Ley 237 - Renuncia. Cesión

AutorJosé Arregui Gil
Cargo del AutorMagistrado. Doctor en Derecho

La presente ley contempla dos cuestiones distintas que pueden acaecer en las sustituciones fideicomisarias a término y condicionales1.

  1. En la sustitución fideicomisaria a término, cuando es verdaderamente cierto, no un término incierto en su producción que tiene el tratamiento y efectos de condición2, por esa su certeza en acaecer, el fiduciario, viviendo el fideicomisario llamado, puede anticipar, mediante renuncia a sus derechos, la delación del fideicomiso en favor del fideicomisario. Esta facultad de renuncia que tiene su fundamento en el principio general de renuncia de derechos que consagra la ley 9, resalta lógica en sus consecuencias, porque viviendo el fideicomisario, el término que juega hasta su llegada en favor del fiduciario, no puede impedir que antes de su cumplimiento pueda renunciarse por quien es el favorecido por el mismo. Y lo que afirmo es una conclusión lógica, a que se llega al aplicar adecuadamente los principios generales de la titularidad del fiduciario y de la teoría general del término3. Por ello, si el término no está previsto de tal manera que sólo retrase la exigibilidad del derecho por el fideicomisario, sino que debe de jugar como si fuera una condición incierta, que mientras no se cumple es como si no existiera el derecho del fideicomisario, la renuncia anticipada del fiduciario no producirá efecto alguno a favor del fideicomisario, ni la delación del fideicomiso.

    Consecuencia diferente es, como ya he aludido en otro lugar, si no habiendo transcurrido el término, y no habiendo renunciado antes el fiduciario, le premuere el fideicomisario, ya que al fallecimiento de éste, el fideicomiso queda purificado, a no ser que hubiera otro u otros fideicomisarios más llamados al fideicomiso una vez cumplido el término establecido.

    Por otra parte, la renuncia del fiduciario a la que se refiere el párrafo primero de la ley es abdicativa aunque resulte en favor del fideicomisario.

  2. En las sustituciones fideicomisarias, sean a término o condicionales, tanto el fiduciario como el fideicomisario pueden ceder sus respectivos derechos. Esta cesión convencional produce, según quien la hace, diferentes efectos.

    Si la cesión la hace el fiduciario, queda limitada la cesión por la llegada del término o por el cumplimiento de la condición a que esté sometido el fideicomiso, de tal manera que llegado el término, o cumplida la condición, si no ha premuerto antes el fideicomisario llamado, se produce la delación en favor de éste y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR