SAN, 16 de Marzo de 2001

EmisorAudiencia Nacional. Sala Contencioso Administrativo, Sección 6ª
ECLIES:AN:2001:1744

SENTENCIA

Madrid, a dieciseis de marzo de dos mil uno.

Visto el recurso contencioso administrativo que ante esta Sección Sexta de la Sala de lo

Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional y bajo el número 06/1841/1998, se tramita a

instancia de D. Mariano , representado por la Procuradora Dª Paloma

Valles Tormo, con asistencia Letrada, contra resolución del Ministerio de Economía y Hacienda de

fecha 17 de Julio de 1.998, sobre condonación de sanciones, y en el que la Administración

demandada ha estado representada y defendida por el Sr. Abogado del Estado, siendo la cuantía

del mismo de 3.007.207 pesetas.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Se interpone recurso contencioso administrativo por D. Mariano , frente a la Administración del Estado, dirigida y representada por el Sr. Abogado del Estado, sobre Resolución del Ministerio de Economía y Hacienda de fecha 17 de Julio de 1.998, solicitando a la Sala la estimación del recurso.

SEGUNDO

Reclamado y recibido el expediente administrativo, se confirió traslado del mismo a la parte recurrente, para que en plazo legal formulase escrito de demanda, haciéndolo en tiempo y forma, alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, y suplicando lo que en el escrito de demanda consta literalmente.

Dentro del plazo legal la Administración demandada formuló, a su vez, escrito de contestación a la demanda, oponiéndose a la pretensión de la actora y alegando lo que a tal fin estimó oportuno.

TERCERO

No habiéndose solicitado recibimiento a prueba y evacuado el trámite de conclusiones, quedaron los autos conclusos y pendientes de votación y fallo, para lo que se acordó señalar el día 14 de Marzo de 2.0001.

CUARTO

En la tramitación de la presente causa se han observado las prescripciones legales previstas en la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, y en las demás Disposiciones concordantes y supletorias de la misma.

Vistos, siendo Ponente el Iltmo. Sr. Presidente D. Fernando Delgado Rodríguez

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Es objeto de impugnación en el presente recurso contencioso-administrativo la Orden del Ministro de Economía y Hacienda dictado el día 17 de Julio de 1.998, por el que resuelve desestimar la solicitud de condonación formulada por la actora, de las sanciones por importe de 3.007.207,-pts. impuestas en Actas de la Inspección de Tributos de conformidad de 28 de Junio de 1.996 por los Impuestos de IRPF e IVA, ejercicios 1.990 a 1993.

SEGUNDO

Se solicita por el actor el reconocimiento de la extinción total de la deuda pecuniaria nacida de la imposición de sanción de multa, mediante la condonación de la misma. El Ministro de Hacienda, en la Resolución impugnada, deniega la concesión de la condonación al entender que no concurren circunstancias que la justifiquen, previo informe de la AEAT, de 7 de Noviembre de 1.996, con referencia a un cuadro adjunto sobre participación de la actora en el valor de operaciones es del 27%, y un número de empleados del 42%, Sobre el total de Briviesca respecto de empresas con epígrafes: 501.1 y 833.2, durante el ejercicio 1.995. Figurando ambos documentos en el expediente administrativo.

Una correcta solución del conflicto que se somete a la Sala parte del análisis de dos cuestiones: 1.- naturaleza jurídica de la condonación, 2.- límites en el ejercicio de la potestad de condonar.

El artículo 89 de la Ley General Tributaria -anterior a la reforma de 1.995, en la que el instituto de la condonación desaparece- tras afirmar que la responsabilidad derivada de las infracciones se extingue por condonación, declara que las sanciones tributarias sólo podrán ser condonadas de forma graciable, lo que se concederá discrecionalmente, previa solicitud del sujeto responsable y renuncia a la acción de impugnación correspondiente al acto administrativo. En análogos términos se pronuncia el artículo 128.3 del Real Decreto 1999/1981.

En principio puede señalarse la desafortunada redacción de los preceptos en cuanto parece equiparar los conceptos de acto graciable y acto discrecional, cuando es bien sabido que ambos difieren sustancialmente. Pero lo cierto es que resulta clara de la dicción literal de las citadas normas y de la regulación de la condonación como causa de extinción de la responsabilidad por infracciones, que nos encontramos ante un acto graciable; y ello, porque la norma habilitante no ha establecido límite alguno ni condicionamiento en el ejercicio de la facultad que nos ocupa, dejando a la libre apreciación de la Administración, según criterios de oportunidad, y sin sujeción alguna a fines, circunstancias o hechos delimitados por la norma, la concesión de la condonación.

En el ejercicio de potestades graciables, la libertad de la Administración es más intensa que en el ejercicio de potestades discrecionales, en las cuales, aunque no todos los elementos que componen la potestad se encuentran definidos, siendo necesaria una concreción basada en la apreciación subjetiva de la Administración, lo cierto es que la norma establece elementos reglados, hechos determinantes y fines de la potestad atribuida, que sirven, junto al respeto de los principios generales del Derecho, de técnicas de control al ejercicio de potestades discrecionales.

En el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR