Ley de sociedades profesionales

AutorUriel Sevillano
CargoAbogada de Quecedo Abogados

LA NECESIDAD DE DAR COBERTURA A UNA REALIDAD, SIEMPRE QUE SE ESTABLEZCA UN RÉGIMEN DE RESPONSABILIDAD RACIONAL Y LIMITADO

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de Justicia, ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de Sociedades Profesionales. La finalidad que persigue esta Ley no es otra que la de regular una situación de facto que se ha hecho cada vez más patente en estos últimos años: el hecho de que las denominadas Profesiones Liberales, que tradicionalmente venían desempeñándose de una forma individualizada, han pasado con carácter general y en un período de tiempo relativamente corto, a evolucionar hacia una prestación de servicios de carácter colectivo, cada vez más compleja y de mayor envergadura.

Es decir, la Ley surge como respuesta a la necesidad de proporcionar una regulación colectiva del trabajo de profesionales liberales asociados (bufetes de abogados, estudios de arquitectura, procuradores, etc), que a partir de su entrada en vigor misma supondrá el que se facilite a estas organizaciones un régimen normativo, hasta el momento inexistente, que encauce su desarrollo como sociedades dentro de nuestro ordenamiento jurídico, a la vez que introduce un amplio sistema de garantías de seguridad jurídica, tanto para la agrupación de profesionales en sí misma considerada, como para los clientes que a ésta acudan.

Ø La garantía de seguridad jurídica para las sociedades profesionales.

Con respecto a la primera, la garantía se explicita en la creación del régimen normativo del que venimos hablando y, en consecuencia, su fortalecimiento en cuanto a la seguridad jurídica de su propia existencia y desarrollo, que podrán llevar a cabo a través de las múltiples formas de asociación previstas en la legislación vigente, esto es, adoptando cualquiera de las formas societarias que mejor convengan a las necesidades de cada uno de sus socios, así podrán constituirse como Sociedades Anónimas, Limitadas, Civiles etc. Eso sí, con una obligación ineludible: La inscripción de todas ellas en el Registro Mercantil para garantizar la transparencia en la estructura de estas sociedades sea cual fuere la forma social adoptada.

Sin embargo no será éste el único medio de publicidad de estas sociedades pues lo anterior se complementa con la creación de un portal en Internet, al amparo del Ministerio de Justicia, en el cual los Colegios Profesionales vendrán asimismo obligados a comunicar las inscripciones correspondientes a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR