Hacia el fin del secreto bancario

Páginas7-8
ABRIL 2013 NUEVA BANCA
© La reproducción de este documento es ilegal.
N
N
NO
O
OR
R
RM
M
MA
A
AT
T
TI
I
IV
V
VA
A
A
Hacia el fin del secreto bancario
Los ministros de Finanzas de los 20 países más poderosos del mundo han llegado por fin a un principio de
acuerdo para luchar contra el secreto bancario. A partir de ahora los intercambios de información bancaria
serán automáticos, poniendo así fin a la época en la que sólo se facilitaban datos de los poseedores de
cuentas en paraísos fiscales a requerimiento del gobierno estado.
Según Daniel Lebègue, presidente de Transparency
Internacional, esta decisión va en el buen camino
puesto que supone haber superado una barrera
hasta ahora infranqueable en la lucha contra el
fraude fiscal. El principal avance es que todos los
estados del G20, incluida China, estuvieron de
acuerdo a la hora de adoptar nuevos estándares
internacionales en el intercambio de información
entre países de forma automática, en lugar de a
petición de algún estado.
Pasos dados
Hasta ahora cada país facilitaba la información
solicitada expresamente por el gobierno de otro
estado, un método que planteaba sin dudas
problemas. Suiza, por ejemplo, responde -de media-
a una de cada dos solicitudes de información y
exigía que los requerimientos fueran
extremadamente precisos. Un sistema que
evidentemente no jugaba a favor de la
transparencia. A partir de ahora, dentro del G-20, el
método será automático y aplicable a todos los
países de este grupo sin reservas.
Sin embargo, no se ha avanzado tanto en otros
parámetros, como por ejemplo en la voluntad de
luchar contra la optimización fiscal excesiva de
algunas grandes compañías internacionales. Sigue
habiendo empresas que pagan mínimos impuestos o
ninguno en países en los que desarrollan
importantes o la mayor parte de sus actividades
económicas o industriales, un hecho que desde
hace tiempo irrita a los países miembros del G-8 o
del G-20.
Durante esta última reunión de los ministros
responsables de las Finanzas en el ámbito del G-20
sí que se acercaron posturas a este respecto,
aunque sin decisiones en firme, y se concluyó que
la OCDE y la Unión Europea estudiarán la situación e
incluso presentarán propuestas en este sentido ante
la inmediata reunión del G-8 el próximo mes de
junio y del G-20 en septiembre.
Respecto a las sociedades 'pantalla', cuyo objetivo
es la creación de estructuras opacas amparadas
bajo el secreto bancario a beneficio de ciertas
fortunas, el G-20 sigue sin tomar postura, aunque
es cierto que existe un grupo de trabajo que estudia
la situación. Para Transparency Internacional se
trata de avances que hay que tomar con cierta
precaución aunque la lucha contra el fraude fiscal se
ha convertido -en tiempos de crisis- en objetivo
primordial de las principales economías el mundo. El
hecho de que David Cameron, líder de un gobierno
británico conservador, haya convertido la lucha
contra el fraude en prioridad dice mucho de la
tendencia que se sigue mientras en todos los países
se está pidiendo a los contribuyentes esfuerzos en
sus contribuciones para restablecer las cuentas
públicas.
En Europa
Asimismo, ante los recientes escándalos de fraude
fiscal, el aumento de la presión ciudadana y el
creciente descontento entre los propios países, que
ven miles de millones evadirse a los paraísos
fiscales, la Unión Europea (UE) ha decido tomar
cartas en el asunto y poner cerco al secreto
bancario. En el actual contexto de crisis económica,
la evasión fiscal se ha convertido en un problema
especialmente delicado para los países de la UE,
que ven como sus arcas públicas se ven privadas de
en torno a un billón de euros cada año, según los
cálculos de Bruselas, una cifra equivalente al
Producto Interior Bruto (PIB) de España.
7

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR