Las cajas de ahorros mantienen un vertiginoso proceso de expansión fuera de sus territorios naturales

Páginas16-17

Page 16

En 2006, apenas una quinta parte de las nuevas oficinas que abrieron se inauguraron dentro de la comunidad donde las entidades tienen su sede social. El resto se abrieron en otras regiones. En 2006, las cajas abrieron en España algo más de un millar de oficinas. De esta cantidad, 217 se inauguraron dentro de lo que se sigue considerando su propia comunidad autónoma (por ejemplo, Caja Madrid, en Madrid; y Caja Ávila, en Castilla y León).

Más sucursales fuera

Poco a poco han logrado que se reduzca la dependencia comercial de su red con respecto a los feudos tradicionales, donde el amor al terruño siempre ha jugado un componente esencial en la relación de estas entidades con los clientes. De las más de 23.400 oficinas con las que contaban las cajas a finales de 2006, en torno a 15.000 estaban dentro de sus respectivas comunidades. Esto supone que un 64,19% de la red todavía está vinculada a la región de origen. En 2005, ese porcentaje era mayor y se situaba en el 66,12%.

En 2005, apenas había tres entidades que tenían más oficinas fuera de sus comarcas que dentro. Eran La Caixa (en la que además de Cataluña se incluye Baleares como lugar de origen), Caja Duero (Castilla y León), e Ibercaja (Aragón). En 2006, además de estas tres entidades, se sumaron a esa lista otras dos: Caja del Mediterráneo (CAM), cuyo bastión tradicional ha sido Alicante, Valencia y Castellón; y Kutxa (Pais Vasco). Quedan aún algunos casos en los que el cien por cien de las oficinas siguen estando dentro de las comarcas de origen. Se trata de cajas más modestas, como Ontinyent y Pollença.

Espacio para crecer

La apertura de oficinas fuera de las comunidades de origen pone de manifiesto que, al menos para algunas cajas, existe el convencimiento de que hay espacio para crecer fuera, por mucho que otras regiones estén muy saturadas. Para casi todas las entidades, salir fuera de las demarcaciones tradicionales ha sido un proceso natural, que en algunos casos se remonta a 1975, gracias a una reforma legislativa.

En ese momento, a las cajas se les dejó salir fuera de su provincia, y extenderse dentro de su comunidad. En 1979 llegó otra reforma legislativa y se les dejó extenderse en comunidades colindantes, y en 1988 llegó la liberalización total y se les permitió abrir en todo el territorio.

Mayor red de Europa

Las diferencias entre la estrategia de cada caja tan...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR