El euro incrementa las necesidades de financiación de los ayuntamientos: El impacto del euro en las corporaciones locales (y II).

Desde el punto de vista operativo, el paso al euro puede ser visto como una oportunidad para llevar a cabo un proceso que vaya más allá de la mera adaptación de sistemas, y aprovecharlo para reestructurar a fondo la arquitectura, ampliando la capacidad de procesamiento y/o modernizando sistemas que hayan podido quedar obsoletos.

Con independencia de que las grandes aplicaciones de las corporaciones locales sólo deban operar en euros a partir del 2002, es necesario que todas las comunicaciones con los ciudadanos en las que aparecen importes en pesetas -cobros de licencia de obras, impuestos sobre los vehículos, las entradas de garajes comunitarios...-, suministren a efectos informativos el contravalor del importe en euros.

Una vez seleccionada la estrategia a seguir, se efectuará una valoración de los costes económicos intrínsecos a ella. Además, se deberá establecer un presupuesto que contemple una estimación de los gastos asociados a cada área de costes.

Por último, una vez establecidas las prioridades, fijado el presupuesto y determinado un calendario, deberá dar comienzo la implementación del plan de actuación. En este sentido es necesario resaltar la importancia de establecer mecanismos de control para evitar desviaciones e incoherencias en la aplicación del programa.

Los plazos de que se dispone, así como el tipo de modificaciones a realizar, dependen del calendario fijado y del contenido de las decisiones estratégicas finalmente adoptadas.

Las corporaciones locales deberán, pues, hacer un importante esfuerzo que permita su progresiva adaptación a lo largo de todo el periodo transitorio. De esta forma se evitan cuellos de botella y prisas de última hora, no sólo en la propia Corporación sino en lo que respecta a la prestación de servicios por parte de empresas y proveedores informáticos. La previsible escasez de mano de obra cualificada puede ocasionar problemas y encarecer el coste del servicio, si todas las demandas de actualización se retrasan hasta las proximidades del 2002.

Confección de presupuestos

Los primeros presupuestos en euros serán los del 2002, que habrá que confeccionar durante el último cuatrimestre del 2001.

Muchos presupuestos suelen venir expresados en millones o miles de pesetas. Si se desea mantener una información contable con la misma significación, los presupuestos en euros deberán presentarse, al menos, en diez centenas inferiores. Es decir, los presentados en millones de pesetas convendrá presentarlos en miles de euros y los que vengan consignados en miles de pesetas en euros.

El área de Tesorería va a verse afectada de forma notable en todos sus aspectos, por cuanto los mercados monetarios y de capitales, con cuyos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR