Personalidad emprendedora y genero.

AutorYurrebaso Macho, Amaia

[en] Entrepreneur personality and gender

Sumario. 1. Introduccion. 2. Personalidad emprendedora. 2.1. Locus de control. 2.2. Autoeficacia. 2.3. Propension al riesgo. 2.4. Proactividad. 2.5. Intencion emprendedora. 3. Metodo. 3.1. Participantes. 3.2. Procedimiento. 3.3. Instrumento. 3.4. Resultados. 4. Discusion. 5. Conclusiones.

Introduccion

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en su ultimo analisis, muestra en Espana un indice de Actividad Emprendedora Total (TEA) en la poblacion de entre 18 y 64 anos del 5,2%. En concreto, el 2,3% se corresponde con personas con negocios nacientes (hasta 3 meses) y el 2,9% por personas con negocios nuevos (de entre 3 y 42 meses) (GEM,2017).

En cuanto a genero, el indice TEA muestra una mayor participacion masculina frente a la femenina (55,7% y 44,3% respectivamente). Sin embargo, aunque dichas diferencias entre hombres y mujeres han existido a lo largo de los anos, su intensidad va disminuyendo progresivamente (GEM, 2016).

La literatura cientifica apoya los datos proporcionados por GEM, ya que en los ultimos anos se han podido recoger numerosos resultados que corroboran dichas cifras. Fuentes y Sanchez (2010) apostillan que los dirigentes de empresas de la Union Europea (UE) continuan siendo varones (entre un 65% y 75%). En el caso espanol, solo el 32,9% de las mujeres ocupan puestos de dirigente en empresas privadas o de la administracion publica. Asimismo, Allen, Elam, Langowitz y Dean (2008) apuntan en su estudio realizado con una muestra belga, que existe una ratio de cuatro hombres por cada mujer emprendedora. Autores como Mueller y Conway Dato-on (2013) destacan la brecha de genero que existe en la ultima decada y puntualizan las diferencias de genero en la orientacion emprendedora y en la motivacion, deseo e intencion para convertirse en un emprendedor. Por otro lado, Brush (1992) afirma que incluso cuando las personas tienen un contexto similar, existe una mayor prevalencia en la intencion emprendedora en hombres que en mujeres en gran cantidad de culturas. Zhang et al. (2009), por su parte, abogan que las mujeres son discriminadas en la intencion emprendedora y que tienen que lidiar con mayores dificultades que los hombres en el proceso de emprender. De igual forma, Do Pa?o et al. (2015) concluyen que la intencion emprendedora es significativamente menor en mujeres que en hombres, asi como su conducta emprendedora, sus caracteristicas y actitudes personales.

Desde una perspectiva psicologica la conducta emprendedora puede analizarse desde varias orientaciones teoricas, destacando la cognitiva, la orientacion de la conducta y la de la personalidad como mas fructiferas a tal fin (Sanchez, 2010; SuarezAlvarez, 2016; Yurrebaso, 2012).

Desde el marco de la personalidad emprendedora, numerosos investigadores ponen en su punto de mira el analisis de las diferentes competencias y capacida des necesarias para emprender de forma exitosa. Las investigaciones pretenden encontrar una serie de rasgos que sirvan como modelos explicativos de la conducta emprendedora, dirigiendo sus esfuerzos a la identificacion y diferenciacion de los emprendedores, con respecto a quienes no lo son (Lee-Ross, 2015 (en Campos Vazquez, 2017); Moriano, 2005; Sanchez, 2010; Suarez-Alvarez y Pedrosa, 2016; Vantilborgh, Joly y Pepermans 2015; Yurrebaso, 2012).

Teniendo en cuenta los hallazgos en la mayoria de estudios que resaltan la disparidad de genero tanto en la iniciativa como en la propia conducta emprendedora, este estudio se plantea si las diferencias de genero pueden ser explicadas en base a la personalidad. Los rasgos especificos que se analizaran son los recogidos en el COE7. Dichos rasgos son: Proactividad, Autoeficacia, Locus de Control y Propension al riesgo (Sanchez, 2010). Estos son identificados como mas significativos por diferentes autores como Korunka, Frank, Lueger y Mugler (2003), quienes senalan en sus investigaciones la propension al riesgo y el locus de control, entre otros, como factores determinantes en la personalidad emprendedora. Propuesta compartida por Vecchio (2003), quien anade la autoeficacia como dimension cognitiva determinante en la actividad emprendedora. Ademas, Moriano, Palaci y Trejo proponen el rasgo de proactividad como factor determinante en las competencias de un emprendedor (2001). Otros estudios internacionales tambien avalan dichos factores como se pone de manifiesto en las investigaciones sobre el locus de control de Sesen (2013), de propension al riesgo de Xiazhou (2015) y de proactividad de Munoz-Bullon, Sanzhez-Bueno y Vos-Saz (2015), entre otros.

Se adopta, en definitiva, una vision psicosocial del perfil del emprendedor que incluye otras dimensiones cognitivas, ademas de los rasgos de personalidad, como la autoeficacia y la intencion emprendedora, apoyados en la idea de que los hombres tienen mayor sensacion de eficacia que las mujeres (Bagheri y Akmaliah, 2014; De la Cruz et al., 2014) y una mayor intencion de emprender (Morales-Alonso et al., 2015).

Se pretende analizar si existen o no diferencias en cuanto al genero en la personalidad emprendedora y, en su caso, determinar cuales son, asi como las causas y consecuencias de las mismas.

  1. Personalidad emprendedora

    2.1. Locus de control

    Uno de los temas mas estudiados en el emprendimiento es el locus de control. Rotter (1966) lo define como la creencia en que las acciones que uno realiza determinan los resultados que uno hace. Quienes tienen un locus de control interno alto, piensan que son capaces de controlar los resultados de sus acciones, por lo que dedicaran mas esfuerzo y persistencia hacia aquellos que son deseados (Sanchez, 2010). En esta linea, Ferreira et al. (2012) comparten la idea de que el locus de control interno es uno de los rasgos de la personalidad asociados al emprendimiento.

    Diferentes autores centran sus investigaciones en la determinacion de las diferencias de genero en el locus de control interno. Xiaozhou et al. (2015) afirman que existen diferencias significativas y apoyan la idea de que los hombres obtienen puntuaciones mas altas que las mujeres en este rasgo. Estos datos coinciden con los resultados alcanzados por Maes, Leroy y Seis (2014), quienes pudieron comprobar en su estudio que, aunque tanto hombres como mujeres pueden experimentar una falta de control a la hora de convertirse en emprendedor, las mujeres disponen de un menor control interno en comparacion con los hombres. Esta diferencia es atribuida a la idea estereotipada de que los hombres tienen mayores habilidades para emprender, haciendo de este modo a la mujer menos segura de si misma (Maes et al. 2014; Xiaozhou, 2015).

    2.2. Autoeficacia

    La autoeficacia es entendida como la conviccion individual para organizar y ejecutar acciones para producir los resultados deseables, ejerciendo asi influencia en las situaciones que afectan a la propia vida (Bandura, 1986). Son numerosos los estudios que ponen de manifiesto como aquellos individuos con alta autoeficacia correlacionan con altos niveles de intencion emprendedora y ademas estan mas preparados para el futuro como emprendedores (Chen et al., 1998; Zhao et al., 2005). Barnir et al. (2011) y Carr y Sequeira (2007), en la misma linea, subrayan la importancia que juega la autoeficacia en la intencion emprendedora y en la influencia de otros factores como las experiencias familiares empresariales o la educacion.

    Investigaciones centradas en las diferencias de autoeficacia en base a genero ponen de manifiesto una menor confianza de las mujeres en sus propias capacidades para emprender que los hombres, lo que merma, sin duda, su intencionalidad emprendedora (Alonso, Galvegorriz y Hernandez, 2006; Bagheri y Akmaliah, 2014; Drnovsek, Wincent y Cardon, 2010; Langowitz y Minniti, 2007; Oliveira, Moriano y Salazar, 2013; Sanchez, Lanero, Yurrebaso y Villanueva, 2007; Saurav Pathak, Goltz y Buche, 2013; Wilson, Kickul y Marlino, 2007).

    Bagheri y Akmaliah (2014) subrayan el papel del genero como variable significativa en la relacion entre autoeficacia e intencion emprendedora. Sus resultados apuntan que la autoeficacia masculina tiene mayor contribucion que la femenina en dicha intencion, corroborando asi la tesis de Barnir et al. (2011), quienes asumian que la confianza de los hombres en sus habilidades contribuye mayormente en sus intenciones emprendedoras. Por otro lado, Bagheri y Akmaliah (2014) destacan que la autoeficacia de las mujeres tiene un menor impacto en sus intenciones a la hora de convertirse en emprendedoras. Esto sustenta la idea propuesta por Verheul et al., (2012), que propone que las mujeres perciben mayores impedimentos y barreras economicas, asi como dificultades administrativas en el proceso de establecer su propio negocio en comparacion con los hombres. Por ultimo, Arshad et al. (2016) senalan como [...] estos efectos estan moderados por el genero en la manera en la que la autoeficacia afecta de manera mas positiva en la actitud emprendedora en los hombres que en las mujeres" (Arshad et al., en Bandura y Cervone, 1983: 1018).

    2.3. Propension al riesgo

    Das y Teng (1997) definen la propension al riesgo como el rasgo de la personalidad que determina la tendencia y disposicion del individuo a asumir riesgos. Los individuos con puntuaciones altas en esta dimension estaran inclinados a comportamientos de alto riesgo, es decir, consideraran las alternativas cuyas consecuencias finales puedan alejarse de su marco de expectativas de resultados. Por su parte, los sujetos con baja propension al riesgo tenderan a comportamientos de bajo riesgo y evitaran las alternativas que puedan causar resultados que varien mucho de sus expectativas iniciales. No es necesario esclarecer que toda actividad emprendedora implica incertidumbre y correr cierto tipo de riesgos. Diferentes autores senalan que el riesgo puede inhibir el deseo de iniciar actividades complejas como la emprendedora, por cuanto que esta puede implicar un fracaso, y es habitual...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR