Impuesto sobre Bienes Inmuebles

AutorAlberto Palomar - Javier Fuertes
Cargo del AutorMagistrado y Profesor Titular (Acred.) de Derecho administrativo - Magistrado. Doctor en Derecho

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles es un tributo directo de carácter real que grava el valor de los bienes inmuebles en los términos establecidos en la Ley de Haciendas Locales (Cfr. artículo 60 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales , Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo ).

Contenido
  • 1 Concepto y hecho imponible del Impuesto sobre Bienes Inmuebles
    • 1.1 Bienes y derechos sujetos
  • 2 Exenciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles
    • 2.1 Exenciones legales (previstas en el TRLHL )
    • 2.2 Exenciones legales previa solicitud (previstas en el TRLHL )
    • 2.3 Exenciones bienes sanitarios
    • 2.4 Exención por eficiencia y economía
    • 2.5 Exenciones legales (previstas en otras Leyes – Entidades sin ánimo de lucro)
  • 3 Sujetos pasivos en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles
    • 3.1 Contribuyente
  • 4 Obligaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles
    • 4.1 Inmuebles de características especiales
    • 4.2 Administraciones Públicas
  • 5 Elementos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)
    • 5.1 Base imponible
    • 5.2 Base liquidable
    • 5.3 Reducción base imponible
    • 5.4 Cuota íntegra
    • 5.5 Cuota líquida
    • 5.6 Tipo de gravamen
    • 5.7 Bonificaciones
  • 6 Devengo y período impositivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles
  • 7 Ver también
  • 8 Recursos adicionales
  • 9 Legislación básica
  • 10 Legislación citada
  • 11 Jurisprudencia citada
Concepto y hecho imponible del Impuesto sobre Bienes Inmuebles

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) es un tributo de carácter real que grava al titular de una serie de derechos (y no solo la propiedad) sobre bienes inmuebles rústicos y urbanos y sobre inmuebles de características especiales (artículos 60 y 61.1 del texto refundido de la Ley de Haciendas Locales , TRLHL ).

El art. 62.b) de la Ley 39/1988 establece que “a efectos de este impuesto, tendrán la consideración de bienes inmuebles de naturaleza urbana las construcciones de tal carácter entendiendo por tales los edificios, sean cualesquiera los elementos construidos, los lugares en que se hallen emplazados, la clase de suelo en que hayan sido levantados y el uso al que se destinen, aun cuando por la forma de su construcción sean perfectamente transportables, y aun cuando el terreno sobre el que se hallen situados no pertenezca al dueño de la construcción, y las instalaciones comerciales e industriales asimilables a los mismos, tales como diques, tanques y cargaderos”. De dicho precepto se deduce que el legislador ha querido gravar con el IBI a toda clase de construcciones en sentido amplio, con abstracción de su lugar de ubicación, de su destino, de los materiales que las configuren o de la posibilidad de su traslado. Y se reputan como edificios las instalaciones comerciales o industriales, en la medida en que sean equiparables a los mismos por ser construcciones estables en las que se desarrolle una actividad de las clases citadas, describiéndose, como tales de una forma enunciativa, aunque no exhaustiva, los tanques, diques y cargaderos. El artículo comentado menciona, además, a modo de cláusula de cierre, “las demás construcciones no calificadas expresamente de naturaleza rústica en el artículo siguiente”. Por eso es obvio, como dice la doctrina más generalizada, que el criterio usado por dicha Ley 39/1988 para diferenciar entre las construcciones rústicas y urbanas es el de definir las urbanas con un carácter residual y omnicomprensivo, de manera tal que, salvo las expresamente calificadas de rústicas (calificación que es, en ese punto, taxativa) todas las demás construcciones son urbanas. Sentado lo anterior, es evidente, a la vista del art. 61 de la Ley 39/1988 , que el hecho imponible del IBI, desde una perspectiva material y objetiva, se producirá indefectiblemente siempre que exista un bien inmueble de naturaleza rústica o urbana (de los previstos en los arts. 62 y 63 de la ley 39/1988 ) (Cfr. Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Valladolid, de 29 de febrero de 2000, recurso 377/1998 [j 1] y Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón de 19 de enero de 2000, recurso 235/1997 [j 2]).

Conforme a lo dispuesto en el artículo 15.2 del TRLHL para el caso de que, en cuanto al IBI, los ayuntamientos que decidan hacer uso de las facultades que les confiere esta Ley en orden a la fijación de los elementos necesarios para la determinación de las respectivas cuotas tributarias, deberán acordar el ejercicio de tales facultades, y aprobar las oportunas ordenanzas fiscales .

Bienes y derechos sujetos

Están sujetos al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI):

  • Los bienes inmuebles rústicos
  • Los bienes inmuebles urbanos
  • Los bienes inmuebles de características especiales

Tendrán la consideración de bienes inmuebles rústicos, de bienes inmuebles urbanos y de bienes inmuebles de características especiales los definidos como tales en las normas reguladoras del Catastro Inmobiliario ( artículo 61.3 del TRLHL ).

Norma especial para bienes inmuebles que se encuentran situados en el territorio de varios municipios. Al ser el IBI un tributo municipal se establece, a estos efectos, que el inmueble ubicado en distintos términos municipales “pertenece a cada uno de ellos por la superficie que ocupe en el respectivo término municipal” ( artículo 61.4 del TRLHL ). Afección real del bien en los cambios de titularidad. En los supuestos de cambio, por cualquier causa, en la titularidad de los derechos que constituyen el hecho imponible de este impuesto, los bienes inmuebles objeto de dichos derechos quedarán afectos al pago de la totalidad de la cuota tributaria, en régimen de responsabilidad subsidiaria, en los términos previstos en la Ley General Tributaria ( artículo 64.1 del TRLHL ).

El artículo 61.1 del TRLHL establece que son derechos, sobre esos bienes, que constituyen hecho imponible del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI):

  • De una concesión administrativa sobre los propios inmuebles o sobre los servicios públicos a que se hallen afectos.
  • De un derecho real de superficie.
  • De un derecho real de usufructo.
  • Del derecho de propiedad.

Se trata de una lista cerrada (supuestos sujetos al impuesto), que determina un orden (prelación de supuestos) puesto que la realización, por el orden establecido, de uno de los supuestos (derechos recogidos), excluye (supone la no sujeción) de los siguientes casos previstos.

Así, el artículo 61.2 del TRLHL establece que “la realización del hecho imponible que corresponda de entre los definidos en el apartado anterior por el orden en él establecido determinará la no sujeción del inmueble urbano o rústico a las restantes modalidades en el mismo previstas. En ese mismo precepto se establece una previsión especial para el caso de los inmuebles de características especiales, conforme a la que “se aplicará esta misma prelación, salvo cuando los derechos de concesión que puedan recaer sobre el inmueble no agoten su extensión superficial, supuesto en el que también se realizará el hecho imponible por el derecho de propiedad sobre la parte del inmueble no afectada por una concesión”.

Bienes no sujetos

No se encuentran sujetos al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) los siguientes bienes inmuebles ( artículo 61.5 del TRLHL ):

1) Las carreteras, los caminos, las demás vías terrestres y los bienes del dominio público marítimo-terrestre e hidráulico, siempre que sean de aprovechamiento público y gratuito para los usuarios.

2) Los siguientes bienes inmuebles propiedad de los municipios en que estén enclavados:

  • Los de dominio público afectos a uso público.
  • Los de dominio público afectos a un servicio público gestionado directamente por el ayuntamiento, excepto cuando se trate de inmuebles cedidos a terceros mediante contraprestación.
  • Los bienes patrimoniales, exceptuados igualmente los cedidos a terceros mediante contraprestación.
Exenciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles

El artículo 62 del TRLHL regula las exenciones (de bienes inicialmente sujetos) al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), exenciones que pueden ser:

  • Exenciones legales (previstas en el propio TRLHL )
  • Exenciones legales previa solicitud
  • Exenciones bienes sanitarios (reguladas en la Ordenanza Fiscal)
  • Exención por eficiencia y economía (regulada en la Ordenanza Fiscal)
Exenciones legales (previstas en el TRLHL )

El artículo 62.1 del TRLHL declara exentos del IBI a los siguientes inmuebles:

  • Bienes de las Administraciones territoriales directamente afectos a la seguridad ciudadana y a los servicios educativos y penitenciarios, así como los bienes del Estado afectos a la seguridad nacional
Los que sean propiedad del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las entidades locales que estén directamente afectos a la seguridad ciudadana y a los servicios educativos y penitenciarios, así como los del Estado afectos a la defensa nacional.

El IBI es "un tributo directo de carácter real que grava el valor de los bienes inmuebles" ( artículo 60 TRLHL ), y cuando el artículo 62.1.a) TRLHL dispone que estarán exentos los "inmuebles" del "Estado afectos a la defensa nacional", establece una exención de carácter objetivo, exigiendo únicamente que los inmuebles (1º) sean propiedad del Estado y (2º) estén afectos a la defensa nacional, con independencia de si los mismos son utilizados directamente por el Estado o por una empresa pública, o de si la figura jurídica con la que instrumentaliza su derecho de uso es la concesión demanial. De manera que el objetivo de la prelación de derechos sobre el inmueble objeto de gravamen que establece el artículo 61 TRLHL es, simplemente, individualizar quién es el sujeto pasivo del tributo, que solo puede ser una persona física o jurídica, nunca un inmueble.

[…]

A luz de los anteriores criterios interpretativos, procede estimar el recurso de casación deducido por la representación procesal de NAVANTIA, pues la sentencia recurrida ha interpretado de manera incorrecta el ordenamiento jurídico al negar a dicha sociedad la exención en el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR