Sucesión hereditaria: la sustitución ejemplar: efectos

AutorTeresa San Segundo Manuel
CargoProfesora Titular de Derecho Civil UNED
Páginas1535-1537

Page 1535

1. Planteamiento

Tanto en el artículo 775 como el 776 se contempla el supuesto de que un ascendiente nombre sustituto al descendiente. Tres son los sujetos que entran en juego: el testador, el sustituido y el sustituyente. En estas sustituciones el testador es quien dispone el devenir de sus bienes, si bien el tercero a quien sucede es al sustituido.

2. La sustitución pupilar y ejemplar

La particularidad de la sustitución pupilar y de la ejemplar radica en que el testador instituye heredero en una herencia que no es la suya, testando por otro, nombrando un heredero para éste y no para sí. Su objetivo es el mismo, ya se trate de menores de catorce años o de mayores de catorce declarados incapaces, por lo que perfectamente podrían refundirse ambos preceptos. En los dos casos el testador dispone de la herencia del sustituido evitando que los bienes y derechos de éste pasen a la sucesión intestada. Se reconoce esta posibilidad a los padres y ascendientes.

Se ha criticado la dicción utilizada por el Código Civil que puede inducir a error, tal vez resultara más claro decir que los padres o ascendientes «podrán nombrar heredero para el hijo o descendiente» 1 en lugar de decir que podrán nombrar sustitutos a sus «descendientes».

3. Interrogantes que plantean las sustituciones

Las sustituciones han generado siempre un gran número de interrogantes, es tradicional la discusión sobre a quién heredan los sustitutos, si hay dos herencias o una sola... cómo se articulan estas sustituciones con el artículo 667, según el cual el testamento es el acto por el que una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o de parte de ellos... y si el testamento es un acto personalísimo -art. 670-, está el testador disponiendo de los bienes de otra persona o está disponiendo de sus propios bienes...

Como se puede apreciar, son muchas las cuestiones que suscitan las sustituciones, lo que queda fuera de toda duda es que el Código permite en estos supuestos que los padres y ascendientes nombren sustituto al descendiente pues, como recogía la sentencia del Supremo, de 6 de febrero de 1907, «dadaPage 1536 la facultad otorgada por la ley al ascendiente para testar por y en nombre del descendiente» y, líneas después dice que «tal...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR