En Francia, el crédito al consumo vía Internet sigue imparable

Al igual que en otros ámbitos, han aparecido actores sólo por Internet -como NetValor, con su sitio 123credit-, mientras que los actores tradicionales han desarrollado varios sitios, como ha sido el caso de Cetelem, Cofinoga o Cofidis. Además, desde el pasado septiembre, la mayoría de los sitios de crédito hipotecario on-line se han diversificado hacia el crédito al consumo, creando una nueva categoría de competidores. Actualmente, el volumen de la actividad realizada gracias a Internet sigue siendo escaso. Cetelem ha declarado, por ejemplo, unos 46 millones de euros, frente a un total anual de 12.000 millones de euros. Sin embargo, los profesionales hablan del fuerte potencial de crecimiento de este segmento.

Cargas reducidas

Según un reciente estudio de BNP Paribas sobre las e-finanzas en Europa, la utilización de Internet para los créditos al consumo permite mejorar en un 25 por ciento el precio de la proposición comercial hecha al cliente, ya que las cargas se reducen notablemente gracias a la tecnología. Por otra parte, la interactividad permitida por Internet constituye un plus importante para el cliente, que puede modificar a su antojo las condiciones de su crédito, sobre todo para el revolving. "Los clientes internautas perciben un autentico valor añadido de servicio y accesibilidad", subraya Catherine Sainz, directora de estudios de Cetelem.

Sin embargo, según los analistas de BNP Paribas, la dificultad de penetración del mercado y la diferenciación del precio representan obstáculos importantes. Los profesionales también lamentan que subsistan numerosas barreras legislativas. "Es imposible conceder un crédito en línea integralmente utilizando una firma electrónica. Hay que seguir recurriendo a documentos en papel", indica Marcel Doucet, director de la red francesa de Cetelem.

Según otro estudio realizado por esta entidad, el 52 por ciento de los clientes internautas esperan un contacto humano, especialmente cuando el crédito solicitado es alto; y al 50 por ciento le preocupa seriamente la seguridad del nuevo canal. Estos frenos pueden explicar porqué los créditos otorgados actualmente a través de Internet no están siendo tan numerosos como se esperaba. "Internet ya se ha convertido en una herramienta comercial imprescindible. Rechazarla sería privarnos de un medio de desarrollo importante. Pero este medio es complementario, por eso lo integramos en una oferta multicanal", añade Doucet.

Prestatarios-internautas: nueva categoría...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR