Prólogo

AutorJordi Sevilla Segura
Cargo del AutorMinistro de Administraciones Públicas
Páginas13-16

Page 13

Este libro recoge el testimonio de la celebración del congreso que tuvo lugar en Bilbao con motivo del XXV aniversario del Estatuto de Guernica, por impulso del Instituto Nacional de Administración Pública y en colaboración con la Universidad Pública del País Vasco. Una celebración que resultó especial por varios motivos. En primer lugar, por ser, el del País Vasco, el primer Estatuto de Autonomía aprobado, en lo que supuso el inicio de la institucionalización de nuestro modelo de distribución del poder, hoy plenamente consolidado, al cual llamamos Estado Autonómico. Por otra parte, porque conmemoramos el acuerdo histórico que se logró entre todas las fuerzas políticas y sociales del País Vasco, y del conjunto del Estado, como punto de partida para un nuevo marco de convivencia en Euskadi, dentro de España, que dotó a este pueblo de una capacidad de autogobierno como hasta entonces jamás había tenido.

La aprobación del Estatuto de Guernica representó un buen ejemplo de la capacidad de negociación y de acuerdo que hubo en todos los procesos de elaboración estatutaria, aunque, en el caso del País Vasco, lo fue de manera especial, debido a la dificultad histórica que ha existido en nuestro país respecto a la adecuación identitaria de algunos territorios en el conjunto del Estado español. El éxito de este histórico acuerdo radicó, sobre todo, en que supuso el establecimiento de un marco de relación, amparado por nuestra Constitución, que no impone ninguna visión particular a la compleja realidad social y política del Pueblo Vasco, sino que permite la convivencia de las muchas visiones y realidades que se dan en el contexto plural de Euskadi.

La cuestión territorial en España es un asunto de gran calado histórico, que ha constituido un eje permanente de confrontación en nuestro país, y a la que, en algunas ocasiones, se ha querido dar respuesta mediante

Page 14

la imposición por la fuerza de una determinada idea de lo que debía ser España.

Sin embargo, gracias al esfuerzo de la sociedad española, que afrontó el reto de consolidar la democracia en nuestro país, esa etapa de imposición de una particular visión de España sobre cualquier otra caducó. Ahora, nuestro país se sitúa entre las democracias más sólidas, con un peso específico en el mundo gracias a su posición en Europa. España es ya un país avanzado, que ha dado muestras de madurez democrática en poco más de veinticinco años, desarrollando un modelo de Estado propio y genuino...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR