La formalización de la decisión de plantear la cuestión de incostitucionalidad

AutorMarta Fernández de Frutos

La formalización de la decisión de plantear la cuestión de inconstitucionalidad

Este Capítulo tiene por objeto examinar los trámites que el órgano judicial debe realizar una vez que considere que tiene que aplicar en el curso del proceso una norma con rango de ley de cuya constitucionalidad duda. Concretamente, se trata de establecer cuándo debe iniciar esos trámites, cuáles son dichos trámites y cómo debe realizarlos, así como los efectos que la decisión de plantear la cuestión de inconstitucionalidad tiene en el curso del proceso principal en que esa cuestión se plantea.

En el primer apartado se analiza el momento procesal en que la cuestión de inconstitucionalidad puede ser planteada, teniendo presente que a pesar de que el art. 35.2 LOTC fija un plazo en que el órgano judicial puede adoptar su decisión, la necesidad de aplicar normas con rango de ley de cuya constitucionalidad se dude antes del momento previsto en el art. 35.2 LOTC o con posterioridad al mismo, hace que sea necesario pronunciarse sobre si es posible una lectura flexible del mencionado precepto.

A continuación, en el segundo apartado, se examina el trámite de audiencia previa. Se trata de establecer los supuestos en que el juez debe abrir el trámite de audiencia previa, la finalidad de ese trámite, la forma en que debe celebrarse, los sujetos a los que debe notificarse su apertura, la resolución judicial mediante la que debe abrirse el trámite de audiencia previa, el contenido de esa resolución, y cuál puede ser la decisión del órgano judicial una vez finalizado el plazo de presentación de alegaciones.

El tercer apartado tiene por objeto el análisis del contenido del auto mediante el que el órgano judicial acuerda plantear la cuestión de inconstitucionalidad, teniendo presente que el art. 35.2 LOTC establece que se debe concretar la norma cuya constitucionalidad se cuestiona, el precepto constitucional que se supone infringido, y especificar y justificar en qué medida la decisión del proceso depende de la validez de la norma.

El cuarto apartado hace referencia a la forma en que el órgano judicial debe remitir la cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional, concretamente, cuáles son los documentos que deben ser trasladados para que el Tribunal conozca los términos de la duda de constitucionalidad que se le plantea.

Por último, el Capítulo se cierra con un quinto apartado en que se examinan los efectos que debe conllevar en el curso del proceso la decisión de plantear la cuestión de inconstitucionalidad. Se intenta determinar si la tramitación del proceso debe continuar con independencia de que se haya planteado la cuestión o si el órgano judicial tiene que suspender el curso del proceso hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la cuestión planteada.

1. El momento procesal oportuno para el planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad

El art. 163 de la Constitución no prevé el momento procesal en que la cuestión de inconstitucionalidad puede ser planteada, remitiendo a la ley la regulación de los supuestos y la forma en que se planteará la cuestión, siendo así el art. 35.2 LOTC el que dispone que “el órgano judicial sólo podrá plantear la cuestión una vez concluso el procedimiento y dentro del plazo para dictar sentencia”. Por tanto, la LOTC establece un concreto momento procesal en que la cuestión de inconstitucionalidad ha de ser planteada, limitando la posibilidad de que la misma pueda plantearse en cualquier fase del proceso.

Las razones que motivaron el establecimiento de un determinado momento procesal en el que puede ser planteada la cuestión de inconstitucionalidad, aunque nada se dijese en el debate del proyecto de la LOTC, se conectan directamente con el carácter concreto de la cuestión1, puesto que será en el momento en que el proceso se encuentre concluso y antes de dictar sentencia, cuando el órgano judicial tendrá criterios suficientes para valorar si la norma que pretende cuestionar resulta efectivamente aplicable en el proceso y si de su validez depende el fallo a adoptar. Como ha dicho el Tribunal Constitucional si “la cuestión de inconstitucionalidad se plantea una vez concluso el procedimiento, y antes de dictar la resolución definitiva [es] precisamente para ‹garantizar que el juzgador tenga, a la hora de plantearla los elementos de juicio suficientes para conocer realmente que de la norma que va a cuestionar depende el fallo›” (STC 110/93/2b, ATC 93/99/3).

En consecuencia, lo que sería en principio un mero requisito procesal adquiere una dimensión sustantiva, puesto que la condición de que el proceso se encuentre concluso y en fase de sentencia tiene sentido como elemento que exige una completa formación del criterio judicial sobre la aplicabilidad y relevancia de la norma que se cuestiona, atendido el carácter concreto que define la cuestión de inconstitucionalidad frente al recurso de inconstitucionalidad, actuando así, en palabras de Ribas Maura, “como una especie de cláusula de seguridad ante la obligación de suspender la decisión del proceso a esperas de la necesaria resolución del Tribunal Constitucional”2, que trata de garantizar que no se planteen cuestiones prematuras3, o “para obtener pronunciamientos innecesarios o indiferentes para la decisión del proceso en que la cuestión se suscita” (STC 17/81/1).

Esa dimensión sustantiva es a su vez la que ha motivado que el Tribunal Constitucional haya mantenido, como a continuación se verá, un criterio flexible en orden a controlar el cumplimiento de este requisito, puesto que si bien declara que la cuestión de inconstitucionalidad debe plantearse en el momento procesal previsto en el art. 35.2 LOTC, es posible que el planteamiento prematuro no comporte la inadmisión de la cuestión cuando la posterior tramitación del proceso resulte irrelevante desde el punto de vista de la cuestión de inconstitucionalidad, atendido que ello supondría ir contra un principio de economía (SSTC 8/82/1, 25/84/2c)4. Si la continuación del proceso hasta la fase de sentencia no aportará ningún elemento respecto a la aplicabilidad o relevancia de la norma cuestionada en la decisión del proceso, exigir al juez que plantee exclusivamente la cuestión en el momento procesal fijado por el art. 35.2 LOTC, resulta contradictorio tanto con la finalidad de la cuestión de inconstitucionalidad, como con los derechos e intereses de las partes del proceso principal, puesto que implica diferir innecesariamente la decisión del Tribunal Constitucional sobre la inconstitucionalidad de la norma cuando ello va a condicionar la continuación de la tramitación del proceso principal. Igualmente es posible que el planteamiento en un momento anterior sea necesario cuando la norma que se pretende cuestionar haya de aplicarse en un trámite procesal previo a la fase de sentencia. Por último, hay que señalar que la cuestión de inconstitucionalidad podrá también plantearse con posterioridad al momento procesal que establece el art. 35.2 LOTC, así en la sentencia, en la ejecución de la misma, o en segunda o posteriores instancias.

A continuación, teniendo presente esa interpretación flexible respecto al momento procesal en que puede plantearse la cuestión de inconstitucionalidad, se examinan los diferentes momentos en que, a pesar de la dicción literal del art. 35.2 LOTC, el órgano judicial puede iniciar los tramites para plantear la cuestión de inconstitucionalidad.

1.1. El planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad concluso el procedimiento y dentro del plazo para dictar sentencia

Como se ha dicho, el momento procesal en que el art. 35.2 LOTC prevé que podrá plantearse la cuestión de inconstitucionalidad es una vez concluido el procedimiento y dentro del plazo para dictar sentencia.

De esta forma, y teniendo presente que en principio la cuestión de inconstitucionalidad se concibió, como ya se dijo al examinar el requisito de la relevancia, tanto por el constituyente como por el legislador como un procedimiento que pretendía impedir que el juez hubiese de dictar sentencia aplicando una norma de cuya constitucionalidad dudase, el planteamiento de la cuestión sólo cobra sentido en el momento anterior a dictar sentencia, antes de aplicar la norma que el juez considere que puede ser inconstitucional, porque sólo en ese momento podrá justificar la aplicabilidad y relevancia de la misma, al haber despejado los posibles obstáculos procesales que condicionen la verificación de esas dos condiciones (En este sentido las SSTC 121/90/2 y 110/93/2b).

En consecuencia, atendiendo al régimen jurídico de los diferentes procesos, el órgano judicial sólo podrá iniciar, como norma general, los trámites para adoptar una resolución definitiva sobre el planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad cuando haya concluido las actuaciones procesales que le permitan formarse un criterio respecto a cuál será la decisión del proceso y las normas que aplicará para motivar jurídicamente su sentencia. Así, en el supuesto en que sea un órgano judicial unipersonal, la apertura de la audiencia previa se realizará una vez concluido el procedimiento y previamente a dictar sentencia; y cuando sean órganos judiciales colegiados el momento preclusivo para plantear la cuestión se sitúa antes de votar y fallar la sentencia, pudiendo ser planteada durante la deliberación de la decisión (ATC 17/83/1, STC 189/87/antecedente 1)5.

1.2. El planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad en un momento previo a la fase de sentencia

La cuestión de inconstitucionalidad puede plantearse en un momento procesal previo a la fase de sentencia en tres diferentes supuestos: a. Si debe dictarse una resolución judicial anterior a la sentencia en la que el juez tenga que aplicar una norma con rango de ley de cuya constitucionalidad dude. b. Si en el curso de un proceso penal el Juez de Instrucción tiene que aplicar una norma con rango de ley que considere contraria a la Constitución. c. Si, aun siendo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR