SAP Murcia 25/2007, 22 de Febrero de 2007

PonenteFRANCISCO CARRILLO VINADER
ECLIES:APMU:2007:393
Número de Recurso6/2007
Número de Resolución25/2007
Fecha de Resolución22 de Febrero de 2007
EmisorAudiencia Provincial - Murcia, Sección 1ª

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

MURCIA

SENTENCIA: 00025/2007

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MURCIA

SECCIÓN 001

Domicilio:PASEO DE GARAY Nº5 MURCIA 3º PLANTA PALACIO DE JUSTICIA

Telf :968-229183

Fax :968-229184

Modelo : 00120

N.I.G. : 30030 37 2 2007 0100128

ROLLO : APELACION PROCTO. ABREVIADO 0000006 /2007

Juzgado procedencia :JDO. DE LO PENAL N. 1 de MURCIA

Procedimiento de origen :JUICIO RAPIDO 0000351 /2006

RECURRENTE : Carlos Jesús

Procurador/a :HORTENSIA SEVILLA FLORES

Letrado/a :RAMON RODRIGUEZ COSTA

RECURRIDO/A :

Procurador/a :

Letrado/a :

S E N T E N C I A NÚM. 25/2.007.

ILMOS. SRES.

D. FRANCISCO JOSÉ CARRILLO VINADER

PRESIDENTE EN FUNCIONES

D. ANDRÉS MONTALBÁN AVILÉS

D. ÁLVARO CASTAÑO PENALVA

MAGISTRADOS

En la ciudad de Murcia, a veintidós de febrero del año dos mil siete.

Habiendo visto en grado de apelación la Sección Primera de esta Audiencia Provincial el Juicio Rápido que por delito de agresión sexual se ha seguido en el Juzgado de lo Penal número Uno de Murcia con el número 351/06, y antes en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número Uno de Murcia como Diligencias Urgentes número 313/06 contra Carlos Jesús, habiendo sido partes en esta alzada el Ministerio Fiscal que actúa como apelado, así como el acusado que lo hace como apelante, representado por la Procuradora Sra. Sevilla Flores y defendido por el Letrado Sr. Rodríguez Acosta, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. FRANCISCO JOSÉ CARRILLO VINADER que expresa la convicción del Tribunal.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

El Juzgado de lo Penal dictó en las referidas Diligencias sentencia con fecha 31 de mayo de 2.006 sentando como hechos probados los siguientes: " Que el día 20-5-06 Carlos Jesús se personó en el domicilio de su ex-pareja sentimental Verónica, con evidentes ánimos libidinosos, y una vez en el interior se desnudó proponiéndole a aquélla tener relaciones sexuales, y ante la negativa de ésta, procedió a cogerla por los brazos, empujarla encima de la cama y a colocarse sobre ella, causándole con todo esto unas leves lesiones, que sólo necesitaron para su curación la primera asistencia facultativa, y no reclamando por ello nada la perjudicada".

SEGUNDO

Estimando el Juzgador recurrido que los referidos hechos probados eran constitutivos de delito, dictó el siguiente "FALLO: Que debo condenar y condeno a Carlos Jesús como autor criminalmente responsable del delito de agresión sexual, ya definido, a la pena de un año de prisión, con la medida de alejamiento y no comunicación con la víctima por tiempo de dos años, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y la imposición de las costas del presente procedimiento ".

TERCERO

Contra tal sentencia en nombre y representación de Carlos Jesús se dedujo en tiempo y forma recurso de apelación, fundamentándolo en infracción de normas del ordenamiento jurídico.

El Ministerio Fiscal en igual trámite impugnó el recurso, solicitando la confirmación de la sentencia recurrida.

CUARTO

Teniéndose por interpuesto el recurso en ambos efectos, se remitieron por el Juzgado las diligencias originales a esta Audiencia, en la que se formó el oportuno rollo con el número 6/07, dictándose sentencia sin celebración de vista, tras ser sometidas en el día de hoy a votación y fallo.

ÚNICO.- No se aceptan los de la sentencia apelada y, en su lugar, se declaran como tales que el día 20 de mayo de 2.006 Verónica presentó en la Comisaría de Policía de Murcia una denuncia por agresión sexual, con resultado de unas leves lesiones, contra Carlos Jesús, quien había sido su compañero sentimental con el que había estado conviviendo hasta días antes. Al acudir la denunciante ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer no ratificó dicha denuncia, acogiéndose al art. 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Se condena al acusado a las penas de referencia como autor de un delito de agresión sexual a quien había sido su pareja de hecho, basándose para ello en la testifical de la víctima en el acto del juicio, pues anteriormente se había negado a declarar en el Juzgado instructor, acogiéndose a su derecho a no hacerlo conforme al art. 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Contra dicha sentencia plantea recurso de apelación el condenado, sosteniendo que hay infracción de normas, pues en el testimonio de la víctima hay falta de persistencia en la incriminación, ya que no ratificó la denuncia hecha en Comisaría cuando compareció en el Juzgado, y en la vista del juicio dijo que no quería que le pasase nada al acusado y que su deseo era que el caso se archivara. Por otra parte, no hay delito de agresión sexual, como dice el parte de urgencias donde fue atendida, al no existir lesiones propias de tal conducta, deduciéndose de ello y de la inexistencia de ropa rasgada, que no hay prueba del delito por el que se le condena. Por todo lo expuesto, interesa que se dicte nueva sentencia por la que se le absuelva.

El Ministerio Fiscal se opone al recurso y entiende que el testimonio de la víctima durante el acto del juicio es prueba de cargo bastante.

SEGUNDO

Cuestiona el apelante el testimonio de la denunciante en cuanto a su credibilidad, por la falta de persistencia en el mismo al no haber querido declarar ante el Juzgado instructor, además de decir ante el Tribunal que no quería que le pasara nada y que no interesaba orden de protección. Por otro lado, viene a plantear, no de forma directa, que el testimonio de la víctima es forzado, pues ante el Juzgado de lo Penal sólo declaró porque se le advirtió de la obligación de decir verdad y de que, caso de no hacerlo, podía incurrir en delito de falso testimonio, lo que suscita el tema de la aplicación o no del art. 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal a la persona que ha convivido more uxorio con el denunciado, precepto que impone la necesidad de advertir previamente al testigo de la excusa a la obligación de declarar.

Evidentemente, la literalidad del precepto no contempla el supuesto de convivencia de hecho, y ello es lógico, pues el artículo no se ha modificado desde 1.882 y las razones entonces motivadoras del mismo han variado sustancialmente.

En la actualidad, aunque hay alguna sentencia aislada de Audiencias Provinciales declarando que no es de aplicación, la mayoría de la jurisprudencia menor se muestra conforme con incluir entre los supuestos que dispensan de la obligación de declarar ante los Tribunales la de tener o haber tenido una relación sentimental con el inculpado. En tal sentido las sentencias de 11 de octubre de 2.005 de la Audiencia Provincial de Murcia (Sección 5ª), 23 de enero de 2.006 de la A. P. de Santa Cruz, de 17 de febrero de 2.006 de la A. P. de Tarragona y de 1 de marzo de 2.006 de la A. P. de Soria.

Las razones que se invocan para ello son múltiples. Así, se pone de relieve que la actual regulación del Código penal establece que no existe obligación de denunciar o impedir la comisión de un delito por parte de la persona a la que se esté ligado de forma estable por una relación de análoga significación al matrimonio (art. 451,1 ), ni de acudir a la autoridad o a sus agentes para impedirlo (art. 452,2 ), como tampoco está sancionado el ayudar a tales personas a eludir la investigación de la autoridad o sus agentes por la presunta comisión de un delito, o a sustraerse a su busca o captura, o auxiliarles ocultando, alterando o inutilizando el cuerpo, los efectos o los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR