Ortograma de la articulación del espacio geopolítico ibérico

AutorModesto Barcia Lago
Páginas95-99

Page 95

Américo CASTRO enfatiza el "simultáneo proceso de unión-desunión, constante en España entre el siglo X y nuestro tiempo"156. Pierre VILAR, sin hacer caso de la advertencia de MENÉNDEZ PIDAL, ve la explicación en un cuasi-determinismo geográfico que le lleva a afirmar que, "desgraciadamente, esta Iberia feliz, esta Iberia activa (por un fenómeno que es, además, clásico en el Mediterráneo) siente difi cílmente la atracción de esa parte interior del país. La franja litoral se aísla y se fragmenta materialmente por la disposición del relieve, por la forma y orientación de los valles, y vuelve la espalda a las mesetas del centro. Hace tiempo que Th. Fischer lo mostró, por lo que se refi ere a Portugal. Eso es también verdad (aún más, porque la elevación de la meseta no es simétrica) si se aplica a las pequeñas unidades costeras del este español" y por eso "tantas regiones marítimas de Iberia tuvieron destinos autónomos en múltiples momentos de la historia"; pero ninguna de ellas "tuvo jamás sufi ciente amplitud territorial ni energía política bastante continua para arrastrar decisivamente a toda la Península", de modo que, en fi n, "la historia de ésta encierra, pues, una lucha incesante entre la voluntad de unificación, manifestada generalmente a partir del Centro, y una tendencia no menos espontánea -de origen geográfico- a la dispersión". Pero persiste la realidad geopolítica de base: "la Península es una encrucijada, un punto de encuentro, entre África y Europa, entre el Océano y el Mediterráneo"157.

Un recurrente anhelo de unidad ibérica, expresión histórica de la pulsión geopolítica del espacio peninsular, devino sistemáticamente frustrado por una tendencia divergente. Se diría que la "negra sombra" que no dejaba de alentar en el romanticismo pesimista de nuestra Rosalía de CASTRO, la voz poética de la "renacenza" gallega de la Nazón del mítico Rei Breogán, aposentara sobre toda la Tierra ibérica: Page 96

Cando penso que te fuches

Negra sombra que me asombras Ó pé dos meus cabezales

Tornas facéndome mofa.

Cando maxino que es ida,

No mesmo sol te me amostras,

I eres a estrela que brila,

I eres o vento que zoa.

Si cantan es ti que cantas;

Si choran es ti que choras;

I es o marmurio do río,

I es a noite, i es a aurora.

En todo estás e ti es todo

Pra mín i en mín mesma moras,

Nin me abandonarás nunca,

Sombra que sempre me asombras158.

Consideraremos este deseo de unidad ibérica y frustración, ese "simultáneo proceso de unión-desunión", desde la perspectiva conceptual del ortograma histórico de la articulación del espacio geopolítico ibérico, comprendido al modo en que UNAMUNO, en un clásico ensayo, explicaba, con barroquismo retórico, que "las olas de la Historia, con su rumor y su espuma que reverbera al sol, ruedan sobre un mar continuo, hondo, inmensamente más hondo que la capa que ondula sobre un mar silencioso y a cuyo último fondo nunca llega el sol"159. Ortograma, pues, visto como la corriente inagotable del fondo intrahistórico sobre el que asienta y se desarrolla la multiplicidad coyuntural y cambiante de los acaecimientos y sucesos de la superficie histórica, la línea dialéctica de base de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR