Invalidez en su modalidad no contributiva

AutorLourdes Meléndez Morillo-Velarde
Cargo del AutorProfesora Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social Universidad Rey Juan Carlos

La Invalidez en su modalidad no contributiva se regula en los artículos 363 a 368 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social . La regulación de la LGSS se complementa con las siguientes normas:

Contenido
  • 1 Cuestiones generales de la invalidez no contributiva
  • 2 Cuantía de la pensión de invalidez no contributiva
  • 3 Efectos económicos de la pensión de invalidez no contributiva
  • 4 Causas de suspensión y de extinción de la pensión de invalidez no contributiva
  • 5 Compatibilidad de la pensión de invalidez con otras pensiones
  • 6 Calificación de la pensión de invalidez
  • 7 Obligaciones de los beneficiarios de la pensión de invalidez
  • 8 Recursos adicionales
    • 8.1 En formularios
    • 8.2 En doctrina
    • 8.3 En dosieres legislativos
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Cuestiones generales de la invalidez no contributiva

La invalidez en su modalidad no contributiva es una pensión que se reconoce a quienes no cumplan los requisitos de acceso a la incapacidad permanente en su modalidad contributiva, tales como la la afiliación, cotización

Pueden ser beneficiarios de la pensión de invalidez los españoles y nacionales de otros países con residencia en España que presenten deficiencias, previsiblemente permanentes, de carácter físico o psíquico, congénitas o no, que anulen o modifiquen su capacidad física, psíquica o sensorial. La invalidez asegura una prestación económica, asistencia médica y farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios.

Los beneficiarios se se regulan en el art. 363, TRLGSS , y deben reunir las siguientes condiciones ( art. 363.1, LGSS ):

  • Ser mayor de 18 y menor de 65 años de edad.
  • Residir legalmente en territorio español y haberlo hecho durante 5 años. De esos cinco años al menos dos deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la pensión. A los europeos se totalizarán los periodos de residencia en Estados de la Unión Europea.
  • Tener una discapacidad o enfermedad crónica, en grado igual o superior al 65%.
  • Carecer de rentas o ingresos suficientes para subsistir.

En relación con el requisito de carencia de rentas o ingresos insuficientes, pueden hacerse las siguientes consideraciones:

  • Se cumple el requisito cuando la suma, en cómputo anual, de los ingresos o rentas sea inferior al importe anual de la prestación de incapacidad no contributiva.

A estos efectos, se deben computar las rentas del capital y no el valor de éste cuando se percibe en herencia o por la venta de un bien. Es decir, no se toman en consideración los elementos patrimoniales del beneficiario, sino sus rendimientos (véase STSJ de Castilla y León, Sala Social, de 17 de octubre de 2016 [j 1]).

  • Aunque el solicitante carezca de rentas o ingresos propios, si convive con otras personas en una misma unidad económica, se sumaran los ingresos de todos los integrantes de dicha unidad económica y solo se considerará cumplido el requisito cuando el resultado sea inferior al límite de acumulación de recursos aplicado a la unidad económica.

- El límite de acumulación de recursos en el supuesto de que el solicitante viva solo o en una unidad sin obligación de alimentos (o unidad no económica de convivencia), es equivalente a la suma, en cómputo anual, del importe en cómputo anual de la pensión.

Conforme al artículo 363.4 TRLGSS hay unidad económica en todos los casos de convivencia de un beneficiario con otras personas, sean o no beneficiarias, unidas con aquel por matrimonio o por lazos de parentesco de consanguinidad hasta el segundo grado.

- El límite de acumulación de recursos, en el supuesto de unidad económica de convivencia, será equivalente a la cuantía, en cómputo anual, de la pensión, más el resultado de multiplicar el setenta por ciento de dicha cifra por el número de convivientes, menos uno.

Cuando la convivencia, dentro de una misma unidad económica, se produzca entre el solicitante y sus descendientes o ascendientes en primer grado, los límites de acumulación de recursos serán equivalentes a dos veces y media la cuantía anterior.

  • Se considerarán como ingresos o rentas computables, cualesquiera bienes y derechos, derivados del trabajo, capital, y naturaleza prestacional ( art. 363.5, TRLGSS ).

En relación con el derecho a pensión de un solicitante en unidad económica de convivencia, la STSJ de Islas Canarias, Sta. Cruz de Tenerife sentencia número 514/2012 de 15 de junio [j 2], deniega pensión por superar los recursos de la unidad económica de convivencia los límites de acumulación, al incluirse entre los ingresos la unidad la ayuda económica mensual por acogimiento familiar administrativo permanente y remunerado. Y la STSJ Castilla-la Mancha sentencia número 1265/2000 de 13 de noviembre [j 3] ratifica la sentencia de instancia que denegó el derecho a pensión de invalidez por considerar que no hay carencia de rentas o ingresos suficientes al computarse entre los ingresos de la unidad familiar, la pensión de mutilado de guerra.

  • Los beneficiarios de esta pensión que comiencen a prestar servicios por cuenta ajena, cuenta propia o se acojan a los programas de renta activa de inserción (desempleados de larga duración mayores de 45 años), recuperarán la pensión de invalidez cuando, se les extinga su contrato, dejen de desarrollar actividad...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR