Yo no tengo por qué...

AutorAlmudena Alameda Cuesta
Páginas197-202

Page 197

El discurso de Patricia pivota permanentemente alrededor de una cuestión central: la inadecuación entre lo que ella piensa que deberían ser sus responsabilidades como médica de Atención Primaria, y el tipo de actividades que efectivamente realiza. Con unas formas de expresión directas e incisivas Patricia recalca en repetidas ocasiones esa inadecuación, utilizando locuciones que parecen remitir implícitamente a la indignidad de que una profesional situada en su posición tenga que realizar tareas asumibles por otros profesionales de categorías supuestamente inferiores o situados en otros campos de actuación.

Patricia es, junto con Alejandro, uno de los sujetos que asumen en menor medida los presupuestos del modelo de Atención Primaria; de hecho, las características de su discurso la colocan en el polo opuesto: énfasis en la enfermedad y en lo exclusivamente biológico, atención individual, estructura vertical con el médico en la cúspide del sistema...

Respecto al tipo de demandas que los pacientes plantean en consulta, hay una fuerte banalización y deslegitimación de todos aquellos malestares con algún componente socioafectivo, aunque, a diferencia de otros sujetos, lo que se problematiza no es tanto la frecuentación de esos pacientes al Centro de Salud, sino la pertinencia de que ella, como médica clínica, tenga que atenderlos. Patricia no plantea ningún tipo de abordaje para tratar el malestar de estos pacientes, ni siquiera para intentar disminuir su frecuentación, únicamente el que sean otros profesionales los que los atiendan. La utilización de la ironía y el uso de expresiones trivializadoras para referirse a estos malestares, dejan muy claro que las problemáticas socioafectivas no son algo de su incumbencia, a la vez que muestran una disposición caracterizada por la falta de empatía activada, en este caso, por la debilidad de unas personas que no son capaces afrontar sus problemas vitales. Así, su apuesta es lo más alejado de lo que entendemos habitualmente por una atención generalista -que es una de las características del primer nivel de atención sanitaria-, posiblemente en relación con su propia formación y trayectoria profesional (Patricia es especialista en Nefrología, aunque actualmente trabaje en Atención Primaria). Al igual que en otros casos, aunque con mayor intensidad, aparece la fantasía de no tener que prestar atención directa a los pacientes o hacerlo en la menor medida posible, y centrar su actividad en tareas de estudio e investigación. De este modo, va descartando a distintos grupos de pacientes que deberían ser atendidos por otros profesionales (los mayores de setenta y cinco años, por un geriatra; las personas con problemas afectivos, por un psicólogo; las personas con dolores inespecíficos, por un fisioterapeuta; los pacientes de consulta a demanda, por las enfermeras...) quedando perdido justamente el tipo de pacientes que ella, legítimamente, tendría que atender.

Page 198

Como en otras entrevistas, la atención a las urgencias es un elemento distorsionador que viene a aumentar la carga de trabajo, aumentando también la sensación de trabajar en una especie de cadena de montaje, de la que no te puedes mover ni siquiera para ir al cuarto de baño, que ya de por sí genera la atención a la demanda. Y es que la atención a la demanda, ya sea urgente o con cita previa, supone estar enteramente disponible para asumir, al menos inicialmente, todo aquello que el otro desee plantear, sin posibilidad de filtrarlo de ninguna manera a partir de las propias expectativas y preferencias. Por ello, no es extraño que aparezcan discursos que intentan limitar esta sobreexposición-subordinación a las demandas de los otros, máxime cuando la lectura se hace desde una perspectiva altamente jerarquizada, en la que el médico debería ser quien impusiera las reglas del juego. Y es que la vocación de servicio atribuida a profesiones asistenciales como la medicina se matiza enormemente cuando se ponen en juego la distribución del poder y las asimetrías generadas por la misma.

Al igual que en otras entrevistas, la relación con los médicos de Atención Especializada aparece como una relación jerarquizada en la que los médicos de Primaria estarían en un escalón inferior. El...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR