Resolución 5 de mayo de 1999 (B.O.E. 6 de julio de 1999)

AutorRicardo Cabanas Trejo
Páginas342-470

COMENTARIO

En el presente caso, se había nombrado auditor a instancia de la minoría, pero no se acompañó el informe elaborado por éste, el cual la propia sociedad recurrente admite lisa y llanamente que no se realizó, pretextando diversas excusas que, según ella, le exoneraban de toda responsabilidad en dicha omisión. El criterio de la DGRN es que, si se ha designado auditor de cuentas a instancia de la minoría, para el depósito de las cuentas será necesario que también se acompañe el informe de aquél. Antes del RRM de 1996 así se había sostenido por autorizada doctrina (v. Luis Fernández del Pozo, «Sobre calificación mercantil contable», en VV.AA., La calificación registral [coord. por Francisco Javier Gómez Gálligo], tomo II, 1996, pp. 1.971-1.985, esp. p. 1.972), y por la propia DGRN en numerosas Resoluciones (por todas, la primeramente citada de 19 de abril de 1996, aunque ya advierto que debe buscarse en el Anuario de la DGRN de 1996, tomo I, pp. 865 y ss.), pero tras la reforma de aquél resulta evidente. A propósito del informe de auditor de cuentas, en la hipótesis de que éste hubiera sido designado a petición de la minoría, el art. 330 RRM de 1989 exigía la presentación del informe, cuando «ésta [la verificación] se hubiere practicado a petición de los socios minoritarios»; tal y como estaba redactado el precepto, podía entenderse que el informe debía ser objeto de depósito, sólo cuando efectivamente la verificación «se hubiere practicado», pero no en otro caso (en esencia, el argumento del ahora recurrente), y aunque la auditoría no se realizara por causa no imputable al auditor, sino a la sociedad. El nuevo art. 366.1.5.° exige, en cambio, su presentación, «cuando se hubiere nombrado auditor a solicitud de la minoría», es decir, atiende al mero hecho del nombramiento, de tal modo que sin informe podrá suspenderse el depósito de las cuentas. Llama la atención cierto despiste del autor de la Resolución, que no parece se haya percatado de la distinta redacción de este último precepto en comparación con su antecedente.

De todos modos, da la impresión de que un informe sí que llegó a existir, aunque sólo para poner de manifiesto la limitación absoluta al alcance de los trabajos del auditor. Esto último me lleva a plantear si un informe con opinión denegada, si se acompañare a las cuentas, sería bastante para proceder a su depósito. Creo necesario distinguir. En atención a lo dispuesto en la Ley 19/1988, de 12 de junio, de Auditoría de Cuentas, en el RD 1.636/1990, de 20 de diciembre, que aprueba su Reglamento, y en las Normas Técnicas del ICAC (las aprobadas por Resolución de 19 de enero de 1.991), el auditor calificará su opinión dentro de las cuatro categorías previstas al respecto: favorable, con reservas, desfavorable y denegada. Esta última surgiría de la falta de evidencia necesaria para formar una concreta opinión ?epígrafe 3.6.10 de las Normas Técnicas?. El origen de la decisión se circunscribe, exclusivamente, a una limitación al alcance de la auditoría o por la existencia de una incertidumbre, de importancia y magnitud muy significativas que impidan al auditor formarse una opinión ?epígrafe 3.6.12?. En relación a las primeras, las Normas Técnicas destacan que las limitaciones pueden provenir de la propia entidad auditada o venir impuestas por las circunstancias, y entre estas últimas cita como ejemplo la destrucción accidental de documentación ?epígrafe 3.7.2?. Por su parte, la incertidumbre se define como un asunto o situación de cuyo desenlace final no se tiene certeza a la fecha del balance (reclamaciones, litigios, juicios, contingencias fiscales), que podrán llevar a denegar la opinión en atención al grado de significación de los efectos que sobre las cuentas anuales pueda suponer la resolución final...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR