La Agenda de Cooperación al Desarrollo del primer semestre 2012. La ayuda externa en un contexto adverso

AutorJuan Pablo Prado Lallande
CargoProfesor-Investigador, Universidad Autónoma de Puebla, México
Páginas251-263

Page 252

Introducción

Dado que el dinamismo de la cooperación internacional para el desarrollo (CID) depende en buena medida del contexto histórico en que esta actividad es practicada, y a que en el transcurso del 2012 la crisis económica continúa permeando las relaciones internacionales, durante los primeros meses de este año sus acciones enfrentaron enormes retos.

Sin embargo, debido al dinamismo que una amplia gama de actores del sistema de CID le confieren a este recurso de apoyo externo, cuyos fundamentos se debaten entre sus motivaciones políticas y solidarias, ocasiona que sus múltiples acciones generen diversas repercusiones en el escenario internacional. El perfil y principales tendencias de tales prácticas realizadas al amparo de la CID en los primeros meses de este año constituyen el propósito principal del presente ensayo.

En aras de conseguir tal propósito, el artículo se compone de los siguientes apartados. El primero "Acciones colectivas en un mundo complejo" se dedica a hacer mención a una amplia gama de experiencias de cooperación privada y pública (en ese orden), aplicadas en diversos escenarios que van desde el ámbito global, pasando por la Unión Europea (UE), Asia central, Latinoamé-rica, África y el Cercano Oriente.

Page 253

En el segundo subtema, "La "lógica" de la cooperación internacional" se analizan aquellos argumentos que en el transcurso del 2012 han sostenido que resulta inviable mantener la colaboración a países de renta media, particular-mente en el marco de la actual crisis mundial de perfil económico, haciendo mención también a la dictadura estadounidense en la dirección del Banco Mundial (BM), la cual en breve estrenará nuevo presidente. Asimismo se reseña el exhorto por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) para desincentivar la longevidad de los pensionados, debido a la enorme carga presupuestal que, en voz de ese organismo, ello genera.

Enseguida, "Ayuda alimentaria, condicionalidad, sanciones" relata la manera en que Estados Unidos prometió conferir ayuda alimentaria a Corea del Norte, amenazando la concreción de tal ejercicio ante eventuales comportamientos no deseados por Washington en el plano de la seguridad nuclear, terminando este pasaje anecdótico en que el presidente Obama decidió no otorgar tal apoyo. Finalmente, "La Asistencia Oficial para el Desarrollo y su caída en 2011" analiza el estatus de dichos recursos durante el año pasado, mismos que se redujeron por primera vez en 14 años.

Acciones colectivas en un mundo complejo

Comenzamos este análisis señalando que con base en el contenido del más reciente informe de ISGlobal, entre 2009 y 2011 la ayuda española en el sector salud se desplomó a la mitad (de 500 millones a unos 250 millones). Lo alentador es que, en contraste con tal decepcionante noticia, en enero pasado la Fundación Bill y Melinda Gates anunció una bolsa de 750 millones de dólares destinada al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

Desde su creación en 2002 este Fondo Mundial ha logrado salvar cerca de 100,000 vidas, tratando alrededor de 8 millones de personas de tuberculosis, entre muchas acciones más.

No cabe duda que ante la reducción de la cooperación exterior gubernamental, la ayuda privada está gradualmente ocupando parte de aquellos espacios vacíos dejados por la primera.

Y dado que las autoridades iraníes no han desacelerado el desarrollo de su programa nuclear, la UE decidió imponerle un embargo petrolero sin precedente alguno en cuanto a su dimensión y alcance. El propósito de tal medida es convencer al gobierno farsi para que mantenga las negociaciones con miras

Page 254

a que se le permita a la OIEA verificar que no esté utilizando su tecnología atómica en el rubro militar. Esta medida punitiva, que se suma a otras de perfil más dirigido (congelando activos de más de 500 funcionarios iraníes), así como sucedió en el casi iraquí, seguramente lastimará en mayor proporción los intereses de la sociedad de Irán, sin que previsiblemente tales acciones consigan su objetivo planteado.

Sin embargo, en marzo una delegación de funcionarios y empresarios indios viajaron a Irán para promover exportaciones a ese país, aprovechando las sanciones impuestas por muchos otros gobiernos al citado país centroasiático. Con ello, se vuelve a hacer evidente que el sistema internacional carece aún de mecanismos que generen suficiente consenso entre sus miembros, con el efecto de conseguir propósitos comunes, en este caso, en términos de contención atómica en Irán.

En este sentido, es evidente que las débiles normas, instituciones o regímenes internacionales en temas selectos de la agenda global no facilitan la aplicación (y por ende eficacia) de acciones conjuntas a favor de propósitos comunes. Tal situación debilita a la gobernanza global en los temas de mayor peso y supuesto consenso planetario, como lo son la seguridad, la paz y, como se verá más adelante, el desarrollo.

Nos trasladamos a territorio latinoamericano, en donde aunque los países conformantes de este espacio geográfico han salido mejor librados que los europeos en el marco del actual contexto de crisis económica, el coeficiente de inversión continúa siendo insuficiente para sostener altas tasas de crecimiento en esta parte del planeta.

Así lo hizo saber la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en el marco del lanzamiento del Observatorio Fiscal de Latinoamé-rica y el Caribe (OFILAC). El organismo regional señaló que la volatilidad de este tipo de flujos económicos no permite augurar la recuperación de la caída de inversión externa registrada desde hace tres años. Pero si de efectos de la crisis económica global se trata, no sobra recordar que Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, en el marco de la edición 42 del Foro Económico Mun-dial (finales de enero), señaló que los líderes europeos "no tienen idea" de lo que deben hacer ante la crisis, aunque sin señalar las estrategias que, según él, resultarían convenientes poner en marcha.

Parece que existe consenso respecto a que el principal reto de la UE, de sus instituciones supranacionales y de los principales mecanismos de gobernanza regional, consiste en establecer las directrices adecuadas para generar confianza en los

Page 255

mercados y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR