Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres

AutorJavier Sánchez Icart [et al.]
Cargo del AutorMagistrado Juez de lo Social
Páginas79-94

Page 79

5.1. Introducción

El pasado día 21 de Diciembre de 2006 se aprobó por el Pleno del Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, publicándose el texto de dicho proyecto el pasado día 2 de Enero de 2007 en el Boletín Oficial de las Cortes Generales. Quedando en consecuencia a la espera de que en breve acabe publicándose como Ley Orgánica de forma definitiva en el Boletín Oficial del Estado para su entrada en vigor.

El objetivo de la norma es la consecución de la igualdad real entre mujeres y hombres para suprimir cualquier acto de discriminación contra la mujer en cualquier ámbito de la vida pública o privada, superando el actual estado de aplicación formal de los principios de igualdad y no discriminación por razón de sexo que no ha conseguido erradicar los estereotipos y situaciones de discriminación que a pesar de todo se han perpetuado en nuestra sociedad. Se trata de crear en consecuencia el marco normativo necesario para trasponer e incorporar al ordenamiento español las dos últimas Directivas en materia de igualdad de trato, la 2002/73/CE, de reforma de la Directiva 76/207/CEE, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empelo, a la formación y a la promoción profesionales , y a las condiciones de trabajo; y la Directiva 2004/113/CE, sobre aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en el acceso al bienes y servicios y su suministro. Page 80

5.2. Objeto y ámbito de la ley

La ley tiene por objeto la consecución de la efectividad del principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, en particular mediante la eliminación de la discriminación de la mujer , sea cual fuere su circunstancia o condición, y en cualesquiera de los ámbitos de la vida y, singularmente, en las esferas política, civil, laboral, económica, social y cultural para, en desarrollo de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución, alcanzar una sociedad más democrática, más justa y más solidaria. A estos efectos, la Ley establece principios de actuación de los Poderes Públicos, regula derechos y deberes de las personas físicas y jurídicas, tanto públicas como privadas, y prevé medidas destinadas a eliminar y corregir en los sectores público y privado, toda forma de discriminación por razón de sexo.

El ámbito de aplicación de la norma es eminentemente universal, pues la ley indica que todos gozarán de los derechos derivados del principio de igualdad de trato y prohibición de discriminación por razón de sexo, siendo las obligaciones establecidas en la ley aplicables tanto a personas físicas como jurídicas que encuentren o actúen en territorio español, cualquiera que fuese su nacionalidad, domicilio o residencia. Page 81

5.3. El principio de igualdad y la tutela contra la discriminación
5.3.1. Principio de Igualdad

El principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres supone la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, y, especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil. Se trata de un principio informador del ordenamiento jurídico, que como tal se integrará y observará en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas.

5.3.2. Concepto de discriminación

La ley define la discriminación directa por razón de sexo como la situación en que se encuentra una persona que sea, haya sido o pudiera ser tratada, en atención a su sexo, de manera menos favorable que otra en situación comparable. Por otro lado, se considera discriminación indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados. En cualquier caso, la ley considera discriminatoria toda orden de discriminar, directa o indirectamente, por razón de sexo y particularmente considera actos discriminatorios el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, la discriminación por razón de embarazo o maternidad, y los actos de represalia frente a denuncias por discriminación.

5.3.3. Tutela contra la discriminación

Los Jueces y Tribunales tutelaran el respeto al derecho a la igualdad entre hombres y mujeres a través del Derecho Fundamental a la Tutela Judicial Efectiva proveyéndose un sistema procesal de inversión de la carga de la prueba salvo en procesos penales o sancionadores, modificándose al efecto tanto la Ley de Enjuiciamiento Civil como la Ley de Procedimiento Laboral. También los Poderes Públicos adoptarán las medidas de discriminación positiva a favor de las mujeres para corregir situaciones de desigualdad. En todo caso, los actos y cláusulas de los negocios jurídicos que constituyan o causen discriminación por razón de sexo se considerarán nulos y sin efecto, y darán lugar a responsabilidades en orden a la reparación o indemnización real y efectiva del perjuicio causado. Como elemento disuasorio de las conductas discriminatorias podrá establecerse un sistema de sanciones para prevenir actuaciones de trasgresión del derecho a la igualdad entre hombres y mujeres Page 82

5.4. Políticas públicas para la igualdad

Para la consecución de los fines de igualdad real entre hombres y mujeres previstos en la ley los Poderes Públicos aplicarán en su actuación los siguientes criterios generales:

* El compromiso con la efectividad del principio de igualdad entre mujeres y hombres.

* La integración del principio de igualdad de trato y de oportunidades en el conjunto de las políticas económica, laboral y social, con el fin de evitar la segregación laboral y eliminar las diferencias retributivas, así como potenciar el crecimiento del empresariado femenino y el valor del trabajo de las mujeres, incluido el doméstico.

* La colaboración y cooperación entre las distintas Administraciones públicas en la aplicación del principio de igualdad de trato y de oportunidades.

* La participación equilibrada de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR