el presente recurso de casación nº 4244/2006, interpuesto por don Baltasar , don Celestino , doña Margarita y doña Palmira , como herederos de Don Evaristo , contra la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en fecha 11 de mayo de 2006, recaída en el recurso nº 490/2003 , con imposición de costas a la parte recurrente con el límite cuantitativo expresado en el último de los Fundamentos Jurídicos.

Así por esta nuestra sentencia, que deberá insertarse por el Consejo General del Poder Judicial en la publicación oficial de jurisprudencia de este Tribunal Supremo, definitivamente juzgando lo pronunciamos, mandamos y firmamos Rafael Fernandez Montalvo Manuel Vicente Garzon Herrero Manuel Martin Timon Joaquin Huelin Martinez de Velasco Oscar Gonzalez Gonzalez PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el mismo día de su fecha por el Magistrado Ponente Excmo. Sr. D. Oscar Gonzalez Gonzalez, estando constituida la Sala en audiencia pública de lo que, como Secretario, certifico.

38 sentencias
  • STSJ Andalucía 101/2019, 22 de Enero de 2019
    • España
    • 22 Enero 2019
    ...evitar a la demandante la declaración de la venta en el Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2011. La sentencia del Tribunal Supremo de 16 de marzo de 2011, recurso 4244/2006, señala en cuanto al valor de las presunciones en materia tributaria, que "La prueba de presunciones se admite en......
  • STSJ Cataluña , 22 de Marzo de 2021
    • España
    • 22 Marzo 2021
    ...331/09 ; 17 de noviembre de 2011, rec. 3979/07 ; y 18 de marzo de 2013 (rec. casación 392/11). En el mismo sentido, la STS de 16 de marzo de 2011 (rec. 4244/2006), señala, en cuanto al valor de las presunciones en materia tributaria, que "La prueba de presunciones se admite en el ámbito tri......
  • SAN, 15 de Julio de 2020
    • España
    • 15 Julio 2020
    ...AC Marca, SL, y así obtener una considerable rebaja de la tributación que les hubiera correspondido. La sentencia del Tribunal Supremo de 16 de marzo de 2011, recurso 4244/2006 , señala, en cuanto al valor de las presunciones en materia tributaria, que " La prueba de presunciones se admite ......
  • STSJ Extremadura 318/2019, 26 de Septiembre de 2019
    • España
    • 26 Septiembre 2019
    ...indirecto ha de probarse el fraude cometido a través de un expediente especial, tal como indica la norma. La sentencia del Tribunal Supremo de 16 de marzo de 2011, recurso 4244/2006, señala, en cuanto al valor de las presunciones en materia tributaria, que "La prueba de presunciones se admi......
  • Solicita tu prueba para ver los resultados completos

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR