La pugna entre los bancos y las sofoles impulsa un boom inmobiliario en México

Page 19

La reactivación del crédito hipotecario y la lucha protagonizada entre el sector financiero tradicional y las sofoles (sociedades financieras de objeto limitado) está impulsando este negocio.

La rentabilidad del mercado inmobiliario -que ingresa más de 16.000 millones de dólares anuales (13.230 millones de euros) y emplea a casi 4 millones de mexicanos- ha llevado a las promotoras de vivienda a aliarse con sofoles e, incluso, con fabricantes de electrodomésticos.

Razones del boom

El gobierno de Vicente Fox, aunque heredó la estabilidad y la política económica del mandato de Ernesto Zedillo, ha introducido un cambio fundamental: la forma de entender la vivienda, ya que ha dejado de ser un bien social para convertirse en un bien económico. Esta modificación también ha impulsado cambios en las políticas públicas de vivienda y ha ayudado a modernizar organismos públicos, como el Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Fondo de Vivienda para los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

Para los expertos, el boom inmobiliario en México se debe a tres razones: a la estabilidad macroeconómica nacional, a la existencia de una política gubernamental de vivienda más fuerte, y al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con la apertura económica que conlleva. Es decir, el sector inmobiliario ha crecido gracias a la demanda por parte de empresas multinacionales de edificios al estilo de los complejos de grandes rascacielos de oficinas de Estados Unidos. Además, la estabilidad que ha alcanzado el país permite tener más seguridad sobre cuánto van a subir los tipos de interés y cuáles serán los rendimientos de las inversiones a medio y largo plazo.

Una batalla histórica

En 1995 se produjo una recesión económica que generó una profunda crisis en México. El efecto fue la contracción del crédito bancario durante más de siete años y, por lo tanto, la caída del mercado inmobiliario, que duró casi una década. En los años de la crisis, la banca se retiró del mercado hipotecario dejándolo en manos de unas instancias financieras muy jóvenes: las Sociedades Financieras de Objeto Limitado, conocidas como sofoles. Estos organismos, que nacieron en diciembre de 1993, se diferencian de los bancos porque no pueden captar recursos mediante depósitos, sino sólo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR