Presupuestos para la fijación conceptual del sujeto: el concepto de "indígena"

AutorMarco Aparicio Wilhelmi
Páginas9-25

Page 9

A) Definición de "indígena"

Como paso previo antes de abordar otras cuestiones, es necesario intentar aclarar qué se entiende bajo la noción de "indígena". Ciertamente, se trata de un tema complejo y debatido, ya que no existen criterios claros y unívocos para clasificar a determinadas personas o colectivos humanos como "indígenas", y en un contexto en que dicha adscripción puede ser origen de consecuencias jurídicas relevantes, se hace especialmente necesaria su delimitación conceptual. En palabras de Stavenhagen1, "la negación del Otro es la primera y más fundamental violación de los derechos humanos. El uso del término "indio" es un típico concepto de la situación colonial ya que reduce la especificidad y la enorme variedad de los pueblos americanos a una sola masa indiferenciada de indígenas explotables y convertibles a la fe". Para evitarlo y desde el enfrentamiento a dicha negación, se tratará de aportar elementos que ayuden a la delimitación, tanto conceptual como de la propia denominación, del sujeto sobre el que este trabajo va a centrarse, evitando en lo posible caer en planteamientos en exceso generalizadores; aunque, y hay que advertirlo desde ahora, las características del presente estudio fuerzan a un tratamiento muy abierto y en consecuencia siempre reduccionista.

En el intento de delimitación conceptual que se está abordando, las aportaciones a las que se puede acudir son diversas. En primer lugar, Crawford2 plantea tres criterios utilizados para la clasificación de una persona como indígena: a) realizando una identificación directamente individual en virtud de la descendencia de personas que de modo incuestionado se reputen indígenas; b) identificando a un grupo como indígena por medio de criterios socioculturales o legales y luego de-Page 10terminar la pertenencia de la persona al grupo; c) identificando un territorio concreto como indígena para a continuación calificar como indígenas a las personas que tengan suficientes ligámenes sociológicos con dicho territorio.

La debilidad del primero de los métodos apuntados no necesita mayor explicación ya que sólo pudo ser manejado en la primera época colonial. Por lo que respecta al tercero, hay que decir que en la actualidad son muchos los casos que en un mismo territorio conviven personas pertenecientes a diferentes etnias, ocupantes "originales" e inmigrantes, con lo que difícilmente puede tratarse de un criterio válido salvo en zonas muy concretas. El método del que se debe partir es el de la identificación primero del grupo para luego atender a los criterios de pertenencia de las personas a dicho grupo. Sucede, sin embargo, que con ello tan sólo hemos dado un primer paso casi insignificante, ya que la dificultad mayor estriba en determinar cuáles van a ser los elementos que nos permitan clasificar a un determinado grupo humano como indígena. Para ello, se pueden proponer, entre otros, los siguientes enfoques3:

  1. Criterios raciales o biológicos: se trata de una perspectiva muy en boga en el siglo pasado pero que fue perdiendo fuerza hasta ser finalmente rechazada por su incapacidad de definir una realidad caracterizada por la inexistencia de grupos racialmente "puros"; grupos cuyas diferencias genéticas no constituyen elemento suficiente para la distinción debido a los procesos de mestizaje.

  2. Criterios socioculturales: una vez descartados los anteriores, los aspectos culturales en sentido amplio se van consolidando como criterios definidores de los distintos pueblos indígenas. Entre los diferentes elementos que engloba esta perspectiva, los y las especialistas vienen subrayando el del idioma; pero lo cierto es que por muy clarificador que pueda resultar en ocasiones, se trata de un criterio no exento de inconvenientes. En primer lugar, no existe consenso respecto al mapa actual de lenguas y dialectos indígenas y, segundo, en algunos casos nos encontramos ante pueblos que pueden haber perdido por completo su lengua original (caso de los kolla en Argentina o guaymí en Panamá) o incluso situaciones inversas en las que, junto a la lengua predominante, se da un uso de lenguas indígenas por personas claramente no indígenas, como sucede en Paraguay, donde el uso del guaraní está ampliamente extendido.

    Page 11

  3. Criterios legales o administrativos: Aquellos criterios empleados principalmente por la normativa e instituciones nacionales que pretenden delimitar los sujetos de sus políticas indigenistas en ocasiones, no siempre, con criterios extraídos de enfoques tanto raciales como socioculturales pero desde un evidente ámbito restrictivo que lleva a poder hablar de la existencia de un criterio nuevo, específicamente "legal" o "administrativo". Así por ejemplo, la Dirección Estadística de Panamá califica a la población indígena como "aquella compuesta por habitantes que viven bajo una organización tribal, en lugares poblados situados en regiones habitadas por ellos y que por lo general hablan un dialecto y conservan sus tradiciones" (dejando fuera miles de indígenas que han emigrado a otras zonas -en especial como mano de obra en la zona del Canal- pero que conservan aún intensos vínculos con su lugar de nacimiento). Otro ejemplo, quizá más significativo de hasta qué extremo puede hablarse de la existencia de criterios meramente "legales" o "administrativos", es el que ofrece una ley chilena de 1972. La citada norma definía al indígena como aquel sujeto que invocase un derecho derivado de un título ancestral de propiedad de tierras. El criterio parte sencillamente de la situación jurídica de las tierras, y de ahí su inconsistencia ya que al cambiar la situación jurídica de dichas tierras, sus antiguos titulares dejarán de ser considerados indígenas, situación que por otra parte se daría sólo ocho años más tarde, cuando en 1980 se promulgó una ley de privatización que incluso, par no dejar ninguna duda, establecía explícitamente que "las reservas dejarán de considerarse tierras indígenas e indígenas a sus dueños o adjudicatarios"4. Este ejemplo es muestra de la inconsistencia del criterio legal o administrativo, y más en general, de aquellas definiciones legales que no hacen referencia a preconceptos del terreno social de los que en muchas ocasiones es inevitable partir cuando se pretende identificar el sujeto de una determinada relación jurídica

    De los tres criterios aportados, sólo el último trata estrictamente de la identificación del sujeto indígena. Por mucho que la identificación realizada en los ejemplos comentados pueda resultar discutible, incompleta o acaso vacía, delimita lo que hay que entender, al menos desde la norma que lo propone, por indígena. En cambio, los otros dos criterios se refieren a la distinción entre etnias en general, sin contemplar el concepto de indigenidad de manera específica. De todas maneras, hay que decir que en cualquier intento de aproximación al concepto de "indígena" la noción de etnia debe ser abordada inevitablemente, como primer paso, con lo que sería un error desechar por completo tales criterios de clasificación.

    Page 12

    En el concepto de etnia se pueden distinguir dos elementos: un elemento subjetivo y otro objetivo5. El elemento subjetivo hace referencia a la existencia de una "conciencia étnica", la conciencia que las personas pertenecientes a una determinada colectividad humana tienen de su especificidad como grupo. El elemento objetivo comprende un conjunto de elementos socioculturales considerados no individualmente sino más bien dentro del concepto de "comunidad de cultura", que representa una especie de unión superior de los distintos componentes culturales, entendiendo "cultura" en un sentido amplio, como conjunto de instituciones y comportamientos colectivos de un grupo humano (todo aquello que hace posible la vida en común como colectividad) al unir a sus componentes en un sistema de valores y una serie de referentes compartidos (lengua, tradiciones, creencias religiosas, costumbres populares, instituciones políticas y jurídicas -modos de propiedad, de modo señalado- y estructura económica -modos de producción y distribución de bienes económicos-).

    La noción de comunidad de cultura, que rechaza la posibilidad de separar la cultura de un pueblo en distintos componentes, recoge uno de los caracteres principales de la llamada "cosmovisión" indígena, que es precisamente esa apreciación o vivencia integral de los distintos fenómenos que desde el pensamiento imperante en la tradición occidental pueden ser separados y aprehendidos individualmente (tal y como ha sido realizado sin ir más lejos en la explicación del párrafo anterior que ha partido del desglose de la cultura de un pueblo en distintos elementos: tradiciones, creencias, costumbres, instituciones políticas y jurídicas, etc.).

    Una vez nos hemos acercado a la noción de etnia, el siguiente paso consiste en introducir criterios que nos ayuden a determinar las características que deben acompañar a una etnia para que pueda ser considerada como etnia indígena. Empezando por la opinión de las propias organizaciones indígenas, hay que citar en primer lugar la expresada por el Consejo Mundial de Pueblos Indígenas6: "Pueblos indígenas son los grupos de poblaciones como los nuestros que, desde tiempo inmemorial, habitamos las tierras en que vivimos, conscientes de poseer una personalidad propia, con tradiciones sociales y medios de expresión vinculados al país heredado de nuestros antepasados, con un idioma propio y con características esenciales y únicas que nos dotan de la firme convicción de pertenecer a un pueblo, con nuestra propia identidad, y que así nos deben considerar los demás". Por su parte, el Consejo Indio de Sudamérica ha afirmado que "Los pueblos indios somosPage 13 descendientes de los primeros pobladores de este continente, tenemos una historia común, una personalidad étnica propia, una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR