Presupuestos de la mora del acreedor

AutorFrancisco Millán Salas
CargoProfesor contratado Doctor de Derecho civil Universidad Complutense de Madrid
Páginas1195-1240
Rev. Crítica de Derecho Inmobiliario, N.º 790, págs. 1195 a 1240. Año 2022
1195
1.5. Obligaciones y contratos
Presupuestos de la mora del acreedor
Creditor delay requirements
por
FRANCISCO MILLÁN SALAS
Profesor contratado Doctor de Derecho civil
Universidad Complutense de Madrid
RESUMEN: Nuestro Derecho reconoce la institución de la mora del acree-
dor, aunque el Código Civil no contenga una regulación general sobre la misma,
refiriéndose a ella en varios artículos, al igual que ocurre en el Código de Co-
mercio o en leyes especiales. Han sido la doctrina y la jurisprudencia las que
han determinado su régimen jurídico, sobre todo en cuanto al concepto, los
presupuestos y los efectos.
La mora del acreedor la podemos definir como el retraso en el cumplimiento
de la obligación debido al rechazo, sin razón alguna, por parte del acreedor del
ofrecimiento de pago que le hace el deudor, cuando la cooperación del acreedor
es necesaria para el cumplimiento de la obligación, con independencia de la
conducta culposa o no del acreedor.
En cuanto a los presupuestos para la existencia de la mora del acreedor
son: una obligación vencida para cuyo cumplimiento haga falta el concurso del
acreedor; la realización por el deudor de todo lo que conduce a la ejecución de la
prestación, lo que supone el ofrecimiento de pago al acreedor, y que el acreedor
no acepte la prestación, o en general, no coopere sin justificación legal alguna
al cumplimiento de la obligación.
ABSTRACT: As general rule, the Spanish Law provides for the legal institution
of the creditor’s delay. In spite of the absence of a clear legal definition in the Span-
ish Civil Code, several dispositions are referring to it both the Civil Code and the
Commercial Code & special laws. Doctrine and jurisprudence have set in place its
legal regime, definition and the legal requirements and effects.
The delay of the creditor can be defined as the delay in fulfilling the obligation
of accepting the pay-out due to the rejection by the creditor, without legal justifica-
tion, of the payment made by the debtor, when the creditor’s cooperation is neces-
sary for the fulfilment of the obligation irrespective of being negligent conduct or
not of the creditor.
As regards the legal requirements for determining the creditor’s delay, these are:
the maturity of the obligation for whose fulfilment the creditor’s assistance is re-
quired; the proper conduct of the debtor using all reasonable means for the execution
of the payment, which implies the unambiguous offer of payment to the creditor
and that the creditor does not accept the provision, nor cooperate to comply with
the obligation without justified cause.
Francisco Millán Salas
1196
Rev. Crítica de Derecho Inmobiliario, N.º 790, págs. 1195 a 1240. Año 2022
PALABRAS CLAVE: Mora del acreedor. Deudor. Obligación. Ofrecimiento de
pago. Cooperación.
KEY WORDS: Creditor delay. Debtor. Obligation. Offer of payment. Cooperation.
SUMARIO: I. INTRODUCCIÓN.—II. CONCEPTO DE MORA DEL ACREE-
DOR.—III. PRESUPUESTOS DE LA MORA DEL ACREEDOR. 1. QUE EXISTA UNA
OBLIGACIÓN. 2. OFRECIMIENTO DE PAGO. A) Concepto. B) Elementos del ofrecimiento de
pago. C) Clases de ofrecimiento. D) Requisitos del ofrecimiento de pago. a) Intro-
ducción. b) Persona legitimada para hacer el ofrecimiento de pago. c) Persona
legitimada para recibir el ofrecimiento de pago. d) Objeto. e) La condición. f)El
término. g) Lugar. h) Forma. 3. LA COOPERACIÓN DEL ACREEDOR. A) Introducción. B) La
necesidad de la cooperación del acreedor. C) Naturaleza jurídica de la cooperación.
D) La justa causa de no cooperar al cumplimiento de la obligación. 4. LA MORA
DEL ACREEDOR NO REQUIERE LA CULPA. 5. NO ES PRECISO UN REQUERIMIENTO DEL DEUDOR AL
ACREEDOR.—IV. CONCLUSIONES.—V. RESOLUCIONES CITADAS.—VI.BIBLIO-
GRAFÍA.
I. INTRODUCCIÓN
Mantiene SABATER BAYLE que «Existen, realmente, dos concepciones sobre
la mora: una unitaria, que afirma que el concepto de mora es único, si bien existen
dos clases de mora (del deudor y del acreedor); y otra dualista, que propugna
la escisión conceptual de la mora del deudor y de la mora del acreedor, como
figuras autónomas e independientes»1.
En la doctrina española, la controversia se produce ya entre los prime-
ros comentaristas del Código Civil, así, SCAEVOLA sostiene que «cuando el
acreedor se niega a recibir lo que se le debe, no falta a una obligación, por-
que no tiene la obligación de recibir. Esto aportará a la mora del deudor las
consecuencias que sean precisas... pero no es mora por sí misma...; si solo
es moroso el que debe, ¿en qué sentido puede serlo el acreedor que no debe
nada?»2. En cambio, MANRESA sostiene que en el concepto de mora debe dis-
tinguirse «según proceda del deudor para cumplir, o del acreedor para recibir,
la mora solvendi y la mora accipiendi»3. Más recientemente, CANO MARTÍNEZ
DE VELASCO mantiene la concepción unitaria, si bien advierte que puede
representar un cierto obstáculo para llegar a un concepto unitario de mora,
el elemento de la culpabilidad. La mora del deudor requiere la culpabilidad
de este en el retraso; en cambio, la del acreedor no. Además que los efectos
propios de ambas moras son, coetáneamente, incompatibles4. SABATER BA-
YLE, sin mantener una u otra concepción, afirma que «en el Código Civil, no
existe un pronunciamiento que nos permita defender de manera inequívoca
la tesis dualista o la unitaria», si bien «la teoría dualista sobre la mora tiene
la ventaja indudable de la seguridad jurídica: al ser regulada extensamente
la mora del acreedor, los requisitos, los efectos, y las clases de ofrecimiento,
queden obviadas de raíz las discusiones doctrinales y jurisprudenciales, en
beneficio de dicho principio, y el margen reservado a la interpretación del
texto queda considerablemente reducido». «La teoría unitaria sobre la mora
permite establecer una «comunidad de principio» entre la mora del deudor
Rev. Crítica de Derecho Inmobiliario, N.º 790, págs. 1195 a 1240. Año 2022
1197
Presupuestos de la mora del acreedor
y la del acreedor; y al estar la primera plenamente reconocida y consagrada,
cabría plantearse la posibilidad de extender su régimen a la mora del acreedor,
de tan parca regulación en el Derecho español. Esta teoría presenta la notable
dificultad de tener que precisar las «salvedades» oportunas (así, por ejemplo, la
mora del deudor requiere culpa, mientras que la mora del acreedor se produce
aún en el caso fortuito...)»5.
Entre estas dos teorías, la mayoría de los autores mantienen la teoría dualis-
ta6, así como la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre el ar tícu lo 1176 del
Código Civil7, y la mantiene el Derecho extranjero8.
Las dos moras tienen algunas analogías tales como que implican un retraso
en el cumplimiento de la obligación y que el causante del retraso es responsable
por los daños causados como consecuencia del retraso. Y también ciertas dife-
rencias como que la mora del deudor es imputable al deudor, mientras que la
mora del acreedor lo es al acreedor, que en la mora del deudor es necesario el
retraso culpable del deudor, mientras que en la mora del acreedor no es nece-
sario la culpabilidad del acreedor o que en la mora del deudor es necesario un
requerimiento judicial o extrajudicial del acreedor al deudor para que cumpla,
mientras que en la mora del acreedor no es necesario el requerimiento del deudor
al acreedor para que incurra en mora.
Nuestro Código Civil no contiene una regulación general sobre la mora del
acreedor, tan solo se alude a ella en varios preceptos. Así, en el ar tícu lo1176
se presupone la mora del acreedor si el acreedor se negare, de manera expresa
o de hecho, sin razón a admitir el ofrecimiento de pago, a otorgar el docu-
mento justificativo de haberse efectuado o a la cancelación de la garantía, si
la hubiere; el ar tícu lo 1185 libera al deudor, cuando ofrecida por este la cosa
al acreedor se perdiese, habiéndose, sin razón, negado el acreedor a aceptarla;
el ar tícu lo1452.3.º se refiere a la venta de cosas fungibles por un precio fijado
con relación al peso, número o medida, no imputándose el riesgo al comprador
hasta que se haya pesado, contado o medido, a no ser que el comprador se haya
constituido en mora; el ar tícu lo1505 declara resuelta la venta de bienes muebles
cuando el comprador, antes de vencer el término fijado para la entrega, no se
haya presentado a recibirla; y los ar tícu los1589 y 1590 se refieren a la morosidad
en recibir la obra.
El Código de Comercio alude también a la mora del acreedor en el ar tícu-
lo 332, sobre compraventa mercantil, donde se establece que si el comprador
rehusare sin justa causa el recibo de los efectos comprados o demorase hacerse
cargo de los mismos, el vendedor puede depositarlos judicialmente.
Además del Código Civil y del Código de Comercio, en el resto del ordena-
miento jurídico también se hace referencia a la mora del acreedor, así: en la
Ley de Expropiación Forzosa de 16 de diciembre de 1954 (art. 50); en la Ley
19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque (art.48); en la Ley 15/2009, de
11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías (art.44 en
relación con el 36.1); en la Ley 14/2014, de 24 de julio, de Navegación Marítima,
en relación con el contrato de fletamento (art.228), y en relación al contrato de
pasaje (art. 293.2); en la Ley 48/1960, de 21 de julio, sobre Navegación Aérea
(art. 109); en el del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el
que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores
(art. 30); en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se
aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, para el contra-
to de edición (art. 65.1.º y 3.º), y para el contrato de representación teatral y
ejecución musical (art.77.1.º).

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR