El procedimiento de fusión de cooperativas

AutorCristina Cano Ortega
Páginas177-329
177
Capítulo III. El procedimiento
de fusión de cooperativas
I. INTRODUCCIÓN
Es de sobra conocido que la fusión es un procedimiento en el que
se suceden una serie concatenada de fases que permiten alcanzar los
efectos de la operación. Es un procedimiento de carácter imperativo,
de carácter complejo, que ha de seguir el orden legalmente configurado
como presupuesto necesario de validez de la fusión 1.
La doctrina 2 ha distinguido tradicionalmente cuatro fases en el íter
procedimental: la fase preliminar, previa o preparatoria; la fase deciso-
ria; la fase de pendencia y protección de socios disconformes y acreedo-
res, y por último, la fase ejecutoria de la fusión. Además, eventualmente
podría producirse la impugnación de la fusión en los términos que vere-
mos más adelante.
El procedimiento de fusión previsto en las leyes cooperativas es bas-
tante similar al contemplado en el Derecho de sociedades por la LME
(y antes, por las leyes precedentes, LSA y LSRL). Esto se debe a la gran
influencia que el Derecho de sociedades, como por ejemplo la Terce-
ra Directiva y la LSA, ha tenido en la redacción de aquellas. Aunque
el procedimiento de fusión es el mismo para todas las cooperativas, el
1 Así R.
CAÑABATE POZO,
El régimen jurídico de la fusión de Cajas de Ahorros..., op. cit.,
pp. 241-242 y la doctrina por ella citada.
2 Por ejemplo, M. J.
MORILLAS JARILLO
y
M. I. FELIÚ REY,
Curso de cooperativas...,
op. cit., p. 503, y F.
VICENT CHULIÁ,
Introducción..., op. cit., p. 992. Sin embargo, M.
GONZÁ
-
LEZ-MENESES
y
S. ÁLVAREZ,
Modificaciones estructurales..., op. cit., p. 141, solo hace mención
a tres, fusionando las dos últimas arriba mencionadas en una sola. E.
GADEA, F. SACRISTÁN
y
C. VARGAS VASSEROT,
Régimen jurídico de la Sociedad Cooperativa..., op. cit., p. 576, también
hacen una división diferente: 1.ª la elaboración del proyecto de fusión (protocolos de la fu-
sión); 2.ª la convocatoria de la Asamblea General; 3.ª la aprobación del proyecto de fusión
por las cooperativas afectadas, y 4.ª la materialización de la fusión, con especial atención
del derecho de separación, el derecho de oposición y la inscripción de la fusión.
CRISTINA CANO ORTEGA
178
nivel de complejidad y la problemática que surge entorno a su prepa-
ración y ejecución va a variar en función del tamaño de las sociedades
participantes 3.
II. FASE PREVIA
En esta fase el peso recae sobre los Consejos Rectores de las diferen-
tes cooperativas participantes. Estos serán los encargados de realizar las
negociaciones previas y plasmar sus resultados en el proyecto de fusión,
que recogerá todas las condiciones de la operación. La estructura de la
fase previa de una fusión de sociedades es casi generalizable para toda
fusión, con independencia del tipo de las sociedades que intervengan 4.
No obstante, nuestro legislador no ha optado por una regulación común
del procedimiento de fusión para todos los tipos sociales como ocurre
en otros países 5, aunque se ha dado un gran paso en esta dirección con
la LME aplicable a todas las sociedades mercantiles, pero excluyendo a
las sociedades cooperativas.
La etapa previa en sentido amplio incluiría las negociaciones pre-
vias, el proyecto de fusión y los informes que se han de formular sobre
este 6. Esta primera etapa es similar en los diferentes países de nuestro
entorno, que prevén que los administradores redacten un proyecto de
fusión, la realización de una serie de informes (el de los administradores
y expertos independientes) y el acceso a esos documentos y otros adicio-
nales por parte de los socios, accionistas y otros interesados antes de la
celebración de las Asambleas que decidan sobre la fusión 7. En nuestro
3 En este sentido, R.
LARGO GIL,
La fusión de sociedades mercantiles..., op. cit., pp. 24-25.
4 En este sentido, ibid., pp. 22-24. Además, esta autora señalaba respecto a la LSA,
que su régimen era susceptible de aplicación también a las fusiones entre sociedades per-
sonalistas o, al menos, podía servir como criterios de orientación.
5 Como la UmwG (alemana), el Codice Civile italiano o el Code de Commerce francés.
6 De nuevo,
R. LARGO GIL,
La fusión de sociedades mercantiles..., op. cit., p. 25. Esta
fase previa no fue regulada por ejemplo en la LSA 1951 ni en ninguna de las leyes coope-
rativas anteriores a la LGC de 1987.
7 Los arts. 2.501 ter a 2.501 septies Codice Civile italiano, regulan el proyecto de fu-
sión, el balance de la situación patrimonial, el informe de los administradores, el informe
de los expertos y el depósito de los documentos. Los arts. 98 a 101 Código das Sociedades
Comerciais portugués se refieren al proyecto de fusión, el informe del órgano de control, el
informe del auditor o experto independiente, registro y publicación del proyecto, convoca-
toria de la Asamblea y el acceso a los documentos. Los arts. 4 a 12 UmwG alemana regulan
el acuerdo de fusión, su contenido, su forma, la terminación del acuerdo, el informe de los
órganos representativos sobre la fusión, informe del auditor independiente, su nombra-
miento, posición y responsabilidad. Los arts. 80 a 82 contemplan concretamente para las
cooperativas el contenido del acuerdo de fusión, el informe de la asociación de auditoría
y la preparación de la Asamblea General. Los arts. L236-6, R236-1 a R236-4 del Code de
Commerce francés regulan el proyecto de fusión, su depósito y la documentación que se
debe facilitar a los socios. Para las sociedades anónimas en los arts. L236-9 y L236-10 pre-
vé el informe de los administradores y el informe de los expertos (también los arts. R236-5
EL PROCEDIMIENTO DE FUSIÓN DE COOPERATIVAS
179
caso, a efectos expositivos, el informe de los administradores y el infor-
me de expertos serán estudiados en la fase decisoria, en la convocatoria
de la Asamblea General, dentro de los documentos que hay que poner a
disposición de los socios.
1. Negociaciones previas
Es la fase más larga y difícil 8, y también la más desconocida, pues-
to que carece de regulación legal 9 —también en los ordenamientos eu-
ropeos—, por lo que se deja al ámbito de la autonomía negocial 10, y
en la práctica esta fase suele desarrollarse en secreto. No obstante, la
doctrina ha subrayado su importancia porque permite la elaboración
del proyecto de fusión que, como dijimos, es el negocio esencial de la
operación. El éxito de la fusión está en gran parte determinado por la
fase previa, si no se prepara la operación de una forma «reflexiva, fun-
dada y cuidadosa» 11, la fusión puede fracasar y supondría un alto coste
para todas las sociedades cooperativas implicadas. En cualquier caso, el
régimen jurídico de la fusión en España y en Europa prevé un proceso
más lento que en Estados Unidos 12. Aunque estas negociaciones previas
también se producen en cualquier supuesto de adquisición de empresas,
aquí nos encontramos con la particularidad de que se trata de una mo-
dificación estructural de sociedades 13.
Para que se realice la fusión es necesario que los órganos de admi-
nistración inicien contactos con las otras sociedades interesadas en fu-
sionarse. Esta parte del procedimiento es clave porque hay que elegir la
empresa que se ajuste a los intereses de la cooperativa para fusionarse,
a R236-7). Por su parte, el Code rural et de la pêche maritime dedica el art. L526-4.ª al Pro-
yecto de fusión y al informe especial de auditoría. Más escueta es la regulación contenida
al respecto en la GenVG austriaca, en la que el art. 2.2 se refiere al informe del auditor.
Mayores diferencias se encuentran en la Co-operative and Community Benefit Societies Act
2014 (Reino Unido) e IPSA (Irlanda) —que guardan silencio sobre esta fase previa— o en
las leyes canadienses (la federal y la de la provincia de Saskatchewan, por ejemplo) sobre
la regulación de esta primera fase de la fusión. Estas últimas, regulan en sus arts. 296
y 152, respectivamente, el contenido del acuerdo de fusión (similar a nuestro proyecto de
fusión).
8 Así lo destaca
M. GONZÁLEZ-MENESES
y
S. ÁLVAREZ,
Modificaciones estructurales...,
op. cit., p. 142.
9 «La fusión como hecho económico que es, lleva consigo una elaboración previa
de este carácter. Esta elaboración no está regulada por el Derecho, entrando este a nor-
matizar el procedimiento, cuando comienzan a adoptarse las decisiones por los órganos
societarios» (P. J.
BORJABAD GONZALO,
Manual de Derecho cooperativo..., op. cit., p. 185).
10 En este sentido,
R. LARGO GIL,
La fusión de sociedades mercantiles..., op. cit., p. 142.
11 R.
LARGO GIL,
«La fase...», op. cit., p. 430, y A.
GARCÍA SANZ,
«II. Fusión...», op. cit.,
p. 783.
12 F.
VICENT CHULIÁ,
Introducción..., op. cit., p. 994, pone de ejemplo la fusión por ab-
sorción de Bear Sterns que se pactó en un fin de semana.
13 Así lo destaca
R. LARGO GIL,
«La fase...», op. cit., p. 436.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR