Introducción: certezas e inquietudes

AutorJordi Nieva Fenoll - Eduardo Oteiza
Páginas9-12
9
INTRODUCCIÓN
CERTEZAS E INQUIETUDES
El libro que ofrecemos al lector parte de una certidumbre tanto intuitiva
como racional sobre el valor capital de la independencia judicial y su tras-
cendencia para la determinación y vitalidad de los derechos. Resulta incon-
trovertible que para la tutela de los derechos es fundamental garantizar la
existencia de unos órganos jurisdiccionales cuyas notas constitutivas sean
la independencia de quien debe decidir, así como la imparcialidad, el res-
peto por la cosa juzgada y el derecho de defensa, dentro de cuyas garantías
entendemos incluida esencialmente la igualdad de partes. Sin embargo, las
coincidencias sobre la importancia de la independencia, como elemento in-
eludible de la jurisdicción, se hacen más complejas en cuanto se ahonda en
sus manifestaciones concretas, que muestran que hay mucho por indagar
sobre cómo opera ante los escenarios complejos que la ponen a prueba. Se
advierte entonces que resta mucho por investigar sobre sus manifestaciones
y resultados en sociedades democráticas que permanentemente desafían sus
límites.
El libro fue concebido como un intento de reflexión sobre aspectos teó-
ricamente cruciales sobre la noción de independencia judicial. Nació de
conversaciones informales en las que en forma recurrente advertíamos que
había mucho por meditar y ahondar sobre las aristas de la pretendida ajeni-
dad de quien debe decidir, en los distintos niveles de la jurisdicción, y de sus
colaboradores.
Esos debates nos convencieron de que era preciso volver a analizar una
variedad de temas vinculados con las repercusiones de la reclamada neu-
tralidad. Fue entonces cuando decidimos proponer a un destacado grupo
de académicos que nos acompañaran en el desafío de brindar conclusiones
tentativas sobre las diversas expresiones de esa independencia asumida y
presumida pero que resulta tan encomiable como difícil de plasmar en la
práctica judicial por innumerables razones y sinrazones.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba