Patrimonio histórico olvidado

AutorPlanificación Jurídica

La contabilización de esta entrada por olvido en la contabilidad, debe realizarse contra la cuenta 101, correspondiente al Fondo social, equivalente en las entidades que no revisten forma mercantil al capital en las mercantiles. El propio PGC 2008 determina que, esta cuenta 101, Fondo social, tendrá un funcionamiento igual que la cuenta 100.

“101. Fondo social: Capital de las entidades sin forma mercantil. Su movimiento es análogo al señalado para la cuenta 100.”

La cuenta 101 no ha cambiado respecto al PGC 1990. La incorporación de este inmovilizado, se deberá soportar mediante la escritura de propiedad que se debió realizar en su momento, o la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad.

La valoración del inmovilizado, debería estar soportada por una tasación que valorara de forma ponderada, y de acuerdo con su finalidad y su catalogación dicho edificio. En cualquier caso, no deberá nunca olvidarse lo que indica la norma de valoración 2ª del PGC2008, al indicar cual debe ser el criterio a seguir en cuanto al inmovilizado material en las valoraciones inicial y posteriores:

“2.ª Inmovilizado material

  1. Valoración inicial: Los bienes comprendidos en el inmovilizado material se valorarán por su coste, ya sea éste el precio de adquisición o el coste de producción. Los impuestos indirectos que gravan los elementos del inmovilizado material sólo se incluirán en el precio de adquisición o coste de producción cuando no sean recuperables directamente de la Hacienda Pública.

    ...

  2. Valoración posterior: Con posterioridad a su reconocimiento inicial, los elementos del inmovilizado material se valorarán por su precio de adquisición o coste de producción menos la amortización acumulada y, en su caso, el importe acumulado de las correcciones valorativas por deterioro reconocidas.

    2.1. Amortización

    Las amortizaciones habrán de establecerse de manera sistemática y racional en función de la vida útil de los bienes y de su valor residual, atendiendo a la depreciación que normalmente sufran por su funcionamiento, uso y disfrute, sin perjuicio de considerar también la obsolescencia técnica o comercial que pudiera afectarlos.

    Se amortizará de forma independiente cada parte de un elemento del inmovilizado material que tenga un coste significativo en relación con el coste total del elemento y una vida útil distinta del resto del elemento.

    Los cambios que, en su caso, pudieran originarse en el valor residual, la vida útil y el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR