Un nuevo marco legal para los seguros de crédito a la exportación: Para evitar distorsiones de la competencia entre las empresas europeas.

El pasado 4 de septiembre entró en vigor el Real Decreto 1.327/1999, de 31 de julio, por el que se regulan determinados aspectos del seguro de crédito a la exportación por cuenta del Estado en operaciones de medio y largo plazo.

El reciente Real Decreto completa la introducción en el Derecho interno español de las normas establecidas en la Directiva 98/29/CEE del Consejo, de 7 de mayo de 1998, dictada con la finalidad de armonizar los diferentes sistemas públicos de seguro de crédito a la exportación basándose en principios uniformes. Como su propia exposición de motivos aclara, se trata de evitar distorsiones de la competencia entre las empresas de la Comunidad Europea debidas a las diferencias entre los sistemas públicos de seguros de crédito a la exportación en materia de primas, políticas y elementos de la cobertura.

La Directiva se promulgó al amparo de lo dispuesto en el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, y en particular, en su artículo 113, que permite al Consejo adoptar normas sobre la política comercial común por mayoría cualificada. Sustituye las Directivas 70/509/CE y 70/510/CE referentes a la adopción de una póliza común de seguro de crédito para operaciones con compradores públicos y privados, respectivamente, creando un marco jurídico común para ambos tipos de transacciones.

La norma comunitaria recoge los “Principios Comunes del Seguro de Crédito a la Exportación”, que forman parte de la Política Comercial Común y deberán ser transpuestos por cada uno de los Estados Miembros.

La mayor parte de estos Principios ya regían en el Derecho español, y su plena introducción se logra mediante el Real Decreto 1.327/1999, publicado en el Boletín Oficial del Estado del día 3 de septiembre, cuyo objeto consiste en la regulación de la cobertura por cuenta del Estado del riesgo de crédito en las modalidades de crédito comprador y crédito suministrador, así como el riesgo de resolución de contrato en las operaciones de exportación de bienes y servicios españoles, siempre que la duración de las operaciones sea igual o superior a dos años.

Alcance de las coberturas

La cobertura del seguro no alcanza el riesgo total de la operación, y tradicionalmente el asegurado debía tomar a su cargo la totalidad de la parte no asegurada. Actualmente se permite, con autorización expresa del asegurador, transferir total o parcialmente este porcentaje no asegurado, de modo que la empresa exportadora no deba asumirlo por sí misma en su totalidad.

El...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR