Los gastos de asistencia médico hospitalaria como daños emergentes indemnizables en el derecho español

AutorPena Lasso, Juan María
Cargo del AutorAbogado - Estratego Consultores

“Además de las indemnizaciones fijadas con arreglo a las tablas, se satisfarán en todo caso los gastos de asistencia médica y hospitalaria...”

Y en el número 7 de dicho apartado se dice:

“Son elementos correctores de disminución en todas las indemnizaciones, incluso en los gastos de asistencia médica y hospitalaria y de entierro y funeral, la concurrencia de la propia víctima en la producción del accidente o en la agravación de sus consecuencias ..”

Por su parte el Real Decreto 7/2001, de 12 de enero por el que se aprueba el Reglamento sobre la responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, al regular los límites cuantitativos del seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria, en su artículo 12 c) limita dicha cobertura a:

“Por gastos de asistencia médica, farmacéutica y hospitalaria: en la cuantía necesaria hasta la sanación o consolidación de secuelas, siempre que el gasto esté debidamente justificado atendiendo a la naturaleza de la asistencia prestada.”

La aparente antítesis entre lo dispuesto por los números 6 y 7 del apartado1 del Anexo de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, puede salvarse con la siguiente interpretación integradora de ambos preceptos:

Dichas normas se insertan en el Anexo de la Ley, dentro del Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, aunque como bien es sabido, con clara vocación expansiva a otros ámbitos de la responsabilidad civil.

Por ello, hemos de entenderlas referidas a ese concreto elemento de la responsabilidad civil, el daño, y no a otros como el titulo de imputación o el nexo de causalidad, que en materia de accidentes de circulación se regulan en el artículo 1 de la LRCSCVM, donde se establece la reducción de indemnizaciones en proporción a la contribución causal de la propia víctima, para todo daño, sin distinción.

Dichas normas regulan la indemnización de los daños emergentes médico hospitalarios, con independencia de si existe seguro o no, o de si este se limita al seguro obligatorio o además incorpora un seguro voluntario. Este es el sentido que cabe extraer del artículo 4.2 de la citada Ley:

“Para fijar la cuantía de la indemnización con cargo al seguro de suscripción obligatoria en los daños causados a las personas, el importe de los mismos se determinará con arreglo a lo dispuesto en el número 2 del artículo 1 (que remite al Sistema del Anexo)....

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR