Introducción

AutorAndrés Lazo Jara
Cargo del AutorAbogado de los Tribunales de Justicia de la República del Ecuador, en la Universidad del Azuay, Cuenca ? Ecuador
Páginas17-23
— 17 —
INTRODUCCIÓN
Desde el pensamiento liberal-tradicional, la autonomía ha
sido vista como un valor deseable del ser humano, aquel que fun-
damenta su participación política y la titularidad y el ejercicio de
derechos. Esta idea ha sido definida históricamente alrededor de
algunas características, como el deseo de presentarse como invul-
nerable, la racionalidad, la independencia, la autosuficiencia, el
autocontrol o incluso la capacidad de controlar el mundo a nues-
tro alrededor. Desde esta construcción, se ha fijado un arquetipo
de ser humano que se corresponde con el conjunto de caracterís-
ticas mencionadas anteriormente. Ese modelo de ser humano ha
sido predicado como universal, es decir, el prototipo válido para
definir a todas las personas, juzgado como la mejor manera de
garantizar la igualdad y la libertad frente a la tiranía del Estado.
Es obvio su origen histórico, sin embargo, fue postulado y sigue
siendo postulado, con más o menos cambios, como el ideal que
motiva la teoría y la práctica política, cultural, legal e incluso eco-
nómica de nuestro tiempo.
No obstante, puestas en práctica, esas ideas llevaron a conside-
rar que las únicas personas que podían reconocerse con ese ideal
de autonomía serían los varones blancos, propietarios y, además,
entendidos como autosuficientes; siendo estos los únicos capaces
de lograr una vida realmente autónoma. Consecuentemente, fue-
ron excluidas de cualquier posibilidad de participación, titulari-

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR