STS, 11 de Marzo de 2002

PonenteManuel Goded Miranda
ECLIES:TS:2002:1720
Número de Recurso1264/1995
ProcedimientoCONTENCIOSO - 01
Fecha de Resolución11 de Marzo de 2002
EmisorTribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo

D. RAMON TRILLO TORRESD. MANUEL GODED MIRANDAD. JUAN JOSE GONZALEZ RIVASD. FERNANDO MARTIN GONZALEZD. NICOLAS ANTONIO MAURANDI GUILLEN

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a once de Marzo de dos mil dos.

Visto por la Sala Tercera del Tribunal Supremo, constituida por los señores arriba anotados, el recurso de casación que con el número 1.264/95 ante la misma pende de resolución, interpuesto por el Procurador Don Rafael Gamarra Megías, en nombre de Doña Laura , contra la sentencia dictada el 25 de noviembre de 1.994 por la Sala de lo Contencioso- Administrativo de la Audiencia Nacional en el recurso número 938/93, sobre homologación de título de Arquitecta obtenido en la Universidad Piloto de Colombia.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

La sentencia recurrida en casación contiene parte dispositiva que copiada literalmente dice: "FALLAMOS: Estimar en parte el recurso contencioso-administrativo, interpuesto por la representación procesal de Dª Laura , contra la desestimación de su petición de homologación del título de Arquitecto, obtenido en la Universidad Piloto de Colombia; reconociendo a la recurrente la posibilidad de obtener la homologación del título indicado por el español de Arquitecto, previa superación de una prueba de conjunto sobre aquéllos conocimientos básicos de la formación española requeridos para la obtención del título. Sin expresa imposición de costas."

SEGUNDO

Notificada la anterior sentencia, por el Abogado del Estado, en representación de la Administración General del Estado, y por la representación legal de Doña Laura , se presentaron escritos preparando el recurso de casación, que se tuvo por preparado por la Sala, remitiéndose las actuaciones a este Tribunal con emplazamiento de las partes.

TERCERO

Recibidas las actuaciones, por auto de 20 de abril de 1.995 se declaró desierto el recurso de casación preparado por la Administración General del Estado.

CUARTO

El Procurador Don Rafael Gamarra Mejías, en nombre de Doña Laura , presentó escrito de interposición del recurso de casación, en el que, después de exponer los motivos en que se basa, terminó suplicando que se dicte sentencia declarando la anulación de la sentencia recurrida en la parte que condiciona la homologación a una prueba de conjunto, de conformidad a lo dispuesto en el art. 102 30 y 40 de la Ley Reguladora de esa Jurisdicción.

QUINTO

Admitido el recurso, y no habiéndose personado la parte recurrida, se declararon las presentes actuaciones pendientes de señalamiento para votación y fallo, para cuando por turno le correspondiesen.

SEXTO

Habiendo quedado sin efecto el señalamiento para el dia 4 de diciembre de 2.001 por enfermedad del Ponente, para la votación y fallo del recurso se señaló el 5 de marzo de 2.002, en que así tuvo lugar su celebración.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Doña Laura interpuso recurso contra la resolución del Ministerio de Educación y Ciencia de 13 de noviembre de 1.992 que denegó su solicitud de que su título de Arquitecta, obtenido en la Universidad Piloto de Colombia, le sea homologado al título español de Arquitecto, así como contra la desestimación presunta, en virtud de silencio administrativo, del recurso de reposición deducido contra la expresada resolución. La Sala de este orden jurisdiccional de la Audiencia Nacional dictó sentencia el 25 de noviembre de 1.994, por la que estimó en parte el recurso, reconociendo a la recurrente la posibilidad de obtener la homologación solicitada previa superación de una prueba de conjunto sobre aquellos conocimientos básicos de la formación española requeridos para la obtención del título. Frente a dicha sentencia Doña Laura ha promovido el presente recurso de casación.

SEGUNDO

El primer motivo de casación, formulado, como los restantes, al amparo del número 4º del artículo 95.1 de la Ley de la Jurisdicción de 1.956 (L.J.), alega infracción del artículo 4º del Convenio Cultural entre España y la República de Colombia de 11 de abril de 1.953 (publicado en el B.O.E. de 12 de enero de 1.965). La parte recurrente mantiene que la convalidación de títulos que este precepto establece debe ser automática, sin que sea pertinente someterla a la realización de una prueba de conjunto sobre los conocimientos básicos de la formación española requeridos para la obtención del título, como ha exigido la sentencia de instancia.

El artículo 4º del Convenio Cultural de 11 de abril de 1.953 previene que se adopte por el presente Acuerdo la convalidación automática de títulos universitarios entre las dos Altas Partes Contratantes, de forma que quienes se encuentren en posesión de uno que les capacite para el ejercicio de la profesión en el país en que haya sido otorgado, podrán desempeñarla libremente en el otro, siempre que lo autorice la legislación y reglamentación interna del Estado en que haya de ejercerse la respectiva profesión. Como con acierto resulta de la sentencia de instancia, a pesar de que el precepto del Convenio Cultural menciona la convalidación automática de títulos, esta dicción se ve a continuación limitada, cuando se expresa que sólo podrá desempeñarse libremente la profesión de que se trate (en el presente caso la de Arquitecto) siempre que lo autorice la legislación y reglamentación interna del Estado en que haya de ejercerse la respectiva profesión. En este sentido, homologar un título extranjero a un título español supone que el interesado, poseedor del título extranjero, puede ejercer libremente en España la profesión respecto a la cual se ha producido la homologación del título, pero siempre que lo autorice la legislación y reglamentación interna del Estado en que haya de ejercerse la respectiva profesión, en el supuesto enjuiciado la legislación del Estado español.

Conforme a esta reglamentación, representada por el Real Decreto 86/1.987, de 16 de enero, sobre condiciones de homologación de títulos extranjeros de educación superior, dicha homologación puede exigir la realización de pruebas de conjunto sobre aquellos conocimientos básicos de la formación española requeridos para la obtención del título, como establece el artículo 2 y resulta de la resolución del Ministerio de Educación y Ciencia de 13 de noviembre de 1.992 y del dictamen emitido por el Consejo de Universidades en que la misma se funda.

El motivo, por tanto, debe ser desestimado, al no apreciarse que la sentencia de instancia haya vulnerado el artículo 4º del Convenio Cultural de 11 de abril de 1.953, sino que ha procedido a su aplicación e interpretación conforme al ordenamiento jurídico.

TERCERO

El segundo motivo de casación (artículo 95.1.4º) alega indebida interpretación del artículo 96 de la Constitución, según el cual (apartado 1) los tratados internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España, formarán parte del ordenamiento interno y sus disposiciones sólo podrán ser derogadas, modificadas o suspendidas en la forma prevista en los propios tratados o de acuerdo con las normas generales de Derecho internacional; argumentando que el artículo 4º del Convenio Cultural de 11 de abril de 1.953 no podía dejarse sin efecto por la aplicación del Real Decreto 86/1.987.

El motivo debe ser desestimado por la razón ya expresada al analizar el motivo anterior, del que es una reiteración. La sentencia de instancia ha interpretado y aplicado acertadamente el artículo 4º del Convenio de 11 de abril de 1.953, por lo que no cabe que la parte insista sobre la procedencia de la aplicación de los tratados, que no ha sido vulnerada por el fallo del Tribunal a quo.

CUARTO

El tercer motivo de casación (artículo 95.1.4º) alega infracción de la jurisprudencia que resuelve las cuestiones objeto de debate.

También el motivo y, con él, el recurso de casación debe ser desestimado. Se cita en primer lugar una sentencia de la Audiencia Nacional de 11 de junio de 1.990, que no constituye jurisprudencia a efecto de poder constituir el fundamento de un recurso de casación (cfr. artículo 1.6 del Código Civil). En cuanto a la sentencia de este Tribunal Supremo de 26 de mayo de 1.987, se refiere al título de licenciado en Odontología, que ofrece una problemática particular y, por otra parte, ha quedado superada por la más reciente jurisprudencia de la Sala, representada entre otras por las sentencias de 20 de enero y 28 de enero de 1.997, 1 de abril de 1.998 y 28 de junio de 2.000, mencionadas todas ellas en la reciente sentencia de 10 de julio de 2.001 (recurso de casación 9.809/97), relativa a un título de Odontólogo obtenido en Colombia.

QUINTO

Procede declarar no haber lugar al recurso de casación, con imposición de las costas a la parte recurrente (artículo 102.3 de la L.J.).

FALLAMOS

Debemos declarar y declaramos no haber lugar al recurso de casación interpuesto por la representación procesal de Doña Laura contra la sentencia dictada el 25 de noviembre de 1.994 por la Sala de lo Contencioso- Administrativo de la Audiencia Nacional en el recurso 938/93; e imponemos a la recurrente el pago de las costas ocasionadas por el recurso de casación.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, , lo pronunciamos, mandamos y firmamos . PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado-Ponente, estando la Sala celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha, de lo que como Secretario, certifico.

3 sentencias
  • SAN, 4 de Marzo de 2010
    • España
    • 4 Marzo 2010
    ...virtud de la aplicación directa de las normas contenidas en un Convenio bilateral celebrado por España. Así, en la sentencia del Tribunal Supremo de 11 de Marzo de 2.002 , que contempla un supuesto similar sobre la aplicación del Convenio hispano-colombiano, se dice lo siguiente: "El artícu......
  • SAN, 27 de Abril de 2004
    • España
    • 27 Abril 2004
    ...en virtud de la aplicación directa de las normas contenidas en un Convenio bilateral celebrado por España. Así, en la sentencia del Tribunal Supremo de 11 de Marzo de 2.002, que contempla un supuesto similar sobre la aplicación del Convenio hispano-colombiano, se dice lo siguiente: "El artí......
  • SAN, 25 de Noviembre de 2003
    • España
    • 25 Noviembre 2003
    ...en virtud de la aplicación directa de las normas contenidas en un Convenio bilateral celebrado por España. Así, en la sentencia del Tribunal Supremo de 11 de Marzo de 2.002, que contempla un supuesto similar sobre la aplicación del Convenio hispano-colombiano, se dice lo siguiente: "El artí......

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR