La Publicidad de los estados financieros y el Registro Mercantil.

AutorJosé Luis Benavides del Rey
CargoRegistrador de la Propiedad
Páginas375-390

Page 375 *

1. La información como derecho y deber de las sociedades mercantiles su incidencia en el orden social y económico

El fenómeno de la información pública ha adquirido en nuestros días una dimensión mucho más globalizada, y así, cuestiones que hace pocas décadas eran sólo consideradas por especialistas o por personas de alto nivel cultural, son ahora objeto de un conocimiento y juicio por parte de grupos, instituciones y sectores sociales del más amplio espectro. Este es el caso de la realidad empresarial.

En los últimos años se ha venido produciendo un desplazamiento de las exigencias de información a las empresas por parte de grupos e instituciones de la sociedad. En efecto, de un análisis cuantitativo de la marcha de la misma expresado generalmente en magnitudes económicas, se ha pasado a una interpretación más cualitativa de aquélla, que trata de cuestionar su función social. Esta situación supone para la empresa libre un reto que le es ineludible recoger. Tal situación, aunque ofrece un Page 376 componente histórico y coyuntural, presenta también las características de una nueva dimensión de tipo estructural y esencial directamente vinculada a la idea de la responsabilidad social de la empresa. Esto es, la empresa como persona jurídica, sujeto de responsabilidad social, ejerciendo funciones de ciudadanía con derechos y deberes de naturaleza no muy diferente de los que corresponden a las personas individuales.

Esta responsabilidad implica una tarea esencial y permanente, y exige alcanzar una nueva conciencia empresarial a la altura de las circunstancias históricas presentes. Su implantación real requiere un contenido preciso de reflexión, en el curso del cual se vayan encontrando los procedimientos eficaces para hacer operativos unos principios verdaderos y justos y para cumplir una de las primeras exigencias de la ciudadanía: La definición de la propia identidad.

No se trata de difundir una nueva imagen en el marco de una publicidad más o menos convencional, sino de instrumentar una política de transparencia informativa que rebase incluso el ámbito de las obligaciones legales y estatutarias y facilite a la opinión pública los máximos detalles sobre las actividades que desarrolla una empresa.

Este planteamiento supone invertir el tradicional, en virtud del cual, todo es reservado excepto aquellos aspectos que expresamente se consideran públicos, para llegar a una nueva actitud según la cual, todo será público salvo aquello que por razones válidas (confidencialidad de las relaciones con los clientes, secreto profesional o de carácter privado de los sistemas y estrategias que la concurrencia en el mercado impone) marque los límites y contornos naturales del denominado derecho público subjetivo a la información.

Un correcto ejercicio de este derecho en el contexto de las actividades empresariales conlleva una nueva concepción del balance y de los demás estados financieros. A través de ellos, si bien es cierto que primordialmente se va a penetrar en la auténtica realidad societaria, permitiendo el conocimiento de su estructura, actividades y recursos en el orden económico, también lo es que, al margen de significaciones estrictamente contables, se va a producir en el futuro la evaluación permanente y sistemática de la incidencia social de sus actividades.

2. El Registro Mercantil: su concepto y breve idea de su organización actual

Como dice Camy 1: «Definir con precisión jurídica el Registro Mercantil no es cosa fácil. Desde luego, no es simplemente el 'lugar' donde Page 377 se copian a la letra, en los libros destinados al efecto, cosas o sucesos relativos al mercader, a la mercadería o al comerciante, o donde se puede ver lo que a aquéllos se refiere y que se ha hecho constar con anterioridad». Tampoco puede formarse una definitiva idea del Registro Mercantil partiendo de sus mismas disposiciones reguladoras. El artículo 1.° del Reglamento del Registro Mercantil (aprobado por Decreto de 14 de diciembre de 1956) se limita a realizar una sucinta enumeración de su objeto al decir que en él se inscribirán: «Los comerciantes o empresas individuales, sociedades mercantiles, buques y aeronaves y los actos y contratos que sean inscribibles con arreglo a las leyes».

El Código de Comercio, en su artículo 16, añade: «Y cualesquiera personas o entidades naturales o jurídicas, públicas o privadas, aunque no se dediquen habitualmente al comercio, cuando realicen actos o posean bienes sujetos a inscripción según las leyes y reglamentos.

La Dirección General de los Registros y del Notariado, en reiteradas resoluciones, considera el Registro Mercantil como una institución de terceros que pretende ser un poderoso medio de publicidad que sirva de garantía suficiente a todos los que se interesan en las operaciones mercantiles.

De lo expuesto cabe inferir una definición del Registro Mercantil como «Oficina pública, a cargo de profesionales letrados, en la que mediante asientos puestos bajo la salvaguardia de los Tribunales, se lleva a efecto la publicidad frente a terceros de determinados hechos que atañen a los comerciantes individuales del nacimiento, modificación y demás circunstancias de la sociedad, y de la situación jurídica en que se encuentran los buques y las aeronaves».

De esta definición se derivan dos presunciones fundamentales: 1.a Presunción a favor dei conocimiento de la cosa, hechos y situaciones inscritas. 2.a Presunción a favor de la ignorancia, en cuanto a su existencia, de las no inscritas.

Conforme al párrafo 1.º del artículo 10 del Reglamento del Registro Mercantil, éste, con excepción del libro de buques: «Continuará establecido en todas las capitales de provincia y además en las plazas de Ceuta y Melilla». El artículo 177 señala que «se abrirá una sección especial para las inscripciones de aeronaves en los Registros Mercantiles de la provincia donde hubiere matrícula de ellas». Finalmente, la sección de buques existe «en todas las capitales de provincia en las que el territorio de su partido judicial confirma con el mar o con puerto fluvial, pasando a radicar en Registros de cabezas de partido judicial que no sean capitales de provincia, cuando confirmando esa provincia con el mar no se dé esa circunstancia en el distrito correspondiente a la capitalidad, a excepción de Ceuta y Melilla».

Page 378No creemos oportuno detenernos a examinar las características que presentan los diferentes sistemas regístrales o las formas de organización de la institución registral mercantil en el mundo. Pero sí conviene apuntar lo siguiente:

    1.º Que el problema regislral, esto es, la configuración de un sistema de certidumbres relativo a personas, cosas y actividades, de incidencia en el orden jurídico, económico y social, constituye hoy un problema de máxima actualidad en todos los países examinados.

    2.° Que la registración del comerciante individual, de las sociedades y de sus actividades, es considerada como de fundamental importancia por la generalidad de las legislaciones.

    3.º Que se aprecia como tendencia dominante la necesidad de organizar el Registro Mercantil sobre la base de todas aquellas entidades que actúan en el tráfico mercantil susceptibles de ser individualizados, y cuya existencia en el mundo jurídico adquiere la forma de «patrimonios personalizados», como conglomerado de bienes y servicios unidos por el vínculo estrecho de su destino único. La contratación, en su más amplio sentido, se efectuaría con esos patrimonios considerados como un todo, pero cuyos elementos formantes constan proclamados de manera indubitable. De esta manera, y al poderse precisar los detalles de estructura, régimen jurídico, actividades, derechos y obligaciones propias de la individualidad registrada, la definición de la propia identidad, a que hacíamos referencia al principio, adquiere no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR