Procedimiento civil y penal

AutorDª María Eugenia Manzanares
Cargo del AutorMagistrado de Instrucción, Juzgados de Vigo
Páginas29-44

Page 29

I Introducción. Posibles vias jurisdiccionales

Definimos genéricamente la imprudencia profesional relacionada con una intervención médica como la inobservancia de las reglas de actuación, que vienen marcadas por lo que se conoce en términos jurídicos como la lex artis (conjunto de prácticas médicas aceptadas generalmente como adecuadas para tratar a los enfermos en el momento presente. Por definición, es cambiante con el progreso técnico de la Medicina, así como con las peculiaridades personales de cada paciente).

El paciente insatisfecho, puede dirigirse contra el médico por dos procedimientos:

Puede, a través de una demanda civil, reclamar la indemnización correspondiente. Partiendo de la distinción del Sr. Seijas Quintana, Magistrado de la Sala 1ª TS, hay dos vías jurisdiccionales de reclamación de la responsabilidad civil médica, atendiendo al carácter público privado de la medicina; la medicina privada, generalmente se considere una relación contractual entre médico y paciente, y sus reclamaciones se ventilen en el orden civil, mientras que la medicina pública es usualmente considerada extracontractual y propia del orden contencioso administrativo. En líneas generales, hay un consenso generalizado en cuanto a la naturaleza contractual de la relación entre médico y paciente, sobre todo en la jurisprudencia de nuestro Tribunal Supremo, e incluso encontraremos que se continúa la vía de la responsabilidad contractual, aunque no sea del todo evidente la existencia de un contrato. En base a dicha relación contractual, si el enfermo aprecia un incumplimiento por parte del médico, podrá instar la correspondiente acción. Sin embargo también puede reclamar por culpa extracontractual, cualquier causación de daño, ya que el Código Civil establece la obligación de reparar el daño causado interviniendo culpa o negligencia. La diferencia entre una u otra reclamación es importante no sólo por la cuantía de lo reclamado, -que en el caso de culpa contractual vendrá limitado por la previsión al tiempo de la constitución de la obligación, mientras que en la extracontractual no-, sino también por los plazos de prescripción, que para la contractual será de 15 años 6, mientras que para la extracontractual será de 1 año 7.

Page 30

Si estima que hay una responsabilidad penal, presentar denuncia o querella con la pretensión, no sólo de obtener una indemnización, sino también de conseguir una condena para el médico. En este supuesto, el perjudicado puede optar por ejercitar en el proceso penal únicamente la acción penal, reservándose la acción civil para ejercitarla en el proceso civil, o bien ejercitar ambas acciones en el proceso penal.

No obstante la diferente elección entre la vía civil y penal, no depende, o no debiera depender exclusivamente, de la voluntad del enfermo, ya que cada vía es la adecuada para formular reclamaciones distintas. Aunque en ambos procedimientos puede haber culpa, y que la diferencia es sutil, pues no cabe hablar de más o menos culpa -pues ya el Código Penal diferencia entre distintas clases de culpa, pero sin embargo en el procedimiento penal, además de la infracción del deber objetivo de cuidado, que también concurrirá en la culpa civil, debe existir

la culpabilidad subjetiva del médico, que no aparecerá en el procedimiento civil.

La diferencia entre una u otra vía es clara. Para el reclamante, la vía civil es más cara y, además debe probar la culpa del demandado, mientras que la vía penal, resulta más barata y más intimidativa, si bien tiene que probar, asimismo la culpabilidad del contrario.

Para el médico la opción que se elija, tiene también trascendencia. En vía civil, lo más normal es que su patrimonio no resulte gravado, por la existencia de algún contrato de seguro de responsabilidad civil, mientras que en la vía penal, aparte del desprestigio social que implica una condena, el médico puede encontrarse condenado a pena de prisión, de la que ningún seguro le va a librar.

II Proceso penal-responsabilidad penal

Supone la práctica totalidad por imprudencia y no por dolo, que se define como la intención de causar el resultado, por ello solo nos referimos a los tipos penales por imprudencia.

1) Tipos penales

* Homicidio imprudente: Artículo 142 CP

1. El que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años.

Page 31

Si el homicidio se hubiera cometido por imprudencia profesional, se impondrá además la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de tres a seis años.

2. El que por imprudencia menos grave causare la muerte de otro, será castigado con la pena de multa de tres meses a dieciocho meses.

* Lesiones imprudentes: Artículo 152 CP

1. El que por imprudencia grave causare alguna de las lesiones previstas en los artículos anteriores será castigado, en atención al riesgo creado y el resultado producido:

1.º Con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a dieciocho meses, si se tratare de las lesiones del apartado 1 del artículo 147.

2.º Con la pena de prisión de uno a tres años, si se tratare de las lesiones del artículo 149.

3.º Con la pena de prisión de seis meses a dos años, si se tratare de las lesiones del artículo 150.

Si las lesiones hubieran sido cometidas por imprudencia profesional, se impondrá además la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de seis meses a cuatro años.

2. El que por imprudencia menos grave causare alguna de las lesiones a que se refieren los artículos 149 y 150 será castigado con una pena de multa de tres meses a doce meses.

Artículo 147.1: lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico.

Artículo 149: la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, o una grave enfermedad somática o psíquica, una mutilación genital en cualquiera de sus manifestaciones

Artículo 150: la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad.)

Page 32

* Aborto imprudente: Artículo 146 CP

El que por imprudencia grave ocasionare un aborto será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses.

Cuando el aborto fuere cometido por imprudencia profesional se impondrá asimismo la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de uno a tres años.

*Delito de omisión del deber de socorro: Artículo 196 CP. Régimen diverso, diferentes requisitos, se analizará al final.

El profesional que, estando obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas, será castigado con las penas del artículo precedente en su mitad superior y con la de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años.

Desaparece ya la distinción entre delito y falta tras la LO 1/2015 de 30 de marzo, que ha modificado de forma profunda el CP, y que entró en vigor el día 1 de julio de 2015. La imprudencia médica con trascendencia penal siempre será constitutiva de delito menos grave, por razón de la pena que lleva aparejada, en todo caso, superior a tres meses de multa e inferior a 5 años de prisión.

2) Tramitación:

Todas las conductas por imprudencia profesional serían constitutivas de un delito menos grave, que lleva aparejada como pena máxima de cuatro años de prisión. Se tramitará como Procedimiento Abreviado.

El procedimiento abreviado se divide en tres fases:

fase de instrucción, cuyo conocimiento corresponde al Juez de Instrucción. Se inicia por medio de denuncia, querella, parte médico, atestado o de cualquier otra forma en que llegue la llamada "notitia criminis", si bien el homicidio y las lesiones causadas por imprudencia menos graves, únicamente serán perseguibles a instancia de la persona agraviada. Tiene por objeto la práctica de todas las diligencias tendentes al esclarecimiento de los hechos, y en concreto, a determinar la realidad de los hechos denunciados, la concurrencia de indicios de que los mismos son constitutivos de alguno de los tipos penales descritos, y la participación que en tales hechos tienen cada uno de los denunciados.

Page 33

Se tratará, por tanto, de acreditar la concurrencia, en los hechos objeto de los procedimiento, de los siguientes requisitos de la imprudencia médica constitutiva de delito.

- acción u omisión voluntaria, realizada sin ánimo de perjudicar pero con infracción del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR