STSJ Comunidad de Madrid 30/2007, 12 de Enero de 2007

PonenteALFONSO SABAN GODOY
ECLIES:TSJM:2007:10174
Número de Recurso230/2006
ProcedimientoCONTENCIOSO
Número de Resolución30/2007
Fecha de Resolución12 de Enero de 2007
EmisorSala de lo Contencioso

T.S.J.MADRID CON/AD SEC.4

MADRID

SENTENCIA: 00030/2007

APELACIÓN Nº 230/06

Proc. Roberto Granizo Palomeque

ProC. Jesús Iglesias Pérez

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

Sección 4ª

PONENTE Sr. Alfonso Sabán Godoy

S E N T E N C I A Nº 30

Presidente Ilmo. Sr.

Francisco Gerardo Martínez Tristán

Magistrados Ilmos. Sres.

D. Alfonso Sabán Godoy

Dª Mª Rosario Ornosa Fernández

D. Gervasio Martín Martín

Dª. Fátima de la Cruz Mera

En Madrid a doce de enero de dos mil siete.

Visto el recurso de apelación número 230/06 interpuesto por el Procurador Sr. Roberto Granizo Palomeque en nombre y representación del Ayuntamiento de Leganés contra el Auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº12 de los de Madrid de fecha 7 de julio de dos mil cinco. Habiendo sido parte Apelada la Asociación de Vecinos "Justicia Tributaria representada por el Procurador Sr. Jesús Iglesias Pérez..

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Dictado el mencionado Auto la parte demandante interpone contra aquél el presente recurso de apelación mediante escrito en el que formuló las correspondientes alegaciones impugnatorias.

SEGUNDO

La representación procesal de la demandada presentó su escrito de oposición a la apelación haciendo igualmente sus propias alegaciones.

TERCERO

Elevadas a este Tribunal las actuaciones y estando conclusas se señaló para deliberación y fallo del recurso el día 8 de noviembre de dos mil seis de 2006.

Siendo Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. D. Alfonso Sabán Godoy.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Sobre la cuestión planteada en el presente recurso y referida a la extensión de efectos del propio Auto de 7 de julio de 2005, con relación a otros recuentos, se ha pronunciado la Sala en su Sentencia de 22 de diciembre de 2006 para idénticas partes a las aquí comparecidas, sentencia que ratificamos en todos sus términos y que concluye de forma estimatoria para la apelante revocando el Auto apelado y anulando la extensión de efectos que el Auto Apelado efectúa.

SEGUNDO

No obstante lo expuesto y en aras a la más completa tutela de los derechos efectuados se reproducen los términos de la Sentencia dictada por ser idénticos a los que proceden en la presente:

" FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El Tribunal debe abordar en primer lugar el estudio de la alegación de inadmisibilidad de la apelación formulada por la parte apelada. Sostiene que el auto recurrido no es apelable en la medida en que la sentencia cuya extensión de efectos acuerda el auto en cuestión tampoco lo hubiera sido si en el recurso que dicha sentencia resolvió no se hubiera impugnado de manera indirecta la Ordenanza reguladora de la Tasa de recogida de Residuos Sólidos Urbanos de 2001 y todo ello por cuanto la cuantía era insuficiente para acceder a la apelación.

Dicho motivo no se puede compartir; en efecto, el artículo 110.7 de la Ley jurisdiccional dispone que el régimen de recurso del auto dictado se ajustara a las reglas generales previstas en el Art. 80, cuyo número 2 dispone la apelación de los autos dictados por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo en los supuestos de los arts. 110 y 111, se regirá por el mismo régimen de admisión de la apelación que corresponda a la sentencia cuya extensión se pretende. En este caso resulta que la sentencia cuya extensión de efectos se pretende fue dictada precisamente en apelación por esta misma Sala, por lo que no cabe duda de que se cumplen los requisitos establecidos en los citados preceptos para admitir la apelación del Auto dictado en el presente incidente, no siendo razonable dividir ni separar las cuestiones del litigio inicial cuando son inescindibles desde el punto de vista jurídico. En efecto, la anulación de diversas liquidaciones de tasas por recogida de residuos sólidos urbanos del Ayuntamiento de Leganés, relativas al ejercicio 2001 lo es precisamente por la anulación del artículo 5 de la Ordenanza reguladora de la Tasa sobre Gestión de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos aprobada por el Ayuntamiento de Leganés para el ejercicio 2001, en suma, las liquidaciones se anulan por haberse declarado la nulidad del precepto de la Ordenanza en que se sustentaba. Todo ello ha de llevar a la desestimación de esta alegación previa.

SEGUNDO

El recurso de apelación que aquí nos ocupa, interpuesto por la representación procesal del Ayuntamiento de Leganés, parte demandada en la pieza separada I del recurso contencioso-administrativo núm. 169/2002, seguido ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 12 de los de Madrid, tiende a combatir el Auto recaído en dicho proceso, por el que, con estimación de la solicitud formulada por la Asociación de Vecinos Justicia Tributaria, para que se le extendieran los efectos de la sentencia firmes dictadas por este TSJ y misma Sección se accedió a ello reconociendo su derecho a que el Ayuntamiento de Leganés les reintegrara de las cantidades reclamadas y abonadas por las diversas liquidaciones de tasas por recogida de residuos sólidos urbanos relativa al ejercicio 2001 al anular el articulo 5 de la Ordenanza reguladora de la Tasa de Gestión de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos grabada por el Ayuntamiento de Leganés para el ejercicio 2001.

TERCERO

La recurrente funda su recurso de apelación en los motivos de Nulidad de la resolución judicial impugnada por defecto en la tramitación procesal del incidente de Extensión de efecto de una sentencia firme por vulneración del articulo 110.4 de la LJCA, por cuanto que el juez a quo no ha cumplido con el tramite de audiencia que dicho precepto establece, y dictar el Auto de 7 de julio de 2005 estimando en su integridad las peticiones formuladas por los recurrentes, lo cual supone una flagrante vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, por ser el único momento procesal que ostenta la Administración Publica demandada a fin de poder efectuar cualquier manifestación al respecto de la petición de extensión de efectos formulada.

La anterior alegación en puridad procesal, y puesta esta en relación con el derecho a la tutela efectiva, que como es sabido comprende el derecho al acceso a la actividad jurisdiccional a obtener de los jueces y Tribunales una resolución razonada y fundada en derecho sobre el fondo de las pretensiones deducidas por las partes en el proceso (STC. 55/87 y 57/88 ), al tratarse de un derecho prestacional de configuración legal, su ejercicio y prestación están supeditados a la concurrencia de los presupuestos y requisitos procesales que, en cada caso haya establecido el legislador, que no puede sin embargo fijar obstáculos o trabas arbitrarias o caprichosas que obstaculicen la tutela efectiva garantizada constitucionalmente (STC.185/87 ). Asimismo los órganos judiciales están constitucionalmente obligados a aplicar las normas que contienen los requisitos procesales, teniendo siempre presente el fin perseguido por el legislador al establecerlas, evitando cualquier exceso formalista que los conviertan en meros obstáculos procesales impeditivos de la tutela judicial efectiva, (STC. 17/85 y 157/89 ), pero sin que tampoco, el criterio antiformalista conduzca a prescindir de los requisitos procesales establecidos por las leyes que ordenan el proceso y los recursos en garantía de los derechos de todas las partes (S.T.C. 64/92 ).

No obstante, la invocación de tal indefensión, como consecuencia de la falta de oportunidad de audiencia, hubiera debido completarse, para que pueda tener la pretendida trascendencia invalidante, con una referencia a los medios de defensa, pero tal omisión es inapreciable dado que a la luz del expediente, se advierte que el interesado fue oído en un primer momento pues el juez a quo responde a la alegación de "que la falta de presupuesto o tesorería para llevar a cabo la devolución es extremo que no se acredita, el Ayuntamiento hace referencia a la totalidad de los 55.742 contribuyentes sometidos a la tasa, sin centrarse en el numero real de los solicitantes, tendrá como el mismo reconoce una finalizado el plazo de extensión de efectos acudir a medidas extraordinarias para satisfacer las devoluciones".

Por otro lado el mismo recurrente pudo y debió de advertir al juez a quo de dicha infracción, que no hizo, con el fin, de alegar en defensa de sus derechos e intereses legítimos pues como manifiesta la STC 94/1993 de 22/3/1993 la Constitución no protege las situaciones de simple indefensión formal, que -por otra parte- no resultan acreditadas en este supuesto. Las situaciones de indefensión han de valorarse siempre según las circunstancias de cada caso teniendo en cuenta que el concepto de indefensión con relevancia jurídico-constitucional no coincide con el concepto de indefensión meramente jurídico-procesal. Sólo existe indefensión con relevancia constitucional cuando la vulneración de las normas procesales lleva consigo la privación del derecho a la defensa con el consiguiente perjuicio real efectivo para los intereses del afectado.

Por todo lo cual el motivo ha de ser desestimado.

CUARTO

El segundo lugar en lo relativo a la firmeza de las liquidaciones tributarias giradas a los solicitantes de la extensión de efectos, estos han podido disponer de la vía administrativa o...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR