Demanda de juicio ordinario en acción individual de nulidad de condiciones generales de contratación y reclamación de cantidad. Cláusulas de comisión de apertura, comisión de estudio y comisión de posiciones deudoras

AutorM. Paz Cano Sallares
Cargo del AutorAbogada
Actualizado aMayo 2023

Atención: Este formulario está siendo revisado teniendo en cuenta el Real Decreto-ley 6/2023, de 19 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de servicio público de justicia, función pública, régimen local y mecenazgo cuya entrada en vigor está prevista para el 20 de marzo de 2024.

AL JUZGADO

DON ..............................., Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de ........................... según poder para pleitos que se acompaña/Designa apud acta que se formalizará cuando para ello sea requerido, bajo la dirección letrada ................., abogado colegiado en el Ilustre Colegio de la Abogacía de ............., con el núm. ........... ante el juzgado comparezco y como mejor en derecho proceda, DIGO:

Que mediante el presente escrito interpongo DEMANDA DE JUICIO ORDINARIO EN ACCIÓN INDIVIDUAL DE NULIDAD DE CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN Y RECLAMACIÓN DE CANTIDAD contra:

Parte DEMANDADA:
La entidad ........... SA con domicilio social en ..............., ............... .........., provista de NIF ..............
CUANTÍA de la demanda: INDETERMINADA

HECHOS:

Primero. - Contrato:

Mi representado es titular del siguiente contrato con la entidad demandada.

PRÉSTAMO HIPOTECARIO de fecha ................. ante el Notario D. ................, bajo el número ........... de su protocolo.

Se acompaña como documento núm. 1 copia de la escritura, señalando como ubicación de los originales para el supuesto de que está fuera impugnada de contrario, el protocolo del referido notario.

Segundo. - Condición de consumidor y usuario del actor.

De conformidad con el artículo 3 del RDL 1/2007 de 16 de noviembre por la que se aprueba el Texto refundido de la Ley general para la defensa de los consumidores y usuarios y otras leyes complementarias, y el Art. 2.b) de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, mi cliente, como persona física que actúa en un ámbito ajeno a su actividad empresarial o profesional, tiene la condición de consumidor.

Tercero. - Contrato de adhesión con condiciones generales.

Nos hallamos ante un contrato de adhesión con condiciones generales, no negociadas individualmente y cuya incorporación al contrato ha “sido impuesta por una de las partes, habiendo sido redactadas con la finalidad de ser incorporadas a una pluralidad de contratos”, supuesto que de conformidad con el artículo 59 del TRLCYU queda sometido, no solo a la Ley 7/1998 sobre Condiciones Generales de la Contratación (concretamente en su artículo primero), sino también a la normativa específica de consumidores.

Es obvio, por tanto, que nos hallamos ante unas cláusulas predispuestas, incorporadas al contrato sin que el consumidor haya podido modificar su contenido y que, vienen incluidas en la práctica totalidad de las escrituras otorgadas por la entidad demandada.

Cuarto. - Control de contenido de cláusulas abusivas.

Las cláusulas objeto del presente procedimiento no tienen la consideración de esenciales, ni configuran el precio del contrato. No han sido negociadas con anterioridad a la firma contractual, y han quedado incluidas en el contrato por imposición de la entidad.

De conformidad con el artículo 82, concordantes y siguientes de la vigente Ley de Consumidores y Usuarios, (OPCION ANTERIOR A TRLGCYU: y el artículo 10 bis de la derogada Ley General para la Defensa de Consumidores y usuarios vigente en el momento de los otorgamientos ), se considerarán abusivas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.

Quinto. - Cláusulas objeto de declaración de nulidad:

Salvando la posibilidad de que el propio juzgado estime la nulidad de otras cláusulas, de acuerdo con el obligado control de oficio de cláusulas abusivas, venimos a solicitar la nulidad de las siguientes:

Cláusula financiera ............. Apartado............ COMISIÓN DE APERTURA

Cláusula financiera ............. Apartado.......... COMISIÓN DE ESTUDIO

Cláusula financiera ............Apartado............ COMISIÓN POR POSICIONES DEUDORAS

Cláusula financiera...Apartado............INTERESES DE DEMORA.

Sexto. - Clausula financiera ............. Apartado............ COMISIÓN DE APERTURA

Nos hallamos ante una cláusula no esencial que supone una retribución accesoria y por tanto susceptible de que se le aplique el control de abusividad.

Al respecto de esta cláusula se pronuncia el TJUE en su Sentencia de fecha 16 de marzo de 2023 asunto C-565/21, en los siguientes términos:

En primer lugar, y respecto a la no esencialidad de la cláusula, el Tribunal – haciendo mención a la interpretación estricta que debe realizarse al aplicar el artículo 4.2 de la Directiva 93/13- resuelve:

se opone a una jurisprudencia nacional que, a la vista de la normativa nacional que preceptúa que la comisión de apertura retribuye los servicios relacionados con el estudio, la concesión o la tramitación del préstamo o crédito hipotecario u otros servicios similares, considera que la cláusula que establece esa comisión forma parte del «objeto principal del contrato» a efectos de dicha disposición, por entender que tal comisión constituye una de las partidas principales del precio.

En segundo lugar, y en relación con la transparencia como exigencia y principio rector de las cláusulas, se refiere a que ésta no se limita a la comprensibilidad gramatical, sino al hecho de que el contrato exponga de forma transparente el funcionamiento del mecanismo al que se refiere la cláusula y su relación con otras cláusulas, de tal forma que el consumidor esté en condiciones de evaluar “basándose en criterios precisos e inteligibles, las consecuencias económicas que se deriven para él “.

Y pese que lo anterior no implica que el prestamista esté obligado a detallar la naturaleza de todos los y cada uno de servicios y gastos previstos en las cláusulas, si exige que la naturaleza de los servicios efectivamente proporcionados pueda razonablemente entenderse o deducirse del contrato en su conjunto. Además, el consumidor debe poder comprobar que no hay solapamiento entre los distintos gastos o entre los servicios que estos retribuyen (sentencia de 3 de octubre de 2019, Kiss y CIB Bank, C-621/17, EU:C:2019:820, apartado 43).

Es por ello por lo que reitera la resolución su doctrina sobre el control jurisdiccional de las cláusulas porque, en definitiva, una cláusula que establece una comisión de apertura no cumple automáticamente la exigencia de transparencia.

En definitiva, la STJUE de fecha 16 de marzo de 2023, asunto C-565/21, implica:

Que no se debe caer en la conclusión de que la notoriedad de la cláusula presuponga su claridad y, en definitiva, que supere el control de transparencia.

Que la valoración sobre la claridad y comprensibilidad de la cláusula debe ser tenida en cuenta según la información previa dada por el prestamista en el contexto de la negociación y que en función de esta información podremos valorar si el prestatario ha podido decidir libremente quedar vinculado contractualmente.

Que también debe tomarse en consideración la publicidad dada por la entidad con relación a este tipo de contrato.

Que, para valorar la claridad y comprensibilidad, se puede tomar en consideración la especial atención que el consumidor medio presta a una cláusula de este tipo teniendo en cuenta que impone el pago de una cantidad en el momento de la concesión.

Y, finalmente, se ha de valorar la redacción, ubicación y estructura de la cláusula a fin de determinar si permiten constatar que estamos ante un elemento importante del contrato (que no esencial), pudiendo valorar el prestatario las consecuencias de esta.

En este sentido, concluye la resolución, se deberá comprobar si el prestatario: está en condiciones de evaluar las consecuencias económicas que se derivan para él de dicha cláusula, entender la naturaleza de los servicios proporcionados como contrapartida de los gastos previstos en ella y verificar que no hay solapamiento entre los distintos gastos previstos en el contrato o entre los servicios que estos retribuyen.

Finalmente, la doctrina del tribunal europeo valora la existencia del necesario desequilibrio importante de derechos y obligaciones en detrimento del consumidor, a los efectos de una eventual declaración de nulidad:

En cuanto a la existencia de un posible desequilibrio importante, su examen no puede limitarse a una apreciación económica de naturaleza cuantitativa que se base en una comparación entre el importe total de la operación objeto del contrato, por un lado, y los costes que esa cláusula pone a cargo del consumidor, por otro.

En conclusión, el hecho de que la cláusula esté contemplada en la normativa nacional no puede eximir a la entidad de demostrar que se cumple con dicha normativa:

Debemos considerar que existirá un desequilibrio importante y un menoscabo de la situación jurídica del consumidor cuando podamos constatar que esos servicios que se remuneran son desproporcionados en relación con el préstamo o, en cualquier caso, cuando el consumidor no pueda constatar que responden a un servicio o gasto efectivamente realizado o cuando constate que aquellos quedan cubiertos por servicios inherentes a la actividad de la entidad.

Finalmente, cabe manifestar que, en aplicación de la normativa bancaria y la especial normativa protectora de los derechos de consumidores y usuarios, procede la declaración de nulidad de esta cláusula por los siguientes motivos:

En primer lugar, no estamos ante una cláusula con negociación previa, ni ha habido una información previa necesaria que justifique una determinada cantidad (que, además, acostumbra a ser simplemente un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR