Extinción de una comunidad

AutorPlanificación Jurídica

Entendemos que resulta evidente que al quedar uno de los dos comuneros como titular del 100% de la propiedad del negocio la comunidad de bienes se extingue como tal, como además ustedes indican, a pesar de que el negocio subsista a dicha extinción. En este sentido, el comunero que se hace con la titularidad del negocio pasa a explotarlo, según entendemos y al menos inicialmente, en forma de empresario persona física y, por tanto, las operaciones dimanantes de la transacción deben de ser registradas en su calidad de empresario. A partir de aquí, entendemos que se habrá producido una variación en su situación patrimonial que tendrá las adecuadas repercusiones fiscales. Así, por una parte, se habrá desprendido de la titularidad de la participación que ostentaba en la comunidad de bienes al disolverse ésta. Al respecto, el Art. 33.2 de la LIRPF estima que NO existe ganancia o pérdida patrimonial en la disolución de comunidades de bienes o en la separación de comuneros, lo cual se justifica por el hecho de que el comunero ya era propietario de los bienes o derechos que se le adjudican, aunque fuera en régimen de comunidad. En todo caso la ganancia patrimonial existe cuando la disolución se produce por transmisión a terceros. Es decir, cuando los elementos no se adjudican a quien era su antiguo propietario, por lo cual y en todo caso, entendemos que los efectos en su IRPF podrían ser para el comunero que ha transmitido su participación y que no es el caso planteado.

Por otra parte, en cuanto a los elementos empresariales adquiridos por el ex comunero que continúa con la actividad, entendemos que, si en la transmisión de elementos (del 50% correspondiente al otro comunero) se ha contemplado un fondo de comercio, tal como parece que se desprende del contenido de la consulta, (LIRPF, Arts. 16, 28 y 30), entendemos que su tratamiento contable y fiscal es el correspondiente al dado por el TRLIS puesto que a él remite, con carácter general, la normativa del IRPF por lo que se refiere a las actividades económicas en los regímenes de estimación directa y directa simplificada.

Concluyendo, entendemos que la cantidad satisfecha por el comunero deberá considerarse del siguiente modo:

- Como cuentas contables de cargo deberá registrar el importe total de los bienes y derechos adquiridos. Se incluirá el importe del fondo de comercio pactado y satisfecho, que no será amortizable contablemente pero sí fiscalmente con el límite anual general de la veinteava...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR