Las multinacionales farmacéuticas pueden ser las grandes beneficiadas de la entrada del euro: El mercado único amenaza el negocio de las exportaciones paralelas

La implantación de la moneda única en el ámbito sanitario, a diferencia de lo que sucede en otros sectores como el financiero o el comercio minorista, se producirá previsiblemente de forma suave y progresiva, en lógico paralelismo con el ya señalado proceso de transición pausada elegida por la Administración. Esta es una medida lógica, debido a la naturaleza pública de la gestión y provisión sanitarias en una elevada proporción, su prácticamente nula relación con el exterior, y la inexistencia de razones especiales para que los pacientes surjan la aceleración de la introducción del euro en la Administración sanitaria. Para el resto de los agentes económicos relacionados con el Sistema -personal sanitario, empresas concertadas y suministradoras-, debe tener más interés conocer el calendario de modificaciones de estructura y el momento elegido por la Administración para comenzar a operar en euros que la urgencia con la que se realice este proyecto.

Sin embargo, cabe hacer referencia específica a la repercusiones que la introducción del euro puede tener en un sector de actividad privada, el farmacéutico, fuertemente relacionado con la actividad pública, ya que, aunque en general, esas repercusiones han de ser de naturaleza similar a las que van a afectar a las empresas de otras ramas de actividad, el cambio a la moneda única presenta una problemática particular en el sector farmacéutico que dimana de la regulación administrativa de su actividad.

Una de las cuestiones concretas sobre las que habrá que manifestarse la Administración, afecta al procedimiento a seguir para el paso de pesetas a euros de los precios de venta de laboratorios de las especialidades farmacéuticas, de los márgenes de comercialización de los mayoristas y oficinas de farmacia y, en consecuencia, de los precios de venta al público -IVA incluido-. Existen dos circunstancias cuya conjunción origina la necesidad de una regulación o, al menos, de una clarificación administrativa de esta cuestión:

-los precios de venta de laboratorio de las especialidades son fijados por la Administración y sirven de partida para determinar, mediante la aplicación de unos porcentajes fijos establecidos por decreto, los precios de venta de los mayoristas y los de oficinas de farmacia, que incluyen la aplicación de un tipo de IVA igualmente fijo.

-las reglas de redondeo deben aplicarse al pasar de pesetas a euros.

Ambas circunstancias pueden determinar, por la sola operación del paso de pesetas a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR