La delimitación del objeto del proceso

AutorManuel Richard González

El recurso de apelación se puede interponer tanto como apelación principal, como por vía de adhesión[1];pero siempre de forma expresa[2].

Toda petición oportunamente deducida y desestimada en primera instancia, sea acción o excepción, ora afecte al fondo, ora al procedimiento puede ser objeto de impugnación principal o adhesiva [3].

El ámbito del recurso quedará determinado por la impugnación efectiva de las partes que con su recurso delimitan el objeto del proceso en la alzada, y por la entrada de nuevos hechos a través de las denominadas concesiones al «ius novorum». En consecuencia, es de gran importancia la perfecta delimitación de la impugnación a fin de precisar el «quantum» de objeto procesal que se devuelve al Tribunal de segunda instancia[4].

Sin embargo, no es fácil en nuestro sistema de segunda instancia determinar con precisión cuál sea el ámbito de impugnación del recurrente, y cuáles sean aquellos pronunciamientos que por no impugnados no son objeto del proceso en segunda instancia[5].

A estos efectos, en este capítulo vamos a analizar los distintas cuestiones que se relacionan con el objeto del proceso en segunda instancia, partiendo del análisis de la sentencia sometida a recurso.

-------

[1] Véase ROCCO que en el ámbito de la doctrina italiana distingue entre impugnación principal, incidental y adhesiva. La principal, se constituye en impugnación independiente de cualquier otra, interpuesta contra la misma sentencia. La incidental, presupone la previa impugnación de la parte adversa (ROCCO, Tratado de Derecho procesal, ___, ob.cit., pág 318). En el mismo sentido CHIOVENDA, Principios de Derecho Procesal, ob. cit., pág 536.

[2] V. la STS 5 marzo 1990 ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR