Recensión de la obra de Martínez Pérez, F. «Posesión, dominio y registro constitución de la propiedad contemporánea en España (1861-1944)», Madrid (Dykinson), 2020, 286 pp

AutorGabriel A. García Benito
CargoGraduado en Derecho y Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Madrid (2015-2020)
Páginas223-227
Reseña: Martínez Pérez, F., Posesión, dominio y registro. Constitución de la propiedad contemporánea... 223
RJUAM, n.º 43, 2021-I, pp. 223-227ISSN: 1575-720-X
MARTÍNEZ PÉREZ, F., POSESIÓN, DOMINIO Y REGISTRO.
CONSTITUCIÓN DE LA PROPIEDAD CONTEMPORÁNEA EN
ESPAÑA (1861-1944), MADRID (DYKINSON), 2020, 286 PP.
G Á G B*
La organización de la propiedad es símbolo del desenvolvimiento de cada sociedad,
lo que hace necesaria su concepción como un elemento mutable en el espacio y el tiempo.
Debido a ello, su acercamiento debe ser extremadamente cuidadoso para evitar deformar
con nuestra propia visión aquello que nos resulta extraño. En la cultura jurídica premoder-
na, la institución se explicó desde una relación objeto-sujeto, es decir, el ordenamiento se
construyó desde la perspectiva de las cosas a las que la persona quedaba ligada, y desplazaba
las titularidades abstractas, cobrando especial relevancia lo fáctico y efectivo. Por ello, el
derecho real por excelencia no fue la propiedad, sino la posesión1, protegida mediante un
elenco de soluciones jurisdiccionales. Asimismo, al igual que en el ámbito normativo, se
añadió una lógica acumulativa, recayendo sobre un mismo bien múltiples derechos, títulos
y privilegios, incluso contradictorios. Consecuentemente, una propiedad expresada como
dominio albergó en su seno una dualidad que era imagen de esa naturaleza acumulativa2.
* Graduado en Derecho y Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Autónoma
de Madrid (2015-2020). Estudiante del Doble Máster de Acceso a la Profesión de Abogado e Investigación
Jurídica de la UAM. Becario del Área de Historia del Derecho de la UAM por la Ayuda para el Fomento de la
Investigación en Estudios de Máster UAM 2020-2021. Correo electrónico: gabrielangel.garcia@estudiante.
uam.es.
1 Sobre esta refl exión, GROSSI, P., La propiedad y las propiedades en el gabinete del historiador,
Reedición, Pamplona (Civitas), 2016, p. 35: «El alto medievo es una gran civilización posesoria donde el
adjetivo posesorio va entendido no en sentido romanístico sino en su acepción nziana de connotación de un
mundo de hechos ni formal ni ofi cial pero provisto de agresividad y de incisividad. Sin presencias estatales
embarazosas, sin hipotecas culturales la fábrica alto-medieval reduce la propiedad a un mero signo catastral
y construye un sistema de situaciones reales fundado no ya en el dominium y ni siquiera en los dominia sino
sobre múltiples posiciones de efectividad económica sobre el bien».
2 En palabras de CLAVERO, B., El código y el fuero, Madrid (Siglo Veintiuno de España Editores), 1982,
pp. 85 a 93: El censo es renta unida a la creación de determinadas posiciones jurídicas, el dominio útil, al cual
correspondía el derecho real específi co, es decir, poseía el bien, mientras que el dominio inmanente, al que
quedaba subordinado el útil, obtenía el abono de las rentas. Según GROSSI, P., La propiedad y las propiedades
en el gabinete del historiador, cit., pp. 43 a 48, el dominio dividido se plasma en multitud de fi guras jurídicas
durante el Antiguo Régimen, entre ellas la enfi teusis medieval y los censos. Tras el momento de constitución

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR