Encuadramiento dudoso

AutorPlanificación Jurídica

Respondiendo a su pregunta acerca del encuadramiento de un socio con un 90% de las participaciones con la condición de administrador único a título gratuito y cuyas funciones se limitan a las propias del cargo, cabe decir que a tenor de lo establecido en la normativa vigente sólo estaría incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos sí además:

  1. ejerciera las funciones de dirección o gerencia que implique el desempeño del cargo de administrador,

  2. prestara otros servicios para la sociedad a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo de la misma (por vía directa o indirecta).

En caso contrario no procedería su inclusión en el Sistema. Así, la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, de 11-10-1999, declara que el administrador que ejerce, sin retribución alguna, funciones meramente representativas de la sociedad, no reúne los requisitos que para su encuadramiento en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos exige el artículo 2 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, es decir, no se puede considerar que realice una actividad económica a título lucrativo de forma habitual, personal y directa. Por tanto, la actividad de mero titular que ejerce, en el presente caso, el administrador, no da lugar a la inclusión en régimen alguna, tal y como ya hemos indicado, siempre que quede perfectamente acreditado que no hay presencia física habitual en la sede social y que la explotación del negocio ha sido encomendada a terceras personas.

Es cierto que el Tribunal Supremo (en sentencia de 12-4-2005 y siguiendo la doctrina de la sentencia de 7-5-2004) ha entendido que si bien un administrador ejecutivo con una participación mayoritaria en la sociedad, como es la expuesta, aunque su cargo no sea remunerado según sus estatutos, debe estar incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, porque se entiende que el ejercicio del cargo lo es a título lucrativo (término más amplio que el de "remunerado"), de tal forma que la actividad de la sociedad está encaminada a la obtención de beneficios que de hecho se pretenden obtener, no como retribución directa, sino como atribución patrimonial propia de la actividad empresarial. Este mismo criterio es el compartido por la Tesorería General de la Seguridad Social...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR