Estafa procesal

AutorPlanificación Jurídica

De la consulta, a nuestro juicio, se desprende con claridad un delito de los denominados de estafa procesal, constitutivo del tipo agravado de estafa regulado por el artículo 250.1.2.º del CP, consistente: “en que se realice con simulación de pleito o empleo de otro fraude procesal”.

Como a buen seguro conocerán, esta modalidad agravada de estafa consiste en engañar al juez, provocando en él un error, a consecuencia del cual dispone en su resolución sobre el patrimonio de una parte en forma antijurídicamente perjudicial. Naturalmente, la razón de la agravación está en que la conducta del autor afecta tanto al patrimonio como a la administración de justicia. No coincide, por tanto, la persona del engañado, quien por el error inducido realiza el acto de disposición (el Juez), con quien en definitiva ha de sufrir el perjuicio (el particular afectado), diferenciación de sujetos que se reconoce expresamente compatible con la figura de estafa en el artículo 248.1 del CP/1995, al referirse al “perjuicio propio o ajeno”.

Respecto a este tipo delictivo, nuestro Alto Tribunal tiene declarado, por todas STS 1980/2002, de 9 de enero de 2003, que: “La estafa procesal, reconocida como modalidad agravada de estafa en el artículo 250.2.º del CP/1995, ha sido estudiada ampliamente en la doctrina y la jurisprudencia, se incorporó expresamente al Código Penal en la reforma de 1983, como una figura específicamente agravada de la estafa porque al daño o peligro que supone para el patrimonio del particular afectado, se une el atentado contra la seguridad jurídica representada por el Juez, al que se utiliza como instrumento al servicio de la actuación defraudatoria”.

Jurisprudencia y Doctrina tienen como criterio consolidado y pacífico, que para que se dé el tipo de la estafa procesal es preciso que concurran los elementos característicos de la figura de estafa, es decir:

1) Ha de existir un engaño bastante, requisito esencial que caracteriza a toda clase de estafa, que en estos casos ha de producirse en el seno de un procedimiento judicial.

2) Tal engaño bastante ha de tener por finalidad producir error en el Juez o Tribunal que ha de conocer del proceso.

3) El autor de este delito ha de tener intención (en las estafas procesales propias) de que el órgano judicial que conoce del procedimiento dicte una determinada resolución (acto de disposición) favorable a sus intereses;

4) Tal intención ha de abarcar la producción de un perjuicio ilícito a un tercero, en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR