Acuerdo Interconfederal para la negociación colectiva 2002 (AINC 2002)

AutorYolanda Sánchez-Urán Azaña
CargoProfesora Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social- UCM. Miembro del Consejo Asesor Sagardoy & Abogados.
PáginasVlex

ANTECEDENTES

Concluido el perÌodo de vigencia inicial de cuatro aÒos del acuerdo interprofesional inmediatamente precedente (Acuerdo Interconfederal sobre NegociaciÛn Colectiva, suscrito el 28 de abril de 1997) sin que las partes firmantes hubiesen utilizado la vÌa de su renovaciÛn de acuerdo con las previsiones de dicho acuerdo en su CapÌtulo V, el Gobierno anunciÛ su intenciÛn de adoptar unilateralmente la reforma del rÈgimen legal vigente para la negociaciÛn colectiva.

La propuesta del Gobierno se interpretÛ como ruptura del marco de 'Di·logo Social' que, iniciado con Èxito desde 1996, se habÌa traducido en un aumento de la 'legislaciÛn negociada' en materia laboral y de seguridad Social. Dicho de otra forma, el contexto en estos aÒos de concertaciÛn y di·logo social habÌa servido para que a travÈs de los acuerdos suscritos, unos por las organizaciones sindicales y empresariales m·s representativas a nivel nacional y otros por dichas organizaciones y el Gobierno, se consesuase las medidas legislativas necesarias en esta materia.

Los acuerdos suscritos eran b·sicamente manifestaciÛn de una 'negociaciÛn legislativa' y las normas eran manifestaciÛn de una 'legislaciÛn negociada'.

En este marco hay que situar al AINC de 1997, que preveÌa la posibilidad de una posterior intervenciÛn normativa, no inmediata ni unilateral, puesto que la misma quedaba condicionada a la propuesta que las partes signatarias de este acuerdo hiciesen al Gobierno en base a las experiencias y resultados que pudieran producirse sin que, por otro lado, se estableciesen en dicho acuerdo referencias concretas y especÌficas a los posibles cambios en la legislaciÛn laboral vigente en materia de negociaciÛn colectiva.

Es cierto que, de acuerdo con el contenido del AINC de 1997, los cambios legislativos podÌan, al menos, intuirse. Si cabÌa calificar al mismo como acuerdo marco para la negociaciÛn colectiva, en el sentido de que su objetivo general era la ordenaciÛn del sistema de negociaciÛn colectiva, materializado en un doble aspecto; a saber, en primer lugar, a travÈs de la delimitaciÛn funcional y distribuciÛn de materias entre los convenios colectivos de sector y los convenios colectivos inferiores (resolviendo, asÌ, los problemas de articulaciÛn y concurrencia entre los mismos); y, en segundo lugar, a travÈs del establecimiento de unos criterios generales para la puesta en marcha y desarrollo del proceso de negociaciÛn. Si Èste era, b·sicamente, su contenido, los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR