Estudio multinivel de las políticas de empleo juvenil.

AutorPeres Díaz, Daniel

Manuela Durán Bernardino (2022). Estudio multinivel de las políticas de empleo juvenil. Madrid: Editorial Dykinson, 229 pp.

El decurso de las dos últimas décadas ha revelado las profundas contradicciones de un sistema socioeconómico incapaz de cumplir con el ideal de progreso que constituía su leitmotiv. La regla deontológica que situaba en el esfuerzo individual la clave para ascender socialmente se presenta hoy, en el mejor de los casos, como el residuo de una ética del trabajo totalmente desacoplada de la realidad. Como señala Anne Helen Petersen en su excelente libro No puedo más, la generación millennial se caracteriza por la desconfianza en las institucionales sociales y por las expectativas poco realistas del trabajo moderno. El desempleo, el subempleo o sencillamente la inactividad son fenómenos habituales con los que millones de jóvenes que se ven obligados a lidiar todos los días, dando lugar a situaciones habituales de frustración personal y a una pérdida generalizada de riqueza social.

Las cosas como fueren, y más allá de una perspectiva centrada en la crítica cultural, es un dato empíricamente contrastable que existe una asimetría de tipo generacional en el acceso al empleo y en las condiciones de trabajo. Según datos que la autora expone en la apertura de la obra, actualmente hay 64 millones de jóvenes desempleados en todo el mundo y 145 millones de trabajadores jóvenes que viven en la pobreza. En el caso español, las cifran son aún más preocupantes, ya que la tasa de desempleo juvenil se sitúa en el 30,6%, esto es, prácticamente el doble que la media europea. Es este un fenómeno que, al menos en España, responde a múltiples causas "estructurales". En particular, Manuela Durán señala como factores la brecha existente entre las especialidades cursadas y las efectivamente demandadas por las empresas, la precarización del mercado de trabajo -elevada tasa de temporalidad, jornadas a tiempo parcial y bajo salarios- y la inadecuación de las políticas activas de empleo.

Tal estado de cosas se inserta en un contexto más amplio de transformación demográfica, envejecimiento de la población de los países desarrollados y profundos cambios tecnológicos, así como la aparición de nuevas formas de producción y organización del trabajo. Estas exigencias de adaptación a nuevos trabajos y continuos cambios constituyen, allende las fronteras nacionales, un desafío global. En definitiva, "esta situación hace pertinente un estudio científico que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR