Poder autorizado por la junta para otorgar escritura de rectificación. Exigencias para su debida utilización

Páginas68-70

Resumen: No es admisible la rectificación subsanatoria de una escritura por otra, la cual ha sido otorgada o elevado a público el acuerdo pertinente por un apoderado autorizado por la junta y sin poder otorgado en escritura separada por el órgano de liquidación o administración.

Hechos: Los hechos de esta resolución son los siguientes:

  • En escritura pública se elevan a público acuerdos de junta de disolución y liquidación de sociedad en los que al final de la certificación se faculta al liquidador para otorgar poder a determinadas personas a los efectos de “elevar a público los presentes acuerdos, otorgando para ello las escrituras públicas correspondientes (incluso de subsanación, aclaración o rectificación), así como para realizar cuantas actuaciones sean precisas o convenientes para la plena eficacia de los acuerdos …”.
  • Dicha escritura es calificada con determinados defectos.
  • Caducado su asiento de presentación se vuelve a presentar acompañada de escritura de rectificación en la que comparece uno de los apoderados señalados en la certificación de la escritura subsanada en los términos antes vistos y en uso “de poder especial otorgado por acuerdo de la Junta General Universal de fecha …, cuyos acuerdos fueron elevados a público en la escritura que se rectifica por la presente”.
  • El registrador, entre otros defectos, que dice el notario que serán subsanados, suspende la inscripción por el siguiente que califica de subsanable: La apoderada compareciente “no puede otorgar la escritura de rectificación en virtud del poder que se cita, esto es, el otorgado por acuerdo de la junta de …, por cuanto en dicha junta se facultó al liquidador único, … para otorgar un poder especial a favor, entre otros, de la Sra. D”, lo que no resulta de los documentos presentados.

    El notario recurre diciendo que la escritura de rectificación más que escritura es un acta rectificación del art. 153 del RN (puro error material) pues en ella el apoderado se limita a aportar e incorporar la certificación subsanatoria del liquidador.

    Resolución: La DG confirma la nota de calificación y desestima el recurso.

    Doctrina: La DG se basa para la desestimación del recurso en un doble motivo:

    1. No da cumplimiento el notario en la escritura calificada al artículo 98 de la Ley 24/2001 y al artículo 166 del RN. Es de señalar que este defecto no formaba parte de la nota de calificación con lo que parece que el Centro Directivo se aparta de su doctrina...

    Para continuar leyendo

    Solicita tu prueba

    VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR