Brasil-Haití: Una cooperación para el desarrollo y la reconstrucción

AutorWladimir Valler Filho
CargoJefe de gabinete del Secretario General de Cooperación y Promoción Comercial del MRE.
Páginas80-96

Page 80

Haití es el país más pobre del hemisferio occidental, según datos de Naciones Unidas. El 80% de su población vive por debajo de la línea de la pobreza. Azotado por frecuentes desastres naturales, este pequeño país de apenas 27.750 km2, situado en la cuenca del Caribe, ocupa aproximadamente un tercio de los 75.000 km2 de la antigua isla de La Española, que comparte con la República Dominicana1. Su población se calcula en aproximadamente ochoPage 81millones y está compuesta por un 95% de negros, 4,95% de mulatos y 0,15% de blancos. Un importante porcentaje de la fuerza de trabajo nacional se dedica a la producción agrícola, básicamente en cultivos de subsistencia a pequeña escala.

A partir de mediados de 2000, y con motivo del embargo que se impuso al país por unas supuestas irregularidades en las elecciones legislativas, diversos donantes internacionales, entre ellos los Estados Unidos y la Unión Europea, suspendieron prácticamente toda la ayuda financiera al país. Consecuentemente, su economía se hundió vertiginosamente, hasta alcanzar una tasa de crecimiento negativa del 3,5%. La suspensión de la ayuda exterior y la concesión de créditos implicaron la elevación de los tipos de interés, la falta de inversiones en sectores básicos e infraestructura y un elevado déficit comercial.

Con la crisis generada por las protestas populares que culminaron en la caída del Presidente Jean-Bertrand Aristide, en febrero de 2004, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 1.529, que autorizó la constitución de una Fuerza Multinacional Interina (MIF) (compuesta por tropas de Estados Unidos, Francia, Canadá y Chile, bajo mando de Estados Unidos). Posteriormente, el 30 de abril de ese mismo año, el Consejo de Seguridad aprobó la Resolución 1.542, por medio de la cual fue creada la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), cuyo comando militar le correspondió a Brasil. En lo que tiene que ver con las relaciones bilaterales, Brasil y Haití mantienen relaciones diplomáticas desde 1928, año en el que se abrieron delegaciones recíprocas en los dos países. En 1954, el nivel de representación fue elevado al de Embajada, sin que haya habido interrupciones desde entonces. Incluso durante el gobierno de Raoul Cédras (1991-1994), cuando la mayoría de los países que mantenían embajadas en Puerto Príncipe cerró sus representaciones, Brasil, que retiró a su embajador, mantuvo su misión en funcionamiento por medio de su Encargado de Negocios.

A partir de 2004, las relaciones bilaterales adquirieron una mayor densidad a partir de la decisión brasileña de participar en la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), de la que asumió su comando y a la que envió un importante contingente militar. La Misión tenía como objetivo primordial contribuir a que se consolidase el diálogo político haitiano, con respeto a su soberanía, y evitar que surgiesen nuevos enfrentamientos entre la población, con sus consecuentes pérdidas de vidas humanas. Al conseguir que disminuyese la violencia, se crearon las bases para la reconstrucción del país.

Page 82

La participación de Brasil en la reconstrucción de Haití trata de contribuir en la restauración y el fortalecimiento de la democracia en el país. Además de otras motivaciones y compromisos internacionales, la diplomacia siguió los dictámenes de la Carta Democrática Interamericana, que considera el régimen democrático como un elemento “esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas”. En realidad, el interés de crear un “brazo civil” de la presencia militar en el país se presentó en primer lugar en la Conferencia de Donantes, realizada en julio de 2004, en Washington. En ella, el jefe de la delegación brasileña aclaró que: “Brasil dispone de un significativo conocimiento técnico y soluciones que pueden ser usadas inmediatamente en países que enfrentan desafíos similares. La estrategia de cooperación técnica más destacada que ofrece Brasil, que además no es distribuida como ayuda humanitaria y que tampoco busca el beneficio o está pensada como una cooperación con condiciones, se centra en ayudar a nuestros aliados para que fortalezcan sus instituciones, un componente esencial para la rápida y efectiva transferencia y absorción de conocimiento2.”

Habiendo asumido los compromisos de Washington como parámetro, la Agencia Brasileña de Cooperación del Itamaraty (el Ministerio de Relaciones Exteriores) coordinó, organizó y envió una misión multidisciplinar a Puerto Príncipe en agosto de ese mismo año para identificar las áreas que podrían recibir la cooperación brasileña a corto plazo. A esta misión le sucedieron otras, de carácter sectorial, destinadas a precisar puntos focales para la pronta entrada en funcionamiento de iniciativas que respondiesen a las prioridades indicadas por las autoridades haitianas y que complementaran y profundizaran los campos de actuación e iniciativas propuestas por Brasil.

Como resultado de estas misiones técnicas se desarrollaron catorce proyectos entre los años 2004 y 2006 que ya se encuentran en diferentes fases de implantación, algunos en ejecución, otros en negociación, en diversos campos: dos proyectos en el área agrícola, para el desarrollo de cultivos de anacardos y yuca, en colaboración con la Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (EMBRAPA); un programa de captación para técnicos haitianos del área de defensa civil, en asociación con la Secretaría Nacional de Defensa Civil del Ministerio de Integración Nacional; un proyecto para la promoción de la inserción social a través de la práctica deportiva, en cooperación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Ministerio de Deportes; acciones en el ámbito de la organización electoral y oferta de cooperación en materia de votación electrónica, en sociedad con el Tribunal Superior Electoral (TSE) y con recursos del presupuesto de la ABC por valorPage 83de un millón de dólares para la preparación de elecciones generales; un proyecto en el área de salud, en el sector de vacunación/inmunización, en colaboración con el Ministerio de Sanidad y en triangulación con el gobierno de Canadá; un proyecto en el área de combate a la violencia contra la mujer, en asociación con la Secretaría Especial de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial (SEPPIR), con la participación del Fondo de las Naciones Unidas para Poblaciones (FNUAP); un proyecto para el desarrollo forestal y la recuperación de áreas degradadas, en cooperación con el Ministerio de Medio Ambiente y la Universidad Federal Rural de Río de Janeiro-UFRRJ, en triangulación con España; un proyecto para apoyar la formulación de políticas públicas y toma de decisiones en materia de recursos hídricos, especialmente para usos agrícolas; un proyecto en el área de residuos sólidos, con apoyo del Banco Mundial; un proyecto en el área de comedores escolares (Banco Mundial); un proyecto de construcción del Centro de Formación Profesional, con ayuda del Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (SENAI); un proyecto para la gestión de residuos sólidos en la capital haitiana, con recursos del Foro de Diálogo India, Brasil y Sudáfrica (IBSA), administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); y un proyecto en el área de hortalizas y construcción de cisternas en colaboración con EMBRAPA Hortalizas y EMBRAPA Semi-Desértico, en triangulación con Argentina.

En este ejercicio, Brasil puso en marcha mecanismos innovadores y la formación ofrecida está dirigida tanto a la adquisición de conocimientos por parte de la población (como es el caso del proyecto de formación de líderes comunitarios para la construcción de cisternas, ejecutado en conjunto con Argentina) como al perfeccionamiento de las instituciones públicas (como son los proyectos en las áreas de combate a incendios en aeródromos, defensa civil, combate a la violencia de género).

Además de iniciativas y proyectos bilaterales, Brasil introdujo un mecanismo inédito de triangulación para el desarrollo de proyectos con Canadá, España, Argentina y el Banco Mundial a favor de Haití. Con el Banco Mundial fueron firmados dos acuerdos de cofinanciación para proyectos de comedores escolares y gestión de residuos sólidos, los primeros de su género firmados por esa institución. La primera fase de esos proyectos se completó satisfactoriamente y la segunda fase, que arrancó en el segundo semestre de 2006, beneficia a un número considerable de escolares y vecinos de la favela de Cité Soleil. También se firmó un memorando de entendimiento con el BID, que prevé el estudio conjunto de iniciativas de cooperación en diferentes áreas como, por ejemplo, la creación de notarías de registro civil e inmobiliario. En este momento, se está negociando con Alemania, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización de lasPage 84Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO), para poner en marcha otras acciones conjuntas a corto plazo.

De las iniciativas triangulares cabe destacar el proyecto Brasil-Canadá- Haití en el área de salud (vacunación e inmunización), que tiene como objetivo la organización del sistema de salud pública; la transferencia de técnicas de ingeniería sanitaria y de vigilancia epidemiológica e inmunización, complementadas por acciones transversales en materia de gestión y formación.

Otro proyecto en triangulación es el que han estado desarrollando Brasil y España para la recuperación ambiental de áreas forestales degradadas y la promoción del desarrollo agro-forestal sostenible en la región del río Mapou. El objetivo es plantar 200.000 mudas de especies forestales de rápido crecimiento, lo que hará posible recuperar 150 hectáreas de tierras deforestadas, además de formar a técnicos y productores rurales de cara a disminuir la presión de la acción humana sobre los restos de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR