La traslación de experiencias fiscales internacionales: opciones y dificultades miméticas. Una referencia a los ámbitos fitosanitarios y de pesticidas

AutorVictoriano Sierra Ludwig
Cargo del AutorMinisterio de Economía y Hacienda
Páginas215-223

Page 215

1. Introducción

La dialéctica en torno a la utilización de instrumentos "económicos y fiscales" para la protección del medio ambiente lleva más de diez años en el candelero a raíz de la Conferencia internacional de la OCDE sobre "Medio Ambiente y Economía", celebrada en 1984, al incidir en la necesidad de intensificar la eficacia de las estrategias medioambientales.

El eco de esta Conferencia no se hizo esperar tanto en el propio Parlamento Europeo como en la Comisión de la UE, así como desde determinadas tribunas académicas, para volver a resurgir con cierto ímpetu y, a la vez, con reiteración en la mutilación de los planteamientos teórico-conceptuales y previos a la ejecución de medidas concretas.

Dada la creciente explosión del acervo comunitario en materia medioambiental y, en especial, el insatisf actorio cumplimiento -incluso, a nivel de transposición al marco jurídico de los diferentes Estados Miembros de la UE,- provocó el apoyo a un abanico de discusiones sobre la noción de "instrumento económico" y su idoneidad para proceder a un desplazamiento de las reglamentaciones en favor de otros mecanismos transformadores de la producción y del comercio. Se buscaba, en consecuencia, el asentamiento del principio de "quien contamina, paga" y la aparición de incentivos económicos y fiscales con objeto de canalizar el comportamiento de los agentes económicos hacia una integración de la componente ambiental en los procesos productivos y de mercado. En síntesis, la presencia de apoyos (directos e inducidos), desarrollados desigualmente, según Estados y objetivos sectoriales, se han sostenido en la interconexión de cuatro pilares fundamentales: incentivos financieros, libertad de adap-Page 216tación del contaminante, intervención de los poderes públicos e intención de protección del medio ambiente.

Los estudios inicialmente realizados en los países pioneros de este nuevo enfoque (Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia, Holanda y Suecia, principalmente) convenían en la concurrencia de ciertas ventajas comparativas respecto a la legislación llevada a cabo hasta entonces; es decir, de índole económica y de eficacia, al menos teórica y potencialmente, al destacar presuntas mejores opciones en:

  1. la minimización de costes globales en la lucha contra la contaminación. En esta línea, se sitúan las tendencias a igualar los costes marginales de depuración de las aguas residuales con los cánones correspondientes o los certificados (derechos) de contaminación;

  2. la reducción de la contaminación, al establecer cargas en los costes y, por consiguiente, el fomento inducido a la introducción de cambios tecnológicos en la implantación de mejoras en los procesos descontaminantes y de nuevos productos en el mercado;

  3. la flexibilidad de acción procedente de los poderes públicos, por cuanto las modificaciones de las tasas conllevan menos complejidad que la modificación de un texto legislativo y, por tanto, los márgenes de adaptación parecen más fáciles de llevar a cabo a corto plazo; y

  4. la captación de recursos financieros. En la mayoría de los supuestos, los instrumentos económicos aparecen determinantemente en la asignación y obtención de fondos.1

Las diferencias internacionales en la concepción y aplicación de estos instrumentos han sido y siguen siendo considerables.

En este sentido, cabe mencionar algunas consideraciones interconectadas. En primer lugar, la diferente casuística concurrencial y los correspondientes grados de deterioro ambiental, así como la sensibilización poblacional y la asunción desde la perspectiva política de los mecanismos de compensación y restauración. Por otra parte, y en consecuencia, los procesos de conservación y rehabilitación logrados a través de los diversos instrumentos fiscales implementados en apoyo de la política ambiental.

Esta dimensionalidad define la panorámica existente a nivel sectorial.

Page 217

2. Desconexiones ecológico-económicas

Como puede apreciarse en el Cuadro 1, en la Europa comunitaria el consumo de fertilizantes por Ha de tierra arable se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR